Los expatriados son personas diferentes

Hay algo que diferencia a una gran parte de expatriados del resto de personas:

La sensación de no encajar.

Tu vida puede ser aparentemente perfecta, haber estudiado economía, traducción, informática o física, podrías, incluso, estar rodeado de una familia sin tacha y de unos amigos que actúen como tales.

Es indiferente.

Eres un inadaptado.

Y tratarás de racionalizar la causa de tu desazón, el expatriado es hipercrítico:

"Odio mi ciudad porque carece de oportunidades laborales, odio mi país porque la mentalidad de sus gentes es estrecha, porque las chicas creen ser algo que no son, porque no hay futuro...."

Puedes maldecir a los políticos, a los empresarios o a tus vecinos, puedes trazar paralelismos económicos sin ninguna solidez basados en tu total desconocimiento del mundo pero la realidad oculta algo más.

Odias todo lo que te rodea porque hay una curiosidad innata en tí, porque no quieres vivir una existencia tediosa, sin alicientes, repitiendo día a día las mismas acciones hasta el momento en el que mueras.

Porque no quieres ser igual que todos y cada uno de tus antepasados.

Porque no crees que sea motivo de orgullo el provincianismo.

Porque no quieres ser un observador.

Un observador...

Porque quieres jugar el partido.


19 comentarios:

Jesules dijo...

Enhorabuena por el blog Mr. Floppy.

Lo que dices es completamente cierto de los expatriados españoles.

Curiosamente los que salen fuera son precisamente a los que mejor les iría en España por su formación y hay gente a la que le va mal y prefiero el terruño.

Yo aún estoy en la facultad pero también soy de los que piensa que la ciudad de nacimiento no tiene por qué ser la de mi muerte. Y también pienso en marcharme a trabajar fuera.

Un saludo.

Mister Floppy dijo...

Hola Jesules

Gracias por tu comentario.
No se si los espanyoles que salen fuera son los mejores, diría que son los más descontentos, consciente o inconscientemente.

Un saludo.

Busungu dijo...

Inadaptado me parece una palabra un poco dura.
LLevo 3 paises a mis espaldas (uno de ellos en Escandinavia) y a mi, lo que me gustaba de expatriarme era que las relaciones funcionan a mas velocidad y con intensidad.
Lo de la velocidad me empieza a cansar, y se que si no me muevo hechare raices.

Mister Floppy dijo...

Busungu, lo de la intensidad y la velocidad es completamente cierto, a veces incluso vertiginoso.
Tu última frase, aunque aparentemente contradictoria tiene mucho sentido, a veces uno empieza a cansarse de esa rapidez.

Manolo dijo...

Me siento muy identificado con tu comentario. Dejar personas, situaciones y cosas detrás es algo muy liberador.

Estando en el extranjero me da muchas veces la impresión de que puedo hacer casi cualquier cosa que realmente quiera hacer.

Saludos

Mister Floppy dijo...

Es cierto Manolo, hay que añadir la libertad.

monttse dijo...

también puedes ser expatriado por tradición familiar viajera y nómada ^_^

En la mia practicamente todos han buscado paises o ciudades mejores, por curiosidad, afan de superación, por sentirse mejor... por lo que sea.

Así que no es nada nuevo que yo sienta esa inadaptacion natural a la esencia andaluza, la curiosidad innata que dices y esa visión critica (no creo que sea hipercritica) me hacen buscar algo mas cercano a mi esencia nómada.

Y aunque he vivido en un par de sitios fuera de España y varias ciudades del pais, aun busco el lugar mágico donde querer quedarme para siempre.

Mister Floppy dijo...

Monttse, ¿de verdad crees que ese lugar existe?

Busungu dijo...

Manolo y Floppy, me gustan vuestros comentarios.
Por cierto, a mi vivir en un pais mas de un año siempre me llevo a acabar en una situacion parecida a la que tenia en España. Si los amigos que haces son expatriados, iran de un sitio para otro, y si tu te quedas, cansas de ir despidiendo gente e integrar gente. Si son locales, tendras que aceptar una vida monotona como la que considerabas en España y con diferentes costumbres. La ciudad menos imperfecta para mi esta seguro cerca de mi familia.
Un placer leer

monttse dijo...

No lo se Mr. F, sigo investigando :)

Manu dijo...

Hola Dashiell....te digan lo que te digan....es la mejor explicación de expatriado....y yo añadiría que no hace falta irse "tu" país para sentirse expatriado. Muchos somos los que vemos que queremos remar en otra dirección diferente a pesar de estar en el mismo barco.....

Saludos.

Kenneth Figuerola dijo...

Hola sr. Floppy !!

Aunque, de momento, no soy expatriado me siento totalmente identificado.

Es lo que me pasa en la actualidad, no encajo ( o al menos lo creo ), exactamente lo que dices:

"Odio mi ciudad porque carece de oportunidades laborales, odio mi país porque la mentalidad de sus gentes es estrecha, porque las chicas creen ser algo que no son, porque no hay futuro...."

Va a dias....y con más o menos intensidad...

Soy un ' ex`patriado ' en mí propio pais.

María dijo...

Por eso yo tuve que haberme ido cuando lo pensé, cuando cumplí 20.....

Anónimo dijo...

Supongo que en realidad no sabes lo que quieres. O mejor dicho, sólo sabes lo que no quieres


Has aprendido a tolerar la frustración y sin embargo no es suficiente. Te falta ilusión


La vida se encarga muchas veces de chafar nuestros planes. Una persona tan analítica corre un riesgo enorme de ser permanentemente infeliz en cualquier lugar



Un abrazo, H

Silvia dijo...

NO estoy de acuerdo con esas clasificaciones. Somos personas y cada una preside su propio país.

En los países hay costumbres quizás, pero tan admirables o censurables son las de unos como las de otros.

Darío F.A. dijo...

Expatriarse no será una forma de huida hacia delante?

Anónimo dijo...

Es cierto, somos unos inadaptados tras expatriarnos y criticamos todo... Pero es una etapa.

Anónimo dijo...

vivir en otro país es una de las experiencias más bonitas que hay en la vida. Nos remonta a la infancia, cuando todo era nuevo, emocionante, divertido... todo se mueve rápido, es cierto.

Pero, tras un tiempo todo esto desaparece y empieza esa temida monotonía y rutina. y cada vez nos apetece más irnos a otro sitio, añoramos esas emociones tan intensas del principio.

Anónimo dijo...

Yo me expatrie hace an~os, por gusto, por curiosidad. Y tras haber disfrutado mucho la libertad, las experiencias siempre nuevas, sufrido y aprendido de la soledad, me canse. Quiero poner el huevo, asentarme ya. Y la verdad es que me he dado cuenta de que no soy menos inadaptado en ninguno de los sitios por los que pase. Quizas ha llegado el momento de mirar al espejo y aceptar que ese soy yo. Y sinceramente es una pena que Espana este asi ahora, porque no es en absoluto mal lugar para plantarse. Con una can~ita al salir del trabajo, y churros el domingo por la man~ana.

Publicar un comentario en la entrada