Avanzar

Llevaba tres días en Islandia y ya había visitado la mayor Iglesia del país, el parlamento, Laugavegur así como la casa de verano donde Reagan y Gorbachov sentaron las bases del final de la Guerra fría.

Esa misma tarde me encontré deambulando por las estrechas callejuelas del centro, yendo sin rumbo, como tantas veces había visto a los inmigrantes subsaharianos en España, esperando no se sabe muy bien el qué, un apartamento, un trabajo, amigos, algo que les hiciese creer que el sueño europeo era verdad…
Paré en seco, abrí la puerta de un café y pedí una cerveza a la camarera.
Saqué una pluma azul del bolsillo y mientras esperaba garabateé en mi brazo “La acción es el camino más corto entre dos puntos”, “Encuentra alojamiento y trabajo”.
Encendí mi portátil, di un sorbo a la cara y horrible cerveza y envié diecisiete e-mails a arrendadores y agencias de empleo.

Cuando me levanté al día siguiente tenía 11 respuestas, 9 me confirmaban que la habitación ya había sido alquilada, pude comprobar posteriormente que era verdad y no me mentían, en otra me animaban a visitar el edificio, y en la restante un miembro del staff de una de las agencias de empleo me pedía que acudiese a sus oficinas en Reykjavik.
Esa misma tarde fui a ver la habitación, estaba a unos 15 minutos a pie del centro, en un agradable barrio y una excelente zona, los arrendadores, una simpática joven pareja islandesa, aceptaron alquilármela a buen precio.

Estaba avanzando.

3 comentarios:

jose dijo...

Ajá! 1 de 2, felicitats! ahora a encontrar curro, no creo que se resista, ánims!

oria dijo...

Hola, ¿me podrías pasar las webs para buscar alojamiento y agencias de empleo para ponerlo en los links islandeses que tengo? Es que serían muy útiles ya que de vez en cuando me escribe gente preguntándome por ello.

Saludos y mucha suerte en tu aventura.

Mister Floppy dijo...

Gracias

En el momento que encuentre trabajo te las envío, sería presuntuoso por mi parte hacerlo antes.

Un saludo y gracias de nuevo

Publicar un comentario