Sentar la cabeza

"No me quiero meter en tu vida pero, en mi opinión, te has ido al extranjero varios años tarde" dice Augusto modulando la voz "si lo hubieses hecho a los 20 o 21 estarías harto de ese tipo de vida antes de los 30 pero ahora vas a tener que tomar una decisión muy importante, si continúas viviendo fuera llegará un día en que volver será mucho más duro que quedarse"

No puedo contradecir sus argumentos porque tienen una gran carga de sentido común respaldándolos, al fin y al cabo Augusto es el más inteligente de mis amigos.


"Es cierto" respondo.


Continuamos charlando, a diferencia de mí, él se ha labrado una carrera.


"No sé Dashiell, supongo que a cada persona le llega la hora de sentar la cabeza, espero que seas tú el que lo decida en lugar de la edad por ti..."

Todos los expatriados deben enfrentarse a esa elección vital.

¿Quedarse, volver?

¿Qué ocurre cuando aquello que te vincula a tu infancia y a tu pasado se convierte en escombros?

¿Qué ocurre cuando te sientes en casa en ese lugar donde solo eres un inmigrante?

¿Qué ocurre cuando a pesar de ser nativo en la lengua de los que te rodean ya no entiendes sus comentarios y motivaciones?

La vida a tu alrededor se ha congelado, todos siguen con su día a día y al mismo tiempo tú no has sido partícipe de los pequeños cambios, estás fuera, eres ese actor secundario que desaparece de escena, aquel loco que conocieron en su juventud y del que a veces murmuran, aquel hijo al que sus padres querrían llevar por la buena senda.

Camino con Rafael y su novia, ellos hablan cariñosamente sobre los detalles de su cotidianidad, yo permanezco en silencio, solo miro el asfalto de la calle vacía.
"Dashiell, pareces desilusionado"
No contesto.
Solo eres un extranjero, diga lo que diga tu pasaporte.

Estás rebañando tu juventud de un plato en el que ya no queda apenas sustancia, no quieres ser como esos tipos siniestros de barriga mojada que deambulan por los bares vampirizando conversaciones o intentando ligar con quinceañeras.

Pero no ha llegado el momento.

No quiero devolver la pistola y la placa.

Aun no.

19 comentarios:

Cata dijo...

Tal vez yo no sea la mas sensata de tus amigas, pero creo firmemente que hiciste lo que debías hacer, que tomaste la mejor decisión... y quien dice que es tarde??? tu DNI?
Cada uno debería sentar la cabeza cuando y si le da la gana... no dejarnos llevar por presiones ni motivaciones ajenas... que bastante dificil es a veces aceptar las consecuencias de las decisiones solos como para aceptar las consecuencias de las decisiones que tomamos motivados por otros.

Cualquier cosa mejor que pasar los días, que quieres que te diga?

Folken dijo...

Una vez me dijo un hombre sabio:
Cuando se piensa con el culo, uno se sienta con la cabeza.

Anónimo dijo...

Yo diría que vivas en donde te apetezca en cada momento pero que te labres una buena carrera profesional.

oria dijo...

Claro, es mejor hacer lo que te dicta la sociedad y vivir de los recuerdos de la infancia y la universidad.

Cual es el problema de sentir que tu casa esta en el país de acogida?

ClaveDeSol dijo...

Ok, te ha ocurrido a tí también. Ya te ha llegado. Siempre ocurre cuando has vivido intensamente un tiempo y vuelves al lugar donde decidiste dejarlo todo. La gente tiene la sensación de que las personas se han estancado y su vida paralizado mientras tú tienes demasiadas cosas que contar y poca gente con la que te apetezca compartirlo.

Aun sabiendo que esto ocurre (al menos en todos los casos que yo conozco), prefiero experimentarlo en propias carnes. Probablemente sea una más y me ocurra exactamente igual, pero eso, te nace o no.

Y con respecto a los consejos... un clásico, también. Reconoceré que yo también di ese tipo de consejos a una de mis mejores amigas. Todos nos creemos con derecho a opinar sobre la vida de los demás.

¿La mejor decisión? por supuesto que la tuya, sin influencias ni compromisos.

Al final todos vamos a acabar igual, pero al menos, que nos respalde una vida dignos de estar orgullosos, que es de las pocas cosas que podemos elegir. Un poco de libertad, por Dios.

Quien no lo entienda, que se siente en esa silla de la que habla, a verlas pasar, pero que deje a los demás utilizar las piernas, que para algo sirven.

Como suelo decir, los consejos con buena voluntad, no siempre son los más acertados. Sólo queda escucharlos educadamente y seguir haciendo la vida que elijas. Para pocas cosas que podemos escoger, habrá que aprovecharlo.

Poder decir: "esta es mi vida, la que he escogido yo, no la impuesta" debe de ser una de las mayores satisfaciones que alguien puede experimentar.

Mister Floppy dijo...

Hola

Cata, es cierto, cada cual debe tomar sus propias decisiones y aceptar las consecuencias que se derivan de ellas.

Folken, debe ser un derivado de "cuando se folla con la cabeza se piensa con la polla"

Mister Floppy dijo...

Oria y Mar, el problema no es la decisión, son las consecuencias.

Por supusto, lo mejor es aceptarlas cuando son derivadas de las propias elecciones.

Manolo dijo...

Erm. Las preocupaciones existenciales y eso están bien, pero lo que da la felicidad es poder pagar la hipoteca todos los meses.

Yo creo que da igual el estar en un sitio u otro, lo importante es decidirse. Todos somos extranjeros en alguna parte. (en casi todos los sitios)

Por otra parte, youth is like a box of chocolates, so full of promise.., pero un día se acaban y siempre es útil prepararse para la mediana edad, una edad más de realidades que de promesas.

Saludos

ClaveDesol dijo...

"La única manera de reducir la importancia del contexto es la seguridad en lo que quiere hacerse, cuando uno está seguro acepta lo bueno o malo que pueda venirle con tal de poder alcanzar un objetivo".

Consejo que curiosamente me diste tú y lo apunté para recordarlo.

Poco más hay que decir, condensa la idea a la perfección.

Scott Joplin dijo...

He de reconocer que esta entrada me ha sorprendido bastante. Las sensaciones que comentas las conozco, no le son ajenas al más común de los mortales cuando su edad acumula números despiadadamente. Pero que el realista, cínico y mordaz Floppy se vea influenciado por ellas es, sin duda alguna, asombroso.

Tú no has ido a Islandia a vivir una aventura juvenil, como tampoco has dejado atrás la vida en España por un arrebato banal. O esa es mi impresión particular. Lo que esperas de tu vida, no solo es una respuesta a la que tú debes contestar, es que probablemente el 90% de las personas no sabe responderla para si mismos.

De todas maneras, hagas lo que hagas tienes la fuerza de voluntad para sacarlo adelante. Así que, mientras sigas siendo fiel a ti mismo, los lectores del blog podremos seguir leyendo tus interesantes entradas.

Ya hay ganas de que vuelvas a Islandia y cuentes que tal van las cosas por allí desde tu particular punto de vista.

Mister Floppy dijo...

Scott, efectivamente no es un arrebato ni una aventura juvenil, dicho lo cual, parece ser que la entrada induce a error y debe ser aclarada:
Yo no tengo dudas acerca de mis decisiones, al contrario, venir a España lo ha dejado más claro.

Anónimo dijo...

Mi vida resumida:
Tengo 53 años. Con 21 años, recién acabada la mili, me metí en una comuna hippie, allí perdí 3 años de mi vida haciendo el gilipollas. Luego viajé a Berlín y seguí perdiendo el tiempo otro año.
Volví a España y me instalé en un maldito pueblo de Granada haciendo el chorra durante 4 años. Tuve un hijo con una danesa que no reconocí y del que no he vuelto a saber nada.
Entonces SENTE LA CABEZA.
Volví a mi ciudad, me corté el pelo y mi pedre me compró un taxi.
Mi vida a partir de entonces fué, trabajar, comer y dormir.
Hace 5 años vendí la licencia y desde entonces vivo de las rentas.
35.000 acciones de Telefónica. Otra vez soy un puto jipi, lo mío no tiene remedio.

DESTRUCTOR dijo...

Jeje, Hola Floppy!

Yo viví mi particular Erasmus en Arabia Saudí durante mi primer año aquí. Bebercio, tias cachondas, fiesta continua, borracheras enormes... pero al menos todo ello bien pagado.
Luego conocí a Destructora y con ella ¨sentaré la cabeza¨ en España cuando ella me diga que volvamos.

Como ves, en cualquier momento y en cualquier lugar puede surgirte la oportunidad de ¨sentar la cabeza¨.
¿Sentar la cabeza es comprarse una casa y tener hijos y quedarte en ese sitio elegido de por vida?. No lo creo.
Esto depende de cada uno. Cada persona necesita una cosa distinta dentro de si para saber si ha sentado o no la cabeza.

Yo hace tiempo que deje de agobiarme por estos temas y por como me vean los demás. Me quedaré a vivir en un sitio fijo cuando surja el momento.

Mis amigos con la cabeza ¨bien asentada¨ se cambiarían por mi, te lo aseguro.

Pilar dijo...

Dashiell, muy buena entrada, enhorabuena!
Yo me vine a Londres hace 4 años, y no con veinte añitos precisamente. Esto de sentar la cabeza y hacer las cosas cuando tocan, me parece la tontería más grande. ¿En qué se basan los que nos dicen cuándo, cómo y qué ha de hacerse? Cada persona tiene su propio reloj, y si por suerte tu sigues tu propio reloj y no el que te marca la sociedad, eres un afortunado, aunque a menudo sea ir a contracorriente. La libertad de hacer y estar donde uno quiere o siente, es un lujo y todo un placer que sólo unos cuantos, los más atrevidos, tienen (o tenemos, por suerte!) Y sí, nuestros amigos que se quedaron allá donde crecimos, parecen estar anclados en el pasado. El hecho de estar alejados nos hace evolucionar como personas a un ritmo diferente que el de las personas que dejamos atrás, pero ello no significa que no evolucionan también. Para mi lo más raro fue cuando después de unas cortas vacaciones con la familia y amigos, cuando regresé a Londres, me sorprendí a mi misma diciendo “qué bien, por fin casa! Casa...., un alquiler temporal, un trabajo temporal y con muy pocos amigos????? Supongo que no es ni la casa ni el trabajo lo que hace de un lugar cualquiera un hogar, sino de cómo te sientes tu mismo allí....

Un abrazo.

monttse dijo...

Pilar, tu comentario me anima mucho!!. Tengo previsto invadir Londres en unas semanas y aunque no es la primera vez que salgo, si es la primera sin fecha de vuelta... ni aproximada ni nada..

Y tampoco tengo 20 añitos (ni 30).

Si sentar la cabeza es vivir donde naciste, yo no la sentaré en la vida, pero ni mis padres la han sentado siguiendo esta máxima.

Si sentar la cabeza es tener hijos....como no adopte..

Si sentar la cabeza es vivir en el sitio donde estas agusto, con un trabajo que no te hace odiar las mañanas y a donde te gustará volver.. pues si, entonces mi plan es sentar la cabeza pronto prontisimo!

Kenneth Figuerola dijo...

Hola Floppy !!

Hace tiempo que te leo pero hasta ahora nunca te habia escrito.

Los amigos tambien me dicen algo similar, a ver cuando siento la cabeza, o sea: cojo pareja, me caso, pago hipoteca y tengo un hijo....que me deje de tonterias de intentar marcharme a Noruega a vivir....etc....

Estoy en los 30 y camino de 31 y cada vez veo más claro que si de verdad quiero santar la cabeza no será en este pais...

Tienes razón, aquí tenemos nuestra vida, amigos, recuerdos.... pero..y que? lo importante es que uno haga lo que de verdad sienta y si esto significa vivir en el estranjero para labrase un porvenir y un futuro pues bienvenido sea.

Te sigo leyendo.

Alesioux dijo...

El problema es que tenemos demasiado tiempo para pensar en nosotros mismos, y poco tiempo en pensar en nada.

Te leo hace tiempo, busqué informacion sobre islandia tal vez pase el proximo año allí, y eché un vistazo a tu blog, es bastante interesante.

Xolomo dijo...

Los consejos se dan con toda la buen voluntad, y tienes toda la libertad de no hacerles caso (o si). Lo que está claro es que tienes que hacer lo que TU quieras. No hay un solo modelo de vida, ni un tiempo para hacer las cosas. Al menos así pienso yo. Simplemente, hagas lo que hagas, valora las consecuencias. Volver a casa cada vez será más raro...

Maya dijo...

ah !!! descubri este blog de repente a las 6:30 de la madrugada...buscando acerca de la frase"sentar la cabeza" para un trabajo de escuela...y ahora estoy enganchada, leyendólo todo!! es que me resulta aliviador! ver que las tipicas conversaciones que tengo yo con mi familia o las cosas que me ocurren estan aqui contadas y que yo misma me estoy riendo de ellas!!...gracias!!

Publicar un comentario