Anagnórisis

No había tenido ni un solo día de verdadera tristeza, de sonora inadaptación desde que me instalé en Islandia.

Me daba igual el frío y la falta de oscuridad no alteraba la química de mi cerebro.

Pero el simple hecho de viajar a Ísafjörður, una pequeña ciudad del noroeste, me hizo comprender que el mayor problema de Islandia es su escasez.

La falta de algo diferente a lo que poder recurrir.

"Ahora entiendo por qué casi todos los islandeses viven algunos años en el extranjero" dijo Alain en su último día en Reykjavík.

Hizo una pausa y me miró como esperando un comentario.

No lo hice.

A pesar de ello continuó.

"Hay que tener muy pocas inquietudes para aguantar este tedio constante....¿sabes lo que me dijo la sudafricana, Dash?"

"No"

"Me dijo que los primeros cuatro años no eran tan malos, lo peor llegaba después"

"Alain...."

"¿Si?"

"No pienses en eso....."

Perder la virginidad

Me apoltroné en uno de los sofás de Celtic Cross y hundí la cabeza entre las rodillas, era tarde, estaba completamente borracho y solo.
Mis amigos podían volver a casa pero yo continuaba yendo de un bar a otro, tenía comprobado que era la manera más factible de conseguir lo bueno.

"¿Estás bien?" preguntó el chico que se sentaba a mi lado.

Giré la cabeza y le miré, debía ser la única persona más intoxicada que yo en todo el local.

"Estoy bien..... ¿de dónde eres?" dije sonriendo.

"Soy polaco....pero no como el resto de la gente de mi país que vive en Islandia, yo no viné para tener un trabajo malo, yo estudié"

"Ajá...entiendo"

"A mi me gusta conocer a personas de otros países, siempre había soñado con viajar"

"¿Y estás contentó con tu vida aquí?" dije con mi mejor tono de voz.

Normalmente me hubiera importado una puta mierda su respuesta pero el alcohol me transformaba en un ser amigable y locuaz.

Esa cuestión se convirtió en el disparo de salida para un soliloquio interminable en el que el polaco pasó a contar cada matiz acerca de su difícil existencia en Islandia, de cuando en cuando realizaba pequeñas pausas para beber cerveza y seguir cavando un hoyo aún más profundo en el que enterrar su sobriedad.

Tras 15 minutos perdí por completo el hilo del relato y me dediqué a asentir con la cabeza como un robot, no pude siquiera calcular el tiempo que transcurrió hasta que decidió finalizarlo.

".....y eso es todo...lo único bueno es que ya no soy virgen"

El disparo de sinceridad hizo reaccionar a mi cerebro como una taza de café.

"¿Cómooooo?"

"Sí ya no soy virgen, en Polonia es muy difícil follar porque las chicas son estrechas y yo soy un poco tímido con las mujeres"

"¿Pero tú cuantos años tienes?"

"veintiocho"

"¿veintiocho....????, ¿y cuando ocurrió?" pregunté intrigado.

"La semana pasada, ahora estoy más tranquilo, tenía mucha presión, pero me siento como una mierda: el sexo me ha defraudado mucho, me he pasado años haciendome pajas casi a diario imaginándome que sería como entrar en otra dimensión, pero no, es como estupido, estaba ahí ,nervioso, y cuando le quité la ropa a la chica y se me puso dura empecé a pensar que no tenía sentido, la puse a cuatro patas y me di cuenta que no es como en las pelis porno, no acertaba a metérsela, pensé "que puta mierda, ¿es esto tan difícil?" ella estaba ahí borracha esperando como aburrida y yo dando caderazos contra la mejilla del culo y las piernas, intentando acertar en el conejo, estaba justo delante, feo y peludo, lo veía, pero vaya mierda, no acertaba, creo que se necesita una polla muy grande para hacerlo a cuatro patas, ¿Tú lo has hecho así?"

El discurso me había dejado sin respuesta, pocas veces en mi vida había encontrado a alguien capaz de hundir su imagen ante un extraño con una mezcla tan explosiva de sinceridad e inocencia.

Aún así continuó hablando.

"Entonces se me empezó a reblandecer y me acojoné, me tiré en la cama boca arriba y le dije que se montara, que yo estaba muy cansado, ya sé que es estupido pero no iba a contarle que era virgen, esa perra debía haberse follado a un regimiento, el caso es que cuando se subió a mi polla y comenzó a saltar y gemir con los ojos cerrados yo me quedé mirándola, era como un teatro así que empecé a gemir también pero no era muy excitante, ella no paraba de repetir cosas estupidas "metemela más fuerte, más fuerte" o "dame" ¿No es una gilipollez decir dame?, incluso yo que era virgen lo notaba, ¿quien mierda dice dame?, ¿Tú dices dame?"

Moví la cara confundido...

"No, no digo dame"

"Perdona, no te ofendas quería decir si te dicen "dame" a tí, bueno da igual no hace falta que respondas, como te contaba...¿por donde iba? ah, sí...ella luego practicamente dió la vuelta la muy guarra y me pusé encima sin sacarle la polla, en eso estuve fino, ahí ya le di lo suyo como un loco, pero no tenía convicción, tenía fuerza pero no creía en ello, la chica seguía gimiendo mucho, tenía ganas de gritarle "¡te quieres callar so perra!", "callate de una puta vez" pero no dije nada para no empeorar las cosas, solo pude acabar porque empecé a imaginarme que me pajeaba viendo una peli porno en el ordenador.... así que creo que mi primera vez ha sido una mierda....,una puta mierda.....¿Cómo fue la tuya?"

Ajustes

Durante febrero la carga de trabajo en el servicio postal disminuyó un 20%, para sobrevivir a la merma en los ingresos la empresa empezó a recortar gastos: el aumento de sueldo que debía aplicarse en marzo quedó en nada, dejaron de ser requeridos muchos empleados eventuales, se reconvirtió a secretarias en mozos de almacen e incluso desapareció el personal de limpieza externo.

El cambio de política se apreciaba también en los detalles, hasta los vasos del café pasaron a ser de peor calidad.

Mi día a día se convirtió en una pura ficción, deambulaba erráticamente por la empresa aparentando estar ocupado: me detenía cerca de una jaula y la empujaba hacia otro sector, escribía códigos en la computadora y posteriormente los borraba.

Todo era un sinsentido.

Algunos de mis compañeros se mantenían cruzados de brazos esperando algo que hacer hasta que el encargado se acercaba a ellos, entonces aceleraban nerviosamente el paso a fin de ejecutar alguna tarea delirante.

A mediados de marzo la carga de trabajo aumentó de forma considerable, podía sentirse como empezaba a desacelarse el ritmo de la degradación económica, lamentablemente apenas existían ofertas de trabajo en el mercado y en la mayoría de ellas era requisito sine qua non dominar el islandés.

La red de clientelismo que formaba la comunidad extranjera en el país se había roto, era imposible ayudar a nadie a encontrar un empleo.


Arnar se aproximó a mí mesa, le saludé con la mano y empezamos a hablar.

"Dashiell, ¿Tienes la impresión de que la economía se está poco a poco estabilizando?"

"Sí, todo el mundo la tiene"

"Bueno, parece ser que muchas empresas están quemando todo el dinero del que disponen para poder sobrevivir hasta el verano dado que se espera una buena campaña turística, aún así lo normal es que haya una nueva ola de quiebras a partir de octubre"

"Tiene sentido"

Lo dije con tranquilidad, no era el final del mundo.... al menos no para mí.

Martin se acercó para introducirse en la conversación e inmediatamente dijo:

"Creo que no van a dejar en el paro a nadie más en esta empresa, es demasiado grande y no tiene apenas competidores...¿Tienes miedo de que te despidan Dashiell?"

"Me da exactamente lo mismo si lo hacen o no"

"Working class hero"

Un empleo no cualificado puede desempeñarlo cualquiera, debido a ello la competencia por cada puesto es mayor, entrando en juego, además, sectores sociales que pueden permitirse el lujo de aceptar un sueldo bajo (adolescentes) o que, por sus circunstancias, no sean capaces de conseguir nada mejor (extranjeros, ciudadanos sin estudios...).

Y se entra en un círculo vicioso.

Empleados que recurrentemente no acuden a trabajar poniendo excusas, gente que viene y va de una empresa a otra... parados que reciben la misma cantidad de dinero en subsidios que lo que conseguirían si trabajasen en un empleo horrible.

Laboralmente estás en lo más bajo.

Te levantas a las 6 para dejar un tercio de tu vida a cambio del sueldo mínimo.

Reponedores, camareros, mozos de almacen...

"¿Te imaginas viviendo el resto de tu vida con un trabajo así?" susurra Jens "es una idea nauseabunda... cuando era estudiante encontré un empleo en una fábrica, debía pasar 7 horas al día limpiando arandelas con una pistola de aire comprimido, solo era necesario realizar tres movimientos: coger, disparar, dejar... no pude seguir allí más de cinco días...y sin embargo, justo a dos metros de mí trabajaba aquel cuarentón, 17 años en la empresa siguiendo la misma rutina, como un autómata, nunca olvidaré su imagen....." Jens hace otra pausa antes de mirarme...
"Dashiell...¿Crees que se dan cuenta?"

"¿De qué?

"De que su vida es una mierda"

Resoplo.

"Eso es a lo máximo que puede aspirar alguien sin expectativas"

"No me gusta que hables así"

Mi vida social había mejorado tanto que apenas disponía de tiempo libre para leer, de una forma u otra siempre acababa en alguna fiesta bebiendo hasta granjearme una terrible resaca al día siguiente.

Durante una de ellas Eydís apareció en mi casa, tomó asiento y empezó a hablar de la noche anterior.

"Dashiell, estás completamente loco, aunque tus bromas son divertidas"

Guiñé un ojo y seguimos charlando amigablemente, empezó a hablar de chicas, de sus intereses y de la sociedad del país, a pesar de ser también islandesa su comportamiento era muy distinto.

"Voy a contarte algo..... ¿sabes lo que pensé de tí la primera vez que nos vimos?" dije .

"No" contestó Eydís sonriendo.

Me rasqué la cabeza y la miré desde la cama.

"Pensé que eras.....bueno.....aún lo pienso"

Eydís cerró ligeramente los ojos.

"Pensaste que era...."

Moví la barbilla.

"Que eras lesbiana...."

La expresión de su cara cambió completamente.

"¿Por qué dices eso?"

"Porque caminas como un hombre, no te balanceas, vistes masculinamente y no pareces interesada en los chicos"

"Estás bromeando... ¿verdad...?"

La miré a los ojos.

"¿Te lo parezco?"

"Dashiell....no me gusta que hables de esa manera."

"¿Por?...."

Acaricié su brazo.

"¿Te imaginas a una chica tocándote así?"