Veikleiki og hungur


Empecé a sentir como me ardía la garganta, sabía que en el alféizar de la ventana había dejado un poco de agua, necesitaba beberla para calmar esa horrible sensación.
Traté de incorporarme desde el suelo pero no pude hacerlo...

Suspiré..

Debía encontrar una manera para conseguirlo, fui arrastrandome hasta una esquina como un soldado en medio de una trinchera, puse mi espalda contra la pared y agarrándome al pomo de la puerta conseguí enderezar mi cuerpo en el aire, me había incorporado.
Noté de inmediato mi debilidad, la clase de debilidad que solo puede provocar la mezcla de sueño, hambre y frío, llevaba tres, tal vez cuatro días ingiriendo menos de 1200 calorías por jornada, durmiendo cinco horas y sintiendo el viento helado del país en el que había elegido vivir.

Nadie excepto yo era el responsable de esa situación.

Caminé hacia la ventana, sentí cuchillos clavándose en cada una de mis articulaciones.
El agua no calmó por completo mi sed pero hizo desaparecer en parte esa horrible sequedad que me martilleaba.
Me dejé caer sobre el saco de dormir, necesitaba recuperar fuerzas, estuve dando vueltas durante una hora dentro de él en un estado febril y brumoso.

Sonó el móvil.

La responsable de recursos humanos del servicio estatal de correos de Islándia estaba al otro lado de la línea, tras un intercambio de saludos y una mínima presentación preguntó en inglés:

“¿Hay algún problema para que te entreviste dentro de dos horas?

“Ninguno” contesté...

“Muy bien, dentro de dos horas nos vemos en nuestras oficinas centrales”, dijo despidiéndose.

“Muchas gracias”, cerré por mi parte.

Cómo iba a conseguir ducharme, afeitarme, cambiarme, llegar hasta la parada de autobus, y recorrer el trayecto de media hora más los diez minutos caminando hasta la sede central de correos en el estado en el que me encontraba era algo que iba más allá de mi imaginación.
Estaba boca arriba en el suelo, me tapé los ojos con las manos y suspiré, me dí dos bofetadas en la cara y caminé a gatas hasta la puerta del armario. Cogí mis enseres de aseo y salí de mi habitación, el aire frío del pasillo me golpeó en la cara con fuerza.

Me lavé y afeité a toda velocidad, volví a la habitación, escogí la ropa que iba a ponerme, pantalones, camisa, corbata, jersey y bufanda, el frío de la calle aconsejaba el chaquetón de plumas pero el abrigo era más elegante, me decidí por éste.

Miré el reloj, faltaban 55 minutos.

Salí afuera con un mapa y caminé unos minutos hasta encontrar un autobus cuya línea me dejase cerca de la sede de correos.
Pude dar con él tras husmear un poco, solo quedaba esperar. Tardó diez minutos en aparecer.
Durante el trayecto no dejé de mirar el reloj cada vez que el autobús se detenía en una parada, cuando lo hizo en la mía salí corriendo de inmediato, corrí y corrí sobre la mezcla de nieve y barro que cubría las aceras, toda una temeridad.

Vi a lo lejos la sede de Correos, apreté el paso y llegué dos minutos antes de la hora fijada para la cita.
No entré hasta recuperar el resuello, cuando lo hice abrí la puerta y pregunté sonrientemente por la responsable de recursos humanos.
Nos sentamos en su despacho y comenzamos a hablar.

Tras 20 minutos el trabajo era mío, estaba tomando las riendas.

12 comentarios:

Manu dijo...

Mi más ferviente enhorabuena!!! Dos preguntas que me inquietan:
1- ¿Con el inglés basta para desenvolverse en Islandia?
2- ¿en que vas a trabajar? por lo de tu formación y eso...es que me intriga....

Un saludo y ENHORABUENA DE NUEVO..por vivir tu sueño y no esperar a que otros te impongan el suyo.

Mar. dijo...

Sí, nada es coser y cantar... era previsible. Pero conseguirás lo que te propongas, lo sabes.

Cuídate mucho, por Dios. Eres un triunfador, me alegro muchísimo.

Mar. dijo...

Por cierto, sabía que ibas a conseguir trabajo antes de la fecha que te marcaste. Y mira, lo has conseguido... ¡genial!

Anónimo dijo...

Felicidades por el trabajo, sigo tu blog interesante, :) saludos desde Coruña. Tere

motera dijo...

Enhorabuena!!! ;)
Poco a poco el que persevera consigue sus metas.
Me alegro que ya tengas casa y trabajo, ahora a por lo siguiente..., por cierto que es lo siguiente?

saludos Dashiell y te deseo un "poco" de suerte, que ganas ya veo que le pones y yo creo que eso es lo mas importante de todo.

Álex dijo...

Það var ekkert.

Anónimo dijo...

enhorabuena, me encanta tu manera de escribir.

Mister Floppy dijo...

Muchas gracias por los animos, Tere, MAR Y "Anónimo".
Manu, respecto a tus preguntas, si, con el inglés es suficiente para muchos trabajos no cualificados así como labores de informático, doctor, enfermera, arquitecto o ingeniero, el resto de profesionales, muchos, necesitan islandés.
Voy a trabajar de cartero.
Un saludo, espero que sigas el blog es un placer leeros.

Mister Floppy dijo...

Hola Alex, respecto a ti, tengo que agradecertelo personalmente..

Un saludo!

Queribus dijo...

Enhorabuena por el trabajo!!

Me alegro mucho por tí.

Mister Floppy dijo...

Gracias Queribus !

Anónimo dijo...

Muchas felicidades!!
Aunque ya seguro, estes asentado en tu trabajo.
Cuentanos tu experiencia como cartero, tiene que ser curiosa.

Un saludo. ana

Publicar un comentario