El juego


"¡ Qué asco de vida !" dice Alain

"¿Por qué?"

"Dashiell, ¿No tienes la sensación de que siempre son los hijos de puta los que alcanzan el éxito en todo?..."

Siempre similares palabras, todos los seres humanos repiten las mismas consignas.


.................


El juego no prima el bien, tampoco el mal, solo consiste en seguir hacia adelante.

Su única regla es que no hay reglas, es un todos contra todos, una melé, un combate eterno donde los mejores continúan y el resto se queda. Al juego no le importa tu opción política, tu raza, tu tendencia sexual o tu religión.

Tú no estás por encima de él porque nadie lo está.

Al juego le es indiferente que abandones la partida, le da igual si no quieres tener hijos, si decides suicidarte o si tu madre sufre un aborto natural a las dos semanas de concebirte.

Al juego le dan igual tus opiniones, te abre la boca y caga sobre ellas.

El juego está por encima de tí, está incluso por encima de la muerte.
Eres un soldado más de un ejército inconmensurable, en la medida en que este avance no le importan sus miembros.

 Solo a los individuos concretos les preocupa el destino de otros individuos concretos.

Las reglas del juego y el campo de batalla marcan el enfoque, si la regla es que no hay reglas no tiene sentido hablar del bien o del mal, el juego no prima ninguno de los dos porque para él no existen.

Electrones, protones, bacterias, reptiles, humanos... galaxias, universos....todos luchan dentro de su dinámica.

Son los individuos concretos los que crean reglas concretas, los que se agrupan formando bandos, los que dicen qué es moral y qué no lo es.

Y te sientas en la mesa con la partida empezada, peleas por tí y por los que ocuparon antes que tú la butaca dónde te apoyas, la misión es mantenerte en el juego sin ser barrido, tener un desempeño lo bastante adecuado como para poder pasar las cartas al siguiente, que tu mitad biológica y tu mitad cultural no se extingan.

Y crees que para ello eres libre, crees que no estás condicionado, qué puedes tomar las decisiones que estimes oportunas solo por el hecho de querer hacerlo, crees que te gusta el chocolate porque eliges que te guste, crees que eres marica porque eliges ser marica o que si no te convertiste en ingeniero fue unicamente porque no te esforzaste en conseguirlo.

Nada de eso es cierto, tu rango de actuación es limitado al igual que tu libertad.

Juegas la partida por tí, por tus padres, por tus abuelos, y por los miles de eslabones que hubo antes, no pueden dejar que alguien sin experiencia lo eche todo a perder, por eso decidieron hablarte utilizando un libro de instrucciones escondido en tu cuerpo, un libro donde cada generación escribe unas pocas palabras y algunos individuos extraordinarios páginas enteras.

Puedes oírlos, te susurran, son esas voces que recorren como fantasmas la casa solitaria de tu mente, son ellas las que te dicen:

"No te fíes de él, quiere engañarte", "No camines por la oscuridad, es peligroso", "Siéntete triste, te hizo daño", "Llévala a la cama, fóllala".

Pero alguien lo jodió todo.

Alguno de tus antepasados escribió consejos inservibles.

Quizás los susurros te obligan a sentir dolor por todo, incluso por acciones que no deberían llevar aparejado tal castigo, quizás te dicen que seas algo pero te dan herramientas insuficientes para serlo, quizás ya no funcionan para moverte en un entorno que no es el mismo.

Dolor.

Pretendes cambiar y no puedes, prometiste que sería la última vez que te arrastrases por ella o por él y no lo has cumplido, prometiste estudiar, conseguir de una vez por todas algo de lo que sentirse orgulloso pero no has sacado fuerza para hacerlo.

Juraste dejar de ser un don nadie en trabajos de mierda, rebelarte contra el chantaje emocional de tus padres o acercar tu cuerpo al de aquella chica....
Pero continúas en un empleo similar, tus progenitores te tratan como a un menor o un incapaz y sigues posponiendo con excusas el amago de seducir a aquellos ojos grises.

Han repartido las cartas y te dieron una mala mano.

Solo con cojones y el 100% de tu limitada libertad puedes ganarla, solo engañando a esas voces fantasmales que te susurran puedes sobrevivir sin caer en la demencia.

Pero eso no significa que estés por encima del juego.

Nadie está por encima de él.

"How do you like Iceland?"

"Si me vuelven a preguntar "¿Where are you from? and ¿how do you like Iceland?" te prometo que no voy a responder. Estoy muy, muy harto de las mismas preguntas de siempre, la gente de Reykjavík no tiene capacidad de conversación"


"Tal vez" contesto.


"Dashiell, ayer me lo repitieron tres veces"


"Ve preparando el contador para la cuarta" le susurro a Alain mientras miro de soslayo a dos chicas que sorben un cocktail rojizo.


"¿Por qué?"


"Esas islandesas van a sentarse a nuestro lado" exclamo señalando su posición con un leve movimiento de los ojos.


Es la una de la mañana y el primer piso de Kaffibarinn aún no está lleno de su tradicional racimo de usuarios: tipos con ropa funky, gafas gigantescas, trajes importados, incluso pajaritas y apariencias similares a las de un joven Truman Capote o Doris Day.


Poco más allá de la medianoche pero las dos chicas que nos observan ya han avanzado considerablemente en su carrera semanal hacia el coma etílico. Mientras beben de sus copas se acercan tambaleándose y toman asiento a nuestro lado.


"¿De dónde sois?"


Alain cierra los ojos, tras abrirlos de nuevo responde:


"Yo soy francés"


La segunda islandesa estira el cuello y empieza a hablar:


"¿Y tú?"


"De Liechtenstein" respondo con voz metálica.


"¿De Frieschstenstain?"


"De Liechtenstein" digo corrigiéndola


Me mira y deja a un lado el vaso.


"Dónde está Liachnfesnein?"


"Entre Suiza y Austria"


La rubia pregunta a Alain de nuevo:


"¿De dónde eres?"


"Soy francés"


"¿Y tú?"


"Yo soy de Liechtenstein"


Las islandesas utilizan el comodín de la llamada y empiezan a murmurar entre ellas, tras un minuto la más esbelta me mira y con voz seria exclama:


"Liepstensmein no existe"


"Es cierto"contesto


"¿Y por qué has dicho que eras de Linestmiechnein, entonces?"


"He dicho que soy de Liechtenstein no de Lineloquesea" aclaro.


"¿Dónde está Limershtenstenstentein?"


"Entre Austria y Suiza, si no lo han movido"


Las islandesas cuchichean por segunda vez.


"No hay ningún país entre Austria y Suiza, solo la frontera"


"¿Quién lo dice?"


"Mi amiga Salka" exclama mientras dirige sus ojos azules a su compañera de juerga nocturna y la abraza.


"Dile a tu amiga Salka que estudie geografía, en cualquier caso, ¿Cómo te llamas tú?"


"Bryndis"


"Ok, fácil de recordar"


"¿Por qué? a los extranjeros les cuesta hacerlo"


"Por nada, no viene al caso" susurro mirando la copa.


"¿De dónde eres?" pregunta Salka a Alain


"De Francia"

"¿Y tú?" inquiere su amiga otra vez señalándome.

"De Liechtenstein"


Vuelven a la carga de nuevo:


"¿De dónde eres?"

"De Francia"

"¿Y tú de qué país?"


"De Liechtenstein, en estos 5 minutos no me ha dado tiempo de adquirir otra nacionalidad" digo arqueando las cejas.


"¿Qué idioma hablais en Liechmesnien?, ¿liemechniano?"


La miré sorprendido.


"Liemchnés, nos comunicamos en liemchnés............no, es broma, la lengua oficial es el alemán"


"¿Alemán?"


"Dime algo en ella"


"¿Qué quieres que te diga?"
"No sé....emmmm....di qué piensas de Islandia"


"Island frishn dir wauschnen fluss nacht" exclamé en germánico inventado


"¿Qué significa?"


"Islandia es un país maravilloso"


"Ah, gracias"


"Sí, ¿A qué te dedicas?"

"Soy enfermera"

"¿Enfermera?, ¿puedo hacerte una pregunta?, es importante" dije con voz seria.


"Sí, claro"


"He sentido un crack aquí al verte" dije mientras señalaba mi pecho con la mano "¿Cuál es el diagnóstico?"


Bryndis dió un nuevo sorbo al líquido granate, tras ello dijo:


"No sé, tal vez tengas un problema en los pulmones o algo de ansiedad y el corazón te vaya demasiado rápido"


De repente dos tipos con look de broker se aproximan a nosotros y besan a las islandesas.


Salka abraza a uno de ellos y dice:


"Unnar, este chico es de Limerstenstestenstenin"

"¿De Limerstenstestenstenin?" exclama su novio antes de añadir:
"¿And How do you like Iceland?"

Radiografía

Islandia, finales de enero, busco datos relevantes de la evolución económica y social del país una vez que la ilusión navideña ha quedado en cenizas.

Intento sistematizar a la vez que apunto los guarismos:

Paro:

Diciembre: 7.902 (4'8%)
Enero: 12.190 (7'3%)

200 personas al día quedan desempleadas durante el primer mes del año.

(Fuente: Directorado de trabajo islandés)

Inflación:

18'1% (oficial), aunque completamente falseada, al igual que en España, Islandia actualiza las pensiones según el aumento del IPC, no solo eso, al contrario que el resto de países de Europa condiciona el montante total de las hipotecas respecto a ese índice, el ofrecer la cifra real dinamitaría las cuentas estatales.

La inflación verdadera se mueve más cerca del 30 que del 20%.

Número de trabajadores extranjeros:

19.000 a mediados del verano
10.000 en diciembre de 2008

(Fuente: Directorado de trabajo islandés)

Endeudamiento:

Según Capacent Gallup:

El 84% de la población islandesa encuestada tiene contratado algún tipo de prestamo o hipoteca.

De los cuales:
62% (sobre inmuebles, actualizadas mediante la inflación)
30% (en divisas, sobre coches)
12'5% (indexadas con el IPC sobre automóviles)
10% (otras)
9% (en moneda extranjera sobre inmuebles)

De la suma de cifras puede extraerse que un 21'5% de la población ha de afrontar dos prestamos o hipotecas al mismo tiempo.

Las manifestaciones frente al parlamento aumentan su intensidad y los socialdemócratas, aliados en el gobierno del Partido de la independencia, estudian romper su pacto y secundar la convocatoria de nuevas elecciones, tres días después el primer ministro hace pública su decisión de no presentarse a los próximos comicios.
Pero la vida no cambia para el que no se ve afectado por los golpes.
Cada ser humano es un universo con sus propias leyes, cada ser humano vive en su burbuja personal, la de su calle, la de su puñado de amigos y su empleo gris.

Las desgracias ajenas nunca son más importantes que los miedos y desafíos propios.

La música

"Bjork imprime una pasión sorprendente en sus canciones, puedes sentir la injusticia, la rabia y el compromiso fluyendo desde las notas hacia las letras, sus piezas como si fuesen atravesadas por un impulso eléctrico te tocan el corazón, lo inundan de energía y violencia, quedándose dentro de ti para siempre como una parte más de tu cuerpo.
¿Dashiel no crees, en definitiva, que Bjork es una artista tocada por el genio?"

"No"

Johanna me mira, deja la tabaquera en la mesa central de Kaffi Hljómalind, y utilizando una jeringuilla sin aguja extrae de ella un poco de polvo negro, antes de inyectárselo en la boca pregunta:

"¿Y Sigur Rós?"

"Sigur Rós me interesa tanto como una caca de perro secándose al sol"

La austriaca arquea los labios debido al efecto del rapé y se ajusta la boina.

"Lo siento por ti, Dashiell, es una pena que no sepas disfrutar esos pequeños placeres"

"Cada cual tie..."

"Perdona que te interrumpa, ¿Qué significa "a ver" en español?"

"¿Por?"

"Porque mi hermana está estudiando tu idioma y lee en internet webs en castellano para tratar de prácticar y me dijo qué no entiende qué quiere decir esa expresión".

"Significa "eso no va a ocurrir"

"¿Eso no va a ocurrir?"

"Sí, por ejemplo, "A ver cuando te llamo para quedar" o "A ver cuando nos vemos un día de estos", significan "No va a ocurrir que te llame", o "no va a ocurrir que nos veamos"

"¿Y se utiliza mucho?"

"Claro, todo el mundo lo hace"

"Ok, se lo diré, en cualquier caso, como decía antes, es una pena que no sepas apreciar esos pequeños placeres musicales"

"Cada cual tiene los suyos, yo no impongo los míos a los demás y espero que los demás hagan lo propio conmigo."

"¿De verdad lo crees?" pregunta retóricamente, "La música que disfrutas es solo la que te han empapuzado los medios, en el fondo te crees especial pero solo eres un títere que compra lo que escucha cincuenta veces en la radio"

Le doy un sorbo al té rojo, la vida consiste en ser una puta seis días por semana para poder ejercer de bohemio el séptimo.

"Tal vez, pero hay personas que eligen lo que quieren basándose en lo opuesto: en pretender aparentar ser diferentes a los demás puesto que, si la masa es estúpida, el no seguirla es una prueba irrefutable de su buen gusto e inteligencia".

"Dashiel, si Britney Spears o Cristina Aguilera no fuesen tan apoyadas por los medios no venderían ni la mitad y al mismo tiempo hay centenares de artistas que gozando de más presencia en la radio doblarían sus ingresos"

"Sí, pero entonces no te gustarían, ya que en parte lo hacen porque quieres diferenciarte del resto, de hecho, Sigur Rós y Bjork son los artistas de más éxito en Islandia pero fuera de sus fronteras son poco más que música para minorías..."

"Dashiell, me parece que cometes el error de confundir el arte con las ventas, a mi me da igual cuantos discos puedan vender, el que sean buenos no está relacionado con ello, ocurre lo mismo con las películas, me es indiferente la recaudación de "American Pie", ganen lo que ganen con ella nunca podrá compararse a "Requiem por un sueño"

"Es solo tu opinión, hay centenares de films independientes supuestamente considerados obras maestras que no cumplen unos mínimos de calidad e incluso, al mismo tiempo, lo que quieres escuchar en tu reproductor o ver en la pantalla del cine depende de tu estado de ánimo, puedes criticar "American Pie" pero seguramente en más de una ocasión habrás dicho a tus amigos que estás cansada y no te apetece ver una película "lenta" solo reirte, y más de un noche de viernes o sabado te habrás encontrado a ti misma cantando enloquecidamente música casposa en la pista de baile".

"Dashiell, yo creo que si tienes un poco de criterio y un tanto de curiosidad hay canciones que se meten en tu piel y te dan un escalofrio, "Bjork" y "Sigur Ros" lo consiguen en mí"

La miro, un año antes estaría tomando cortados en algún centro comercial de España, hoy me siento en el sofá de una cafetería del downtown de Reykjavík, perdido en una isla apenas habitada del Atlántico norte.

"Sí, "Romeó og Júlía" de Bubbi Morthens tiene ese poder, y escuchar "Stál og Hnífur" imprime amor por esta tierra.

"¿Quién es Bubbi Morthens?"

"Es un tipo que hace la clase de música que un hippie no debería escuchar".

"Metal Gear Solid" en Correos

Durante los tres primeros meses en el servicio postal trabajé clasificando paquetes en las cintas mecánicas, posteriormente la directora del departamento decidió trasladarme al ordenador que controlaba los envíos hacia otros países.

"Has tenido suerte con el cambio" dijo Otto "una persona normal no puede aguantar más de un año haciendo algo tan esforzado y repetitivo".

"Puede ser" contesté "Puede ser"

La sección de envíos internacionales tenía cuatro empleados, dos en el departamento de cartas y otros dos en el de paquetes, mi compañero, Hilmar, un islandés de unos 40 años debía enseñarme todas las tareas a ejecutar en mi puesto.

Durante la primera jornada aprendiendo a usar el software, la comunicación entre él y yo devino un sinsentido, mi dominio de su lengua era paupérrimo mientras que, sorprendentemente, su nivel de inglés se situaba muy por debajo del mínimo necesario para hacerse entender.

Hilmar mezclaba ambos idiomas obteniendo una aleación inquebrantable para las mentes ajenas.

Tras las dos primeras semanas había aprendido el funcionamiento del proceso aunque, dadas las lagunas de comunicación, no estaba seguro, de todas formas, la directora del departamento decidió que podía desempeñar la tarea sin ayuda por lo que Hilmar y yo empezamos a trabajar por turnos coincidiendo unicamente durante hora y media al día.

Mientras estaba solo, tecleando códigos en el ordenador, los tipos de las secciones aledañas se acercaban a mi mesa para preguntarme abiertamente sobre Hilmar.

"Dashiell, ¿que piensas sobre él?, ¿Sabes que no le cae bien a casi nadie en la empresa?"

"No tengo ningún problema, es una persona correcta" solía responder.

Los islandeses raramente cuchichean o se abonan a la cizaña, el que lo hiciesen con él y además lo compartieran con un extranjero indicaba que su animadversión era profunda.

A los pocos días pude averiguar por qué.

Tras llegar a la máquina de fichado y servirme un capuccino me dirigí a mi mesa, Hilmar estaba acabando su jornada, pero decidió hablar sobre la mía en su lenguaje encriptado".

"Dashiell, ekki gott, ekki gott, no bueno"

"¿Cómo?"

"No bueno, muchos bolis en la mesa tú dejaste ayer"

"¿Muchos bolis?"

La miré, habían tres.

"El sitio de vinna debe estar rokokin tolrr morkin rusta, ¿skila zeta?"

"Mmmmmmmmh......" decidí dejar la respuesta en un sonido amorfo que pudiese significar cualquier cosa pero él volvió a incidir:

"¿Entiendes o no?, está muy claro, ha de ser así porque rokiiouko bara ormilon"

"¿Por que rokiiouko bara ormilon?"

"Sí, vamos es evidente"

"Ahhhh...rokiiouko bara ormilon" dije "haber empezado por ahí"

Llevabamos cinco minutos hablando y aún no había comprendido sobre qué.

"Que no ocurra otra vez rokokin toki, porque anskotas y los penna deben mirlok ad pirla...y eso es así, reconócelo Dashiell"

"Mmmmmmmhhhh ehhhhhh"

"¿Lo vas a reconocer?, vamos digo que morlin zirpok"

"¿Morlon zirpok?"

"Ha??"

"Digo que Morlon zirpok"

"No Morlon Zirpok, helvitish, morlin zirpok"

Le miré como el portero de balonmano de San Marino puede mirar a los rivales.

Tras unos segundos en silencio respondí:

"Ya, se dice mucho"

"¿El qué se dice mucho?"

"Lo que me has dicho"

"Dashiell, pero, anskotas, eso es evidente no necesitas que lo comente nadie más, ya lo hago yo, rokokik ermiok lempa forlin..................al menos ahora ya lo tienes claro"

"Errrrrr.......si....." dije aunque mi mente solo repetía "Que co** voy a tener claro, si no se qué coj**** estás diciendo""

"Pues ya era hora, llevo explicándotelo 15 minutos, bueno me voy a fichar y a casa, rokiki mirnik minn hus kanski, i heima au morgun, bless bless"

"Ehhh..... bless" respondí.


Cada jornada, durante la hora y media que coincidíamos, acababa repitiéndose lo mismo, Hilmar montaba en cólera maldiciendo todo lo que encontraba a su paso, un día su violencia verbal cayó sobre un estudiante que había firmado un contrato temporal con la empresa, al día siguiente no volvió.

Decidí no entrar en ningún conflicto con él, algo así, siendo extranjero, solo podría granjearme mala fama, lamentablemente tampoco era una opción entrar en un juego de quejas a mis superiores dado que iba a significar que me trasladasen a mi anterior puesto, lo cual era un paso atrás considerable.

En ese estado de cosas tomé la decisión de evadirle, su voz era tan característica y hablaba tan a menudo que podía notar su presencia antes de que llegase.

Así pues, al día siguiente, y tras fichar, caminé hacia el departamento de cartas, cuando le vi levantarse de la mesa me aproximé a ella y empecé a trabajar, diez minutos después oí su voz acercándose, con lo que salí disparado hacia las cintas mecánicas.

El proceso se repetía jornada a jornada durante la primera hora hasta que el islandés se iba a casa, alguna vez le pude observar vagabundeando por la enorme nave industrial tratando de encontrarme para soltar unas cuantas abominaciones.

Tras semana y media sin dar conmigo, Hilmar me vió a lo lejos y empezó a gritar enloquecidamente:

"¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Dashiell, Dashiell!!!!!!!!!"

Aparenté no oírle mientras apretaba el paso para dirigirme a la zona de las máquinas, él empezó a correr hacia mi posición.

"¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Dashiell, Dashiell......rokokiki tomik mirlok!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Al atravesar la puerta me tiré al suelo como un auténtico "Snake" y empecé a observarle desde una rendija de la enorme elevadora, Hilmar miraba a su alrededor sorprendido, no entendía nada....

¡¡¡¡ Helvitish Dashiell !!!!"

Dos semanas sin coincidir, aún en una empresa tan grande y en solo hora y media, se habían convertido en una hazaña.

Pero......

Ninguna heoicidad puede mantenerse etérnamente.

Al día siguiente, mientras fichaba, Hilmar salió del lugar donde se había agazapado para emboscarme y empezó a ponerme al hilo de las maldiciones atrasadas:

"Anskotas Dashiell, rokikoikii mirlok pirnlo termin y lo sabes, antermoil tomikin pirninuydr ervfbus uuhd jksndpsid sjnsjd sjdsjdn rimtin helvitish..."

Era como oír el zumbido de una abeja, empezó a hablar tan deprisa que su diatriba pasó a convertirse en una palabra kilométrica e indescifrable.

"mirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok pirnlo-mirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok pirnlomirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok pirnlomirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok pirnlomirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok pirnlomirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok-mirnik-terlin- minon- norklion- pirnlomirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok-mirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok pirnlomirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok-mirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok pirnlo-mirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok pirnlomirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok pirnlomirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok pirnlomirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok pirnlomirnik-terlin- minon- norklion- ad- vera- med- min,-rokikoikii- mirlok"

Tras escupir el discurso me miró fijamente antes de preguntarme:

¿Qué tienes que decir a todo esto?"

"Ehhhhhhhhh.....Mmhhhhhhhhhhhhhhhhhhh......." aunque por dentro clamaba "Ni p*** idea chavalote"

Hilmar interrumpió mi sonido y exclamó de nuevo:

"Si es que no sabes ni qué contestar, anskotas"

Esa frase lo cambió todo, me hizo verlo claro, si yo no podía entender sus discursos febriles, para defenderme debía aplicar la reciprocidad aprovechando su mal inglés.

"No, di Dashiell......... ¿Por qué rokokik mrnik pirlok morlinilk versiler tolin.......???, ¿Ehhhhhhhhhhhh?? ¿Ak ver iu??

"Es que ese es un planteamiento circunspecto, si lo miras así pues podría algunas veces comprenderse , pero la divergencia es conspicua"

Nos miramos sin respondernos, como en un capítulo de Los Simpson, el silencio era tan profundo que podría escucharse a un coyote aullando en la lejanía.

"¿Cómo?" dijo por fin

"Digo que es demasiado circunspecto, y una vaguedad laxa"

De nuevo silencio, roto por fin por su estridente voz:

"Dashiell, kanski no te entiendo, ¿Qué helvitish significa eso?, pero lo importante era que rokokik, llevamos aquí un montón de tiempo y debo irme, pero mirlin, tipok es como ha de hacerse, Bless"

Mientras se marchaba miré el reloj, tenía que empezar mi jornada.

Nada en la vida es gratis.