Islandia y los islandeses (Parte I)


"¿Te apetece que nos sentemos juntos?" pregunta Marie.

"Claro"

Me sirvo un café solo, sin azucar, ella le añade leche y miel al suyo, mientras lo hace señalo con el dedo índice una mesa y ella asiente sonriendo.

"¿Te gusta Islandia?"

"No" responde tajantemente.

"¿Por qué es muy diferente a los Estados Unidos?"

Suspira.

"Porque se parece demasiado...bueno...America es muy grande, es casi del tamaño de Europa, digamos que se asemeja excesivamente a ciertos lugares en los que residí en mi adolescencia"

"¿A qué te refieres?" pregunto con curiosidad

"He vivido en Nueva York, California, Iowa, Wyoming y Utah....amo a mi país.... no me entiendas mal, pero hay ciertas partes de él a las que nunca volvería......."

Hace una pausa y lo repite

"Nunca"

"¿Por qué no?, ¿Cómo es la vida en esos estados?"

"¿La vida?....trabajas todo el día, en uno, dos o hasta tres empleos, llegas a casa molido y te pones a ver la tele o a hablar con tu mujer o tu esposo, el domingo vas a misa y al centro comercial a gastarte todo el dinero que has ganado haciendo horas extras"

"¿Y la gente?"

"Es mucho más abierta que en Islandia, son más corteses, pero las conversaciones siempre suelen girar alrededor de lo mismo: dinero y trabajo....para mi fue una sorpresa enorme cuando me mudé a vivir a Nueva York y vi que había gente que charlaba de cosas abstractas e interesantes".

"Así que, según tú, los islandeses tienen una personalidad y un modo de vida similar al americano".

"Cómo dije antes, a cierto americano, aunque lo llevan mucho más allá: son incapaces de mantener una conversación minimamente profunda, puedes ver a parejas en los restaurantes comiendo sin hablar o mirarse, son estupidamente optimistas, creen que pueden amasar cualquier tipo de deuda consumiendo salvajemente y todo les acabará saliendo bien, han de comprar siempre electrodomésticos de gama alta, coches gigantescos que no he visto en ninguna otra parte de Europa y que solo pueden ser observados, precisamente, en Estados Unidos"

"Pero nadie obliga a esas personas a gastar todo lo que ganan" apunto interrumpiéndola "y los salarios en USA son mucho más altos que en la mayoría de países de Europa".

"Es cierto, pero esa comparación no tiene sentido, yo he pasado años en los dos continentes y es un paralelismo imposible: en America puedes labrarte una carrera, ser millonario mucho más facilmente pero estás inmerso en una vorágine de gastos e ingresos muy distinta, si todo va bien y tienes talento puedes verte con sueldos muy altos pero cuando llegan mal dadas el desamparo en el que se hunde tu vida es total y absoluto, en Europa la gente no tiene miedo a ir a un hospital en USA si, en Europa no hay una cultura del fracaso y el éxito, pero en America debes mostrarlo, y por eso gastas, y por eso lo hacen tus hijos, debes enseñar tu posición en la sociedad"

"Como los islandeses"

"Sí, en Reykjavík es completamente ridículo, jamás he visto tanta gente encorbatada un sabado, ni tantos teléfonos de 500 dolares, hasta el sistema de transportes y la ciudad son más americanos que europeos: casi nadie utiliza el autobús y su funcionamiento deja mucho que desear"

Sigue hablando pero dejo de escucharla, es la misma conversación repitiéndose en un bucle eterno, el mismo discurso que la mayoría de extranjeros vomitan.

Fabio, Anke, Olaf, Dimitri, Johan, Nadine, Luis.....todos han visto su alma pudrirse en Islandia tras los primeros meses en los que la sorpresa y la novedad invadían sus sentimientos.

Mi cerebro conecta de nuevo con el discurso de Marie.

"Dashiell, ¿Te ha invitado algún islandés a su casa?"

"Sí"

"Pues debes ser una excepción, llevo un año y medio aquí y nadie lo ha hecho, pero no solo a mi, tampoco a ninguno de los expatriados que se relacionan conmigo, no es normal que de todos mis conocidos, ninguno tenga amigos islandeses, incluso sé de un chico que vino a vivir con 14 años, ¡¡14!!, que habla islandés, lleva más de una decada aquí, y su vida social es cero, eso sería imposible en Italia o Francia, ni siquiera en USA donde entablar una amistad no es tan fácil, es por eso que Reykjavík es una versión terrible de las peores partes de America donde solo los extranjeros que tienen una pareja local se sienten aceptados por el entorno, al principio pensaba que era un problema de xenofobia o desconocimiento del lenguaje pero cuando encontré suecos con buen islandés completamente ignorados me di cuenta que hay algo más".

"Solo es un problema energético" señalo.

"¿Cómo?" pregunta sorprendida.

"Es decir, ¿En USA un americano medio se mete en la vida de su vecino?"

"No, casi nunca, y eso es lo más odioso de Islandia, aquí lo llevan al paroxismo, da la sensación de que no existes para ellos, incluso una de mis amigas, que está casada con un islandés, se queja de la falta de complicidad con su marido, tiene que empujar las conversaciones de lo contrario el apenas cuenta nada"

"Por supuesto, es lógico, los islandeses solo hablan cuando tienen algo que decir, su energía se centra en la acción no en el lenguaje, es por ello que, aunque hay excepciones, como en cualquier lugar, son normalmente optimistas, trabajadores, callados y aburridos, cuando se aisla una población durante todo un milenio, en un lugar inhóspito, frío y duro, solo los mejor adaptados pueden sobrevivir en ese entorno, se trata de entre 40 y 50 generaciones de personas que han sufrido hambrunas, erupciones volcánicas y epidemias, no es un lugar donde alguien con tendencia a la depresión o a perder el tiempo pueda mantener una familia y un rebaño de ovejas.
Los islandeses pueden conducir un Ferrari o viajar a París pero eso no oculta que son granjeros, con lo bueno y malo de ello".

Marie sonríe.

Al igual que con tantos otros, sé que no volveré a verla.

26 comentarios:

oria dijo...

Y en Manhattan aún teniendo dos o tres trabajo no pueden pagar el contrato de arrendamiento y subalquilan el salón o dividen habitaciones con una manta o sin ella para dividir la renta. ¿Irme a vivir a otro distrito? Ni de coña

Yo esto, en Reykjavik no lo vi.

Mister Floppy dijo...

No, en Reykjavík es muy raro compartir habitación, solo algunos polacos lo hacen.
En Londres también ocurre.
Oria, en cualquier caso casi todos los americanos que conocen me hablan muy bien de la ciudad, estás de acuerdo con esa visión?

Cata dijo...

Lo que no entiendo es por qué no volverás a verla?
Precisamente el hecho de ser de alguna manera "ignorados" por los autóctonos no hace que surjan lazos entre vosotros (me refiero los extranjeros)

Mister Floppy dijo...

Cata, la amistad entre expatriados se hace mucho más fuerte y más rápido pero nadie se hace amigo de todos, es imposible e incluso teniéndolos hay personas que poniendo en una balanza lo que encuentran en su nuevo destino y lo que tenían antes prefieren volver.
Lo que he podido comprobar hasta ahora es que aparece un proceso de "quemado" en muchos inmigrantes, probablemente no solo en Islandia, también en otros países, y curiosamente, en muchas ocasiones afecta a los que llegan con expectativas muy alejadas de la realidad.

Todo ello no quiere decir que no existan otros que amen el país con lo bueno y malo que tiene (entre los que me incluyo).

Un saludo

Manolo dijo...

El comentario ese de el aislamiento social y "has estado en casa de un nativo" lo he visto tb. en Inglaterra, pero me lo han contado tb. españoles que han ido a Madrid.

Una conocida me contaba, recién llegado al extranjero, hace ya un tiempo, que se había cansado de hacer amigos españoles porque se van todos y es algo que requiere una cierta energía.

Saludos

Cata dijo...

como que un saludo???
haz el favor de no ser rancio y como mínimo enviame un beso :p

Mister Floppy dijo...

Manolo, concuerdo con tu opinión y la desarrollaré en la segunda parte de esta entrada, ha de repetirse necesariamente ese aislamiento en todos los países aunque en Islandia debería ser superior por el modo de vida y la selección natural a la que los habitantes han sido sometidos.

Gracias por tu mensaje

Mister Floppy dijo...

Cata, en lugar de uno, dos.

DESTRUCTOR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DESTRUCTOR dijo...

Es raro que los islandeses posean ese carácter tan poco curioso con el exterior. Deberían ser mucho más afables y curiosos ante la venida de inmigrantes de sitios lejanos. Deberían ser sobre todo eso, más curiosos y preguntones, no?.

Donde yo vivo, ya sabes en Arabia, hay mucho saudí loco que te ve como un infiel y con el que es imposible razonar, pero hay mucho muy nteresado en saber que hay más allá de sus fronteras y del Islam. Te hacen preguntas muy curiosas. En general puedes hacer amigos sauditas, pero con mucho tiento, porque al final todos acaban siendo unos rayados religiosos y te sacan temas de conversación al respecto, con lo que esto puede acabar como el rosario de la Aurora (nunca mejor dicho).

Saludos, veo que aguantas por allí, resiste!!!

Anónimo dijo...

Destructor, es curioso lo que dices. Pero la realidad es que en los países nórdicos les importa un pito tu background, tus raíces, tu país, de dónde vienes y adónde vas. El nórdico es tremendamente egocentrista y nacionalista. Lo suyo es lo mejor, sus países son los mejores. Por lo tanto, les importa un pito la cultura del resto del mundo porque sus tradiciones son las mejores. No muestran curiosidad por aprender de otras culturas. El lema es que los inmigrantes se metamorfoseen en un nórdico auténtico, que cocine nórdico, que hable la lengua perfectamente, y que se vista como ellos.
Con decirte que eso hace muy difícil la integración, porque tú no puedes dejar de ser tú.
Yo creo que en esa forma de ser tiene que ver el lavado de cerebro que le meten desde que son pequeños. Son gente acostumbrada a seguir las reglas del gobierno y de la sociedad al 100%. O te adaptas a tragar con todo y no protestar, o te suicidas. Por eso hay tantos inadaptados, suicidas y alcohólicos.
Por supuesto, viajan a otros países. Y muchos se quedan, porque según palabras que he escuchado, en el extranjero han aprendido lo que es la vida y a vivir sin presión.

Emigrante dijo...

Anónimo, veo que los nórdicos son como los sevillanos, lo suyo es lo mejor del mundo y olé.

Anónimo dijo...

por lo menos los sevillanos tienen de vez en cuando algo de gracia y tienen mejor tiempo. Pero sí, emigrante, te doy la razón.

Anónimo dijo...

El programa "Andaluces por el mundo" de RTVA está disponible en internet. Esta semana tocó Islandia.
Buscar en Google: rtva a la carta.
Ir a temática: Andaluces por el mundo-Islandia 4 diciembre.
Cuatro andaluces que viven allí nos cuentan su vida ANTES de la crisis, las entrevistas fueron este verano.

Mister Floppy dijo...

Destructor, son muy poco curiosos, aunque el que los inmigrantes se encuentren en cierta forma aislados, se da en cualquier país.

Anónimo, gracias por el vídeo, todos los entrevistados responden con mucho arte.

María dijo...

Me ha encantado esta entrada. No sabría qué decir, mejor me callo.
Mi mejor amigo es uno de los del programa. Suele leer este blog. Igual es uno de los que comentan :)
Hemos hablado de esto mucho. Extranjeros, padres que se quedan allí por ver a sus niños cuando ellas les dejan, islandeses casados con extranjeras, amistades forjadas por la soledad del inmigrante que busca calor local y no lo encuentra.... etc etc etc...

Mister Floppy dijo...

Hola María

Respecto a tu comentario: es una lástima que no disponga del permiso para contar ciertas historias de inmigrantes relacionadas con tu reflexión, algunas de ellas se me antojan completamente imposibles en casi cualquier otro lugar del mundo.

Aún así, el aislamiento suele ser común para los expatriados en casi cualquier nación.

Muchas gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

Bueno, es muy distinto hablar de un país como Islandia que es étnicamente homogéneo a hablar del país más diverso del mundo, que son los EEUU, además en lso EEUU no tiene nada que ver la vida en Nueva York, con la vida de un vaquero de Texas, o la vida en Miami (tropical) con la vida en Montana (frío).

Lo de los cochazos yo creo que tiene que ver con la cultura de la gente, os sorprendería saber la cantidad de todoterrenos enormes que hay, por ejemplo, en Venezuela. Eso depende de cada país, por ejemplo en el Japón o en Italia se llevan los coches pequeños, eso depende de cada país.

Y respecto a si se parece Islandia más a Europa o a América... es curioso, pero Islandia está más cerca de Norteamérica (Groenlandia), que de Europa (Noruega e Islas británicas). Pero bueno, eso es algo meramente geográfico.

M. dijo...

Anonimo, Groenlandia no pertenece a America sino a Dinamarca, es decir "europa".

Si que esta geograficamente mas cerca de uno de los picos del norte de America... tambien lo está japon...y Alaska esta pegada a Rusia...:)

ClaveDeSol dijo...

Dashiell, tengo curiosidad por saber si los vínculos familiares en Islandia tienen tanta fuerza como en España.

Alguna vez me has comentado que se suelen independizar antes que aquí, y eso, evidentemente, tiene que influir. Pero me refiero a los vínculos afectivos, a la noción de familia-piña que tenemos aquí.

Mister Floppy dijo...

Clavedesol, en mi opinión los vínculos de pareja son mucho más débiles que en España, hay una falta alarmante de pasión, también puede notarse en la complicidad.
En cuanto a las familias: son grandes y con lazos muy fuertes, mucho más de lo que imaginaba, se reunen frecuentemente incluso con los abuelos, van al campo a hacer comidas, etc..
En ese sentido son mucho más cercanos a los españoles que a los alemanes.

Un saludo

technology dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Yo soy islandesa, me llamo Iris y puedo asegurar que yo y mucha gente que conozco nos interesamos por la cultura exterior. En cuanto a la unión familiar es mucho más distante, las familias suelen reunirse como mínimo en Navidades y poco más.
Mi pais tiene defectos, pero no es tan malo, puedes encontrarte con personas de todo el mundo que hablen tu idioma.

Un saludo

Mister Floppy dijo...

Hola Iris

Gracias por el comentario, me gustaría senyalar que esta entrada (y todo el blog) no pretende ser la verdad, solo reflejar la vida em Islandia, especialmente la mía y las de los que me rodean.
Probablemente tienes razón en lo que apuntas pero al mismo tiempo conversaciones como las de esta entrada he tenido muchas en Islandia, con personas de muchos países distintos.
No es que sea la verdad, solo es su opinión.

Un saludo, se agradece leer también la visión de una persona de Islandia.

Anónimo dijo...

La verdad es que tu blog me gusta.
¿Vives en Islandia?

Mister Floppy dijo...

Sí, vivo en Islandia desde hace más de un año.

Publicar un comentario