Realidad y mito en Islandia I


Cada cosa que dices, como vistes, con quien te mueves, a donde vas...

Todo habla de ti....

Y eres juzgado por ello....

Conocerás a una chica, la invitarás a cenar, su falta de modales en la mesa encenderá el bloc de notas de tu cerebro para subrayar un comentario negativo...

Muestra inseguridad pero al darle confianza te la devuelve, empieza a hablar largo y tendido señalando de pasada que tuvo un asunto con un casado o que sufre depresiones o que carece de fuerza de voluntad...

Todo el mundo cava su propia tumba si habla lo suficiente.

Conocerás a otra chica, habrás dejado impoluto el coche y ella llevará su mejor lencería, ninguno de los dos lo hacéis a diario pero existe el deseo de mostrar la mejor cara de uno mismo en caso de que todo avance.

Y en ese estado de cosas ella dirá que lo ha pasado bien y tú contestarás lo mismo aunque sabes que nunca más vas a llamarla o que tal vez ella no te llame a ti...

Tal vez también escribió en su cerebro que eres frío, cínico o que careces de ideales...

Tal vez también tenía un bloc de notas en la mente.

Irás a trabajar y uno de tus compañeros te mostrará su nuevo teléfono porque sabe que dice algo de él, y a su lado la secretaria, como siempre, repite en cada ocasión lo inteligente que es, reafirmando ante los ojos de los demás la inseguridad que desprende.

"Islandia es una sociedad igualitaria" me dice alguien.

Sonrío.

Él continúa.

"No hay clases ni la gente juzga a los demás"

Sé que no es verdad, llevo el suficiente tiempo en el país para poder interpretar la información, el mensaje de cada acto.

Sé que una persona que nunca sale de Reykjavik no necesita un todoterreno de 60.000 euros.

Sé que una persona que gana 150.000 krs al mes y tiene un trabajo no cualificado no necesita un Iphone.

Sé que cuando te preguntan ¿Dónde trabajas? te están preguntando ¿Cuánto ganas?".

Sé que un inmigrante pobre no es visto con los mismos ojos que un ejecutivo nacional.

Y lo sé porque todo el mundo, aunque quiera mentirse, lo sabe.

Las personas son como bienes en el mercado, cada una de ellas con unas características asociadas, al igual que un motor fabricado en Alemania no desprende la misma imagen que otro de India o Zimbawe, tampoco lo hará el que en el pasaporte se especifique Italia en vez de Afganistán.

"Es una sociedad en la que los ciudadanos no juzgan a los demás" repite la afirmación.

Asiento, aunque mentalmente corrijo.

"Es una sociedad en la que uno no entra en la vida de los otros".

No es lo mismo.

Cuanto más duro es el vector que empuja hacia la paridad más fuerte es la reacción para conseguir un lugar propio en el mundo, para diferenciarse del resto...y un ser humano solo busca igualar cuando sale ganando en el reparto...

17 comentarios:

oria dijo...

Clap, clap, clap.

¡A sus pies!

Cata dijo...

Estamos conectados...
El problema es pretender vender la moto, con el tiempo, con algo mas de confianza, la realidad sale a la luz... y entonces nada vale... ni el todoterreno, ni el iphone, ni la lencería...

Manu dijo...

Si señor, Dashiell, si señor. A ti te pasa como a mi, que eres capaz de ver el mundo desde fuera y destriparlo para analizarlo y se alguien se lo merece...contarselo...porque sabes que lo entenderá...a otros les entrará el miedo y te dirán cariñosamente "estás como una cabra"...o pasarán de ti si no te conocen pensando "¿que narices dirá este tronado?"...otra cosa es la manera o no de contarlo....si te hierve la sangre....despiporrarás como yo a veces en mi blog y si tienes un día tranquilo....seás sutil cual serpiente en un suelo de canicas...irás a lo tuyo.

Después de este analisis (madre de cristo!!...como se me va la pinza...es que me acabo de leer)...decirte una verdad a la hora de preguntarle a alguien en que trabaja ... además de por el sueldo, ganancias, benficios, etc, etc....yo digo que la gente solo lo pregunta porque en los genes está ...querer demostrar que eres mejor que otro "mono" para ocupar la mejor rama posible. Al ser humano le encanta verse superior an algo a sus semejantes. ;-)


Siempre es bueno encontrarse con gente como tú, que es capaz de ver el mundo desde fuera y querer contárselo a los demás...aunque a veces...les de miedo.

Es como las ansias de libertad que todo el mundo tiene....pero los miedos les impinden dar pasos y las reglas les dicen que no tienen que darlos....nota: ver la película "Easy Rider".

Un gran saludo desde tierras galaicas.

Manu dijo...

Y perdón por el tostón...hoy el cerebro me anda a mil...

varg dijo...

Algunos de tus posts sólo son historias o reflexiones. Otros, como éste, entre muchos otros son ideas filtradas finamente, en un estilo que rara vez se encuentra y a menudo añoro leyendo blogs. No te voy a dar la enhorabuena porque no la necesitas y seguramente no la quieres.

Manu, si tu mismo crees que se te va la pinza, puede que no te entiendas demasiado a ti mismo?

Mister Floppy dijo...

Oria y Varg, muchas gracias por vuestros comentarios.
Manu, puede ser, tal vez todo el mundo desea ser mejor que los demás.
O simplemente ser aceptados, aunque haya que mostrar una cara que no existe.

Mister Floppy dijo...

Cata, es cierto, aunque tal vez es incluso más complejo, no solo trata de dar esa imagen el que no tiene nada para respaldarla si no también el que tiene un 10%, el que tiene un 20%...50%....70%.......etc...

Señor Guichompli dijo...

Muy bueno....

Pues en mi caso muy personal yo no trato ser mejor que nadie, pero ese post fue buenisimo porque asi es la sociedad en general.

Pienso que esta mas enfocado en lo que dice Floppy, el ser aceptado y sin duda es mas facil ser aceptado presentando una imagen que no es.

Saludos y que pasen un buen fin de semana

Manu dijo...

varg, claro que se me va la pinza pero no literalmente...no juzgues sin conocer...lo que pasa es que cuando uno tiene ganas de debatir algo que lee, es imposible plasmarlo en unas lineas.

Buen fin de semana.

Mister Floppy dijo...

Gracias por tu comentario señor Guichompli.

varg dijo...

Manu, no juzgué, pregunté.

Igualmente.

DESTRUCTOR dijo...

No lo se con seguridad, pero a mi me parece que las sociedades nórdicas, entre las que por supuesto incluyo la islandesa, dan en muchas ocasiones una cara que no es real. Van de una cosa cuando al final son como somos todos. En general los europeos nos parecemos mucho, la educación, mas o menos estricta, esta basada en una linea compartida, y acabamos con los mismos defectos y/o virtudes.

Si supierais como es esto... En Arabia partimos, ya no solo de que la persona importe o no, sino de que lo que vale es que seas musulmán y hombre. Si eres mujer te jodes, y si eres hombre y cristiano, te respetan mínimamente mientras te miran mal. Es claro que no es el 100% de la población así, pero si el 95%.
Y si eres musulmán y hombre, cuanto mas parezca que reces mejor, aunque solo lo parezca.

En fin, rayadas mías, pero benditas sociedades europeas con todos sus defectos y manías, y con todos sus juicios sobre en que trabajas. Lo echo de menos.En España en mi DNI no pone mi religión, aquí si.

Saludos a todos y perdón por la extensión!

Mister Floppy dijo...

Destructor, me he quedado alucinado con lo del carnet especificando la religión.
Wow.

Silvia dijo...

Pienso que en las democracias la creencia de igualdad es peligrosa. Justo hoy escribí sobre ello.

Tu texto me ha recordado a la película argentina La Antena, sobre una ciudad en la que sus habitantes se han quedado mudos y nieva eternamente. Igual no tiene del todo que ver con tu entrada, es más que un recuerdo irracional.

Creo que nadie quiere ser mejor que nadie, en el fondo sólo desean ser ellos mismos. Les ocurre un poco como al caballero de la armaduda oxidada, aquel libro infantil que leimos de pequeñajos.

Mister Floppy dijo...

Interesante comnetario Silvia, el primer problema de la igualdad es definirla puesto que al contrario de lo que la gente piensa para nada es un concepto claro e incluso hay libros al respecto de ella como único tema.
¿Qué es la igualdad?, ¿Dar a todos por igual, a todos según lo que merecen, a todos según sus necesidades...?
Posteriormente la igualdad ha de ser causada por un reparto, cualquiera de ellos se presta a la picaresca, si el porcentaje de deshonestos cruza cierto límite todos muchos empiezan a desconfiar del sistema.
Y el nucleo de todo: aunque no aparezca ningún inconveniente la igualdad va en contra de la necesidad de diferenciación.
Dicho lo cual en sociedades con determinadas características (como la islandesa) las medidas de esa índole tienen éxito, las razones de algo así darían para otro post.

Fernán dijo...

Clap, clap, clap, clap. ¡Otro aplauso!

Me encanta tu blog.

Mister Floppy dijo...

Gracias Fernán, siempre leía tu blog.
Un saludo.

Publicar un comentario