Twix


Abro la puerta del apartamanto, sorprendentemente las luces del salón están encendidas y en la mesa se amontonan latas de cerveza.

"Dashiell, ¿quieres tomar una Bud?

La voz de Alain hace que me vuelva, sonríe, está apoyado sobre la encimera junto a una chica, ella dice "Hola" y yo le contesto lo mismo.

Teniendo en cuenta la situación decido poner una excusa para irme a la cama y dejarles solos pero ambos insisten en que beba una cerveza.

Nos sentamos y Alain baja las luces.

"¿Cómo te llamas?"

"Anne"

"¿Islandia?"

"No, soy de Dinamarca"

"Cuéntale la historia de la mujer", interrumpe Alain, "Dashiell, vas a quedarte impactado, es impresionante....."

Anne niega con la cabeza... "Ya la he contado tres veces, cuéntasela tú".

"No, venga, tú conoces todos los detalles...." dice Alain "Dashiell, en una palabra: alucinante"

La danesa se estira ligeramente el cabello y empieza a hablar:

"Ok, soy enfermera en una residencia de ancianos y una de las mujeres tenía fuertes dolores en el abdomen"

Se atusa de nuevo el pelo y continúa.

"Cuando le bajamos los pantalones vimos que el agujero de su culo era de este tamaño....", Anne dibuja un círculo similar a una moneda juntando sus dedos pulgar e índice.

"Pero la mierda endurecida del recto era así" en ese momento une sus dos manos y forma una círcunferencia del tamaño de un melón pequeño.

Me revolví en la silla tratando de decidir si era educado marcharme sin más a mi habitación pero la danesa continuó con la historia.

"El problema era evidente: No iba a ser capaz de cagar.
El ojo del culo no tenía ni la talla ni la musculatura como para permitir el paso de alrededor de un kilo de mierda del tamaño de una barra de pan..."

"Parece lógico" dije mirando al suelo.

"Sí.... es por eso que decidimos ayudarla, me gusta mi trabajo porque aquí hay ciertas decisiones que yo puedo tomar, en Dinamarca tendría que hacerlo un doctor, pero yo sabía que necesitaba que le dilataran el culo imperiosamente"

"Ok"

"Así que la pusimos en posición fetal y le metí tres dedos en el ano, el truco está en moverlos en círculo como cuando una tarta se pega al recipiente y quieres separarla"

"Ya" seguí mirando al suelo "Son los detalles que no se aprenden en la universidad".

"Después de girar los dedos durante unos minutos empecé a estirar, como el mojón estaba muy seco la mierda ni se rompió en trozos ni nada y pude notar como comenzaba a moverse ligeramente hacia fuera"

"Bueno, no hace falta...."

Trato de interrumpirla pero lo hace ella conmigo a su vez y continúa hablando apasionadamente.

"Al principio la mujer sufría pero cuando llegó la parte más gruesa del mojón empezó a gritar como un berraco al que estuvieran despellejando vivo así que una de las auxiliares comenzó a hablarle al oído para darle fuerzas".

"La jaleaba".

"Si, es un momento psicológicamente difícil, debía hacer un último esfuerzo, lo consiguió, vaya que sí, fue duro pero al final la sacamos toda".

"Podría decirse que fue como un parto"

"Sí, exactamente, un parto, pero no nació un niño, claro está"

"No, nació un mojón".

Alain estaba entusiasmado: "Te lo dije: impresionante".

"Ya....Anne....si no es impertinencia...¿Cuánto ganas?"

"Unas 280.000 krs. al mes después de impuestos"

"Wow" Exclamó el francés "eso es el doble de mis sueldo."

"Anne", dije levantándome "me parece poco".

"Me parece muy poco".



16 comentarios:

Cata dijo...

ugh!!! que terrorifico!
(prefiero no imaginar tu cara, ni nada...)

Dan. dijo...

Muy poco la verdad.
Y eso es de rutina geriátrica.

moneypenny dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
moneypenny dijo...

Me encanta cuando te pones escatologico... fascinante... y a ti tambien te gusta... que se te nota en la mirada, ladrrrooon...

nueva entrada en el mio...

algun dia te contare la historia de la galleta de maria, la playa, la diarrea y la pareja de franceses pijos...

salut

Manu dijo...

Hola Dashiell,

Llevaba días sin leerte pero esta historia es muy buena....hay que reconocerlo...mi hermana y mi madre son enfermeras y cuando me cuentan, o intentan, contarme alguna batallita de estás...me piro como alma que lleva el diablo.

A ver si tengo más tiempo para leerte porque mi situación debido a la crisis ha cambiado y me veo de vuelta en casa de mis padres agarrado al negocio familiar.

Un saludo desde tierras galaicas.

PD: este blog que comenzamos a leer unos pocos se está convirtiendo en algo extraordinario....pero tú sigue siendo tú.

Mar. dijo...

Oh my God!! vaya MIERRRRRRRDA de trabajo...

Impresionante, Dashiell, no bajas el listón.

Haunkk dijo...

Vaya mierda de post ~~'

Mister Floppy dijo...

Cata, Dan Manu... Qué se puede decir?

MoneyPenny, tu blog es un must.

Mister Floppy dijo...

Mar y Haunkk...ambas cosas.

Anónimo dijo...

Mi hermana es auxiliar de enfermería, trabaja en ayuda a domicilio cambiando pañales a ancianos. Cobra 900€ al mes. Y luego se extrañan de que las enfermeras españolas se marchen a trabajar fuera de España.
Jesús.

rara avis dijo...

Pues a mi me da pena. Para mi lo que gane la chica es lo de menos. Todos tenemos o hemos tenido abuelos mayores y en fin, a mí me ha entristecido el día, snif!

Fernando dijo...

Mi conclusión más inmediata es que no importa cuanto ganas sino cómo lo ganas.

La siguiente, que el que no se contenta es porque no quiere.

Crispal dijo...

Dos apuntes: 1. ¡Qué a gusto se quedaría la vieja. 2. Hay trabajos que no se hacen por dinero.

Anónimo dijo...

El mayor placer de este mundo, es "plantar un pino".
Y si se trata de "una secuoya gigante" el placer debe ser inmenso.

Anónimo dijo...

Está muy bien escrito.
Es curiosa la facilidad con que ignoramos la totalidad de nuestro cuerpo.

Anónimo dijo...

Llevo unos días leyendo su blogg. Mr.Flopoy. Llegué a él buscando información sobre los estragos de la crisis en el norte de Europa; pero he dejar en manifiesto que este post es de los que me ha echo soltar una sonora carcajada.
No por que la pobre anciana pasara el mal rato, sino porque con su expresiva descripción me he imaginado su cara ....
Y la de su amigo, que tiene que ser todo un "cashondo mentá" (como decimos por Hispalis)
Un beso sonoro por el buen rato que me ha hecho pasar leyéndolo.

Villautopia.

Publicar un comentario