El juego


"¡ Qué asco de vida !" dice Alain

"¿Por qué?"

"Dashiell, ¿No tienes la sensación de que siempre son los hijos de puta los que alcanzan el éxito en todo?..."

Siempre similares palabras, todos los seres humanos repiten las mismas consignas.


.................


El juego no prima el bien, tampoco el mal, solo consiste en seguir hacia adelante.

Su única regla es que no hay reglas, es un todos contra todos, una melé, un combate eterno donde los mejores continúan y el resto se queda. Al juego no le importa tu opción política, tu raza, tu tendencia sexual o tu religión.

Tú no estás por encima de él porque nadie lo está.

Al juego le es indiferente que abandones la partida, le da igual si no quieres tener hijos, si decides suicidarte o si tu madre sufre un aborto natural a las dos semanas de concebirte.

Al juego le dan igual tus opiniones, te abre la boca y caga sobre ellas.

El juego está por encima de tí, está incluso por encima de la muerte.
Eres un soldado más de un ejército inconmensurable, en la medida en que este avance no le importan sus miembros.

 Solo a los individuos concretos les preocupa el destino de otros individuos concretos.

Las reglas del juego y el campo de batalla marcan el enfoque, si la regla es que no hay reglas no tiene sentido hablar del bien o del mal, el juego no prima ninguno de los dos porque para él no existen.

Electrones, protones, bacterias, reptiles, humanos... galaxias, universos....todos luchan dentro de su dinámica.

Son los individuos concretos los que crean reglas concretas, los que se agrupan formando bandos, los que dicen qué es moral y qué no lo es.

Y te sientas en la mesa con la partida empezada, peleas por tí y por los que ocuparon antes que tú la butaca dónde te apoyas, la misión es mantenerte en el juego sin ser barrido, tener un desempeño lo bastante adecuado como para poder pasar las cartas al siguiente, que tu mitad biológica y tu mitad cultural no se extingan.

Y crees que para ello eres libre, crees que no estás condicionado, qué puedes tomar las decisiones que estimes oportunas solo por el hecho de querer hacerlo, crees que te gusta el chocolate porque eliges que te guste, crees que eres marica porque eliges ser marica o que si no te convertiste en ingeniero fue unicamente porque no te esforzaste en conseguirlo.

Nada de eso es cierto, tu rango de actuación es limitado al igual que tu libertad.

Juegas la partida por tí, por tus padres, por tus abuelos, y por los miles de eslabones que hubo antes, no pueden dejar que alguien sin experiencia lo eche todo a perder, por eso decidieron hablarte utilizando un libro de instrucciones escondido en tu cuerpo, un libro donde cada generación escribe unas pocas palabras y algunos individuos extraordinarios páginas enteras.

Puedes oírlos, te susurran, son esas voces que recorren como fantasmas la casa solitaria de tu mente, son ellas las que te dicen:

"No te fíes de él, quiere engañarte", "No camines por la oscuridad, es peligroso", "Siéntete triste, te hizo daño", "Llévala a la cama, fóllala".

Pero alguien lo jodió todo.

Alguno de tus antepasados escribió consejos inservibles.

Quizás los susurros te obligan a sentir dolor por todo, incluso por acciones que no deberían llevar aparejado tal castigo, quizás te dicen que seas algo pero te dan herramientas insuficientes para serlo, quizás ya no funcionan para moverte en un entorno que no es el mismo.

Dolor.

Pretendes cambiar y no puedes, prometiste que sería la última vez que te arrastrases por ella o por él y no lo has cumplido, prometiste estudiar, conseguir de una vez por todas algo de lo que sentirse orgulloso pero no has sacado fuerza para hacerlo.

Juraste dejar de ser un don nadie en trabajos de mierda, rebelarte contra el chantaje emocional de tus padres o acercar tu cuerpo al de aquella chica....
Pero continúas en un empleo similar, tus progenitores te tratan como a un menor o un incapaz y sigues posponiendo con excusas el amago de seducir a aquellos ojos grises.

Han repartido las cartas y te dieron una mala mano.

Solo con cojones y el 100% de tu limitada libertad puedes ganarla, solo engañando a esas voces fantasmales que te susurran puedes sobrevivir sin caer en la demencia.

Pero eso no significa que estés por encima del juego.

Nadie está por encima de él.

17 comentarios:

rodya dijo...

jajaj muy buena!!

por fin una buena entrada; que últimamente andaban algo flojas..

Xolomo dijo...

Solo Chuck Norris está por encima del juego ;P

Ya en serio. Dices que el juego consiste en avanzar. El problema es hacia donde avanzar, no sea que retrocedamos...

Sawubona dijo...

Hola Sr Floppy, me encantaba tu programa de TV en la 2. Ahora te sigo en este blog.

Te invito al mio sobre Sudafrica:

http://sawubona-sudafrica.blogspot.com

Anónimo dijo...

Hay dos tipos de juegos: aquellos que dependen exclusivamente del azar como pueden ser los juegos de casino, en los que pese a que puedas adoptar diferentes estrategias en el fondo todo acaba dependiendo del azar, y aquellos en los que influye azar y habilidad, como pueden ser las apuestas o el poker, donde si el juego se prolonga lo suficiente en el tiempo el azar acaba en un segundo plano y la habilidad es realmente lo que cuenta.

Afortunadamente la vida es del segundo tipo de juegos, puedes comenzar con malas cartas o las probabilidades en contra porque la casa se cobra una comisión, pero donde con habilidad puedes triunfar. Es cierto que quien empieza con mejores cartas lo va a tener más fácil que alguien que nace en Ruanda en una familia que no tiene casi ni para alimentar a sus 8 hijos, pero incluso el octavo hijo de esa familia puede salir victorioso de la partida.

El principal problema es que las reglas del juego, que haberlas haylas como las meigas, no aparecen detalladas en ningún libro y tenemos que identificarlas con la ayuda de otros o mediante nuestra propia experiencia, y como buena sociedad capitalista siempre hay gente dispuesta a enseñarnos por su propio beneficio. Así que o pagamos la tasa para que nos enseñen, nos lanzamos a experimentar por nuestra cuenta y riesgo o nos quedamos sentados en el sofa esperando por si el crupier vuelve a repartir las cartas y gracias al azar podemos mejorar nuestra situación.

Disfórica dijo...

Muy bien dicho, anónimo. Me ha gustado mucho tu visión.

Ulpi dijo...

"El destino reparte las cartas, pero somos nosotros quienes las jugamos"


genial la entrada!!

Mister Floppy dijo...

Anónimo, excelente comentario.
Completándolo: cada individuo recibe importantes consejos, vienen detalladas en el libro de tu intuición y tus instintos, lamentablemente algunos de ellos quedaron desfasados o tienen errores, pero analizándolos un individuo puede aprender mucho sobre el juego.

Respecto a las cartas: cuanto mejores más posibilidades de éxito,
si son excesivamente malas solo queda el recurso de la heroicidad.

silvia dijo...

Buena entrada. Creo que la clave está justamente en eso, ver la vida como un juego. Si te la tomas en serio, es cuando no apuestas.

saludos, flopy

rara avis dijo...

Me ha gustado. "Juegas la partida por tí, por tus padres, por tus abuelos, y por las millones de generaciones que hubo antes...". Un beso dash.

ClaveDeSol dijo...

Otra entrada que te deja sin palabras.

No es la peculiar forma de escribir. Lo que ronda esa cabeza es lo sorprendente, y la manera de hilar pensamientos y acercarlos, ejemplar.

En fín, a tus pies.

Procura no mejorar demasiado o te costará mantener el nivel.

B. dijo...

Richard Dawkins dijo que en realidad sólo somos el vehículo que nuestros genes utilizan para propagarse. Desde luego a ellos les da exactamente igual lo que nuestra mente desee, deseos por otra parte que a menudo sólo nos llevarán a sentirnos frustrados: tristes por no lograrlos o atemorizados por perderlos. En el fondo no hay juego, y si lo hubiese sería una fantasía. Por tanto no hay hacia donde avanzar o retroceder.La existencia sólo es un brevísimo periodo de febril e inútil actividad en medio del vacío de la no existencia. En realidad los que triunfan son los mejor adaptados al medio, como en el resto de especies de los que se sirve la efímera vida para seguir existiendo.

Mister Floppy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mister Floppy dijo...

B. , gran comentario y excelente introducción de Dawkins en el tema, de hecho "El gen egoísta" es uno de los libros más impresionantes que alguien pueda leer dado que es capaz de alterar la visión del mundo en el que se vive.
Es cierto: Dawkins afirma lo que reproduces, pero también dice:

"Somos construídos como máquinas de genes y educados como máquinas de memes pero solo nosotros tenemos el poder de rebelarnos contra nuestros creadores".

Los genes y los memes nos condicionan, pero hay pruebas feacientes de que la educación que recibes y el dictado de tu genética puede ser desafiada o engañada por tí bajo determinadas circunstancias (celibato, rebelión contra los valores familiares, barrido contra movimientos racistas, etc...)

Por supuesto, influye, como siempre, las cartas, si naces en una aldea de Afganistan, eres analfabeto y estás aislado va a ser improbable que cambies los memes de tu cerebro, al mismo tiempo si tus genes crean un cuerpo de baja calidad para la competencia probabalemente ni siquiera seas capaz de abordar el problema.

La libertad solo es limitada, condicionada, para alterar tu destino, al que estás "predestinado", necesitas conocimiento.

Anónimo dijo...

Grande Dawkins. Por cierto Dashiell, puede que no te hayas enterado al estar fuera de España pero aquí ha salido en todos los informativos y periódicos la noticia de los mensajes que se pusieron en unos autobuses con el mismo mensaje que Dawkins puso en los autobuses de Londres: "Dios probablemente no existe, deje de preocuparse y disfrute de su vida".

Y poco después una iglesia respondió poniendo otro mensaje afirmando que Dios sí existe: "Dios existe. Disfruta de la vida en Cristo". Les debe de preocupar mucho que la gente empiece a pensar para gastar dinero en publicidad en unos autobuses, antes no les costaba un duro la publicidad.

monttse dijo...

La suerte, mala o buena, es un factor muy importante en la vida de la gente.

Ver las cosas positivamente no te sirve de nada si te despiden, tienes un accidente, te roban y te pasa todo en el momento justo de peor crisis laboral y cuando todos los trabajos que conoces a los que puedes optar estan pillados justo hace pocas semanas.

El optimismo no existe en ese caso.

Solo echarle cojones...

De esto solo saben las personas que han pasado por situaciones similares. Los demas no tienen ni idea... por suerte para ellos.

ClaveDeSol dijo...

Te equivocas, Monttse, no hay nada tan negro como para que no tenga solución con curro. Absolutamente nada.

Bueno sí, la muerte, pero de ahí no vamos a salir así que mejor no perder tiempo ni en pensarlo.

Hasta la viuda con dos cojones sale victoriosa de su situación si lo sabe llevar. Y eso es de las peores cosas que a alguien le puede pasar.

¿El paro? el paro es lo más light que le puede ocurrir a alguien a lo largo de su vida.

¿Y que todas las desgracias puedan venir juntas? En fín, el día tiene 24 horas, es difícil de creer algo así.

Me estoy acordando de una situación que les ocurrió a unos familiares gallegos. La verdad que en pocos meses les ocurrieron unas cuántas desgracias. Y entre ellas un accidente de tráfico de un familiar (por la otra parte, a mí no me tocaba) muy grave, pero no mortal.

Comentándolo en casa dije: "jolín, con lo supersticiosas que son las primas gallegas seguro que piensan que les ha mirado un tuerto por la mala suerte, pobrecillas". Y mi hermano me dejó sin palabras cuando dijo: "¿mala suerte?. Han tenido la mejor suerte que se puede tener. Ha salido vivo de un accidente semajante y no va a quedarse en una silla de ruedas".

Han pasado varios años y no se me olvida esa actitud. Pensar así es lo más cercano a un triunfo. No es casualidad que aquellos que triunfan en la vida sean los más optimistas.

La suerte juega en determinados niveles, pero muy limitados, no te equivoques.

Anónimo dijo...

Sr. Floppy, todo un gusto leer tus líneas, sobre todo teniendo en cuenta que la experiencia islandesa hermana a unos cuantos por estas tierras. Te invito a que leas mi blog:

http://jazzedme.wordpress.com/

En el fondo es posible que hablemos de cosas parecidas

Publicar un comentario