"Eres un tío de puta madre"

 Justo cuatro años atrás me encontraba sentado en un sillón de un apartamento de Madrid, en el centro de la estancia, Luis, uno de mis amigos, no podía contener el llanto, a su alrededor nos situábamos los demás, algunos consolándole para que superara la crisis de ansiedad que padecía.

Jaime se levantó de la silla y se puso de cuclillas para nivelar sus ojos a la altura de los de Luis, le colocó una mano en el hombro y dijo: “No te hundas, ya llevas casi seis meses así, es solo una chica, quiérete un poco, eres un tío de puta madre”, hizo una pausa y repitió: “Eres un tío de puta madre”.
Luis continuó llorando en silencio unos segundos y por fin dijo: “No puedo… no puedo olvidarla”, Jaime levantó un poco el tono de voz interrumpiéndole, “Entonces lucha por ella, pelea, trata de recuperarla, mándale flores, escríbele una carta, dile que la quieres, pero haz algo…”, Luis amagó un intento de contestación pero su voz se entrecortaba, cogió aire, “Me he arrastrado mucho y ella no para de repetirme que solo me quiere como amigo” , “Creo que está con un chico, sale con alguien…solo el hecho de imaginármela con un hombre en la cama me revuelve el pecho”, Roberto se levanto de su silla en ese momento y se unió a Luis y Jaime, entonces dijo “Igual que ahora está con otro tal vez en unos meses esté otra vez contigo, las mujeres solo aprecian las cosas cuando las pierden, recuérdalo siempre”, continuó “Eres un tío de puta madre, dejále entender que tú siempre estarás ahí si ella decide volver”.

Continuaron consolándole unos minutos más, yo decidí que ya tenía bastante, mucho más después de haber oído lo mismo durante los últimos seis meses, esa sarta de lugares comunes reconvertida en consejos me ponía enfermo. Me levanté del sillón para irme, cogí la chaqueta y Luis preguntó, “Dashiell, ¿Qué puedo hacer?....”, pensé en dar o no mi opinión, nunca había comentado nada al respecto desde que ella le dejó.

Caminé hacia él, le toqué la cara ligeramente y dije “Eres un tío de puta madre……” hice una pausa, “Eres genial y ella lo sabe, vas a estar ahí como el luchador que eres, esperando tu oportunidad.
Esta noche su novio la llevará a su apartamento, la tirará sobre la cama y le separará las piernas antes de metérsela despacio y profundamente, luego ella le arañara la espalda y pedirá que lo haga con fuerza, se pasarán la noche follando mientras los vecinos oyen el cabezal de la cama rebotando contra la pared” Luis trató de decir algo pero no pudo, tenía la expresión bloqueada, proseguí: “Eres un tío de puta madre, joder, la mereces de verdad, tal vez dentro de poco se aburra de su novio, ahora, probablemente, le desabroche la cremallera y le pase la lengua por la polla mientras sonríe y él gimotea, entonces su novio la agarrará del pelo para que se la chupe más rápido y ella lo hará con alegría” sonreí tiernamente y continué “joder, las personas valoramos eso, a la gente que está ahí, y tú vas a estarlo por si a ella le sale mal esa historia….eres un tío DE PUTA MADRE”.
Luis tenía la cara desencajada, Jaime y Roberto me miraron sin saber que decir, yo, por mi parte me despedí y caminé hacia la calle.

Dos semanas después encontré al compañero de piso de Luis en una cafetería, me saludó mientras se sentaba a la mesa y empezamos a charlar, él preguntó “Oye, ¿has visto a Luis últimamente?”, “Hace 15 días charlamos un rato” contesté. Sonrió como solo lo hacen las personas que van a hacer una confidencia…”No te lo vas a creer pero el lunes metió todas las cosas de sus ex en una caja y la prendió fuego al lado del balconcillo de la lavadora, tanto dar por saco con su ex y ahora de repente va y se enrolla con Ángela todo ciego, ¿Te lo puedes creer?”

“No”, respondí, “es sorprendente”.

Años después una llamada me despertaba en un hotel de Reykjavik, era Luis, invitándome a su
boda.

6 comentarios:

MAR. dijo...

Increíble lo que se aprende leyéndote... No te puedes hacer una idea.

Enhorabuena por ser poco común.

Mar.

Manu dijo...

Como siga leyendo tu blog...te voy a elevar a los altares....esta historia me ha abierto los ojos...a mi me ha pasado algo parecido que arrastro hace años...este fin de semana quemo todo lo de mi ex....Gracias por contarlo...

Como dicen antes...lo que se aprende contigo...jooooder!!

Un saludo agradecido desde Sarria, Galicia.

Solo por este post TIENES UNA NOCHE DE COPAS PAGADAS en Sarria cuando vengas por estas tierras galaicas. LO JURO.

Mister Floppy dijo...

Un saludo para ti Manu y gracias por tus palabras de nuevo, se agredece la amabilidad.

Mar. dijo...

Manu, te voy a hacer una pregunta: ¿Quemaste realmente ese fin de semana todas las cosas de tu ex?

Te lo digo porque yo estoy pasando las consecuencias de una ruptura. No me engaño, se que es una ruptura definitiva, lo tengo muy claro. Pero me siento muy cómoda manteniendo mi habitación como está y como ha estado durante 7 años. Si empiezo a quitar de mi habitación cosas de mi ex, se queda vacía. Es un impacto demasiado grande, imagino que no es el momento.

Me interesa tu respuesta.

Mister Floppy dijo...

Espero que Manu pueda responderte.

Un saludo.

Mar. dijo...

Imagino que no contesta porque es difícil verlo, al ser un post tan antigüo. En cualquier caso, da igual. Cuando sea el momento, lo tendré claro.

Publicar un comentario