El mundo hipertexto y la televisión

mundo hipertexto television y sociedad del conocimiento en islandia La pantalla de plasma del comedor no es solo una fuente de entretenimiento, se trata de la agenda más efectiva y potente a la que los ciudadanos se ven unidos, ella dice cual será el tema de conversación el lunes por la mañana con los compañeros de trabajo, en cierta forma determina qué asuntos utilizaran los hombres y mujeres para socializar.

Tal vez los resultados de un equipo de fútbol, el escándalo mensual de corrupción política o la septima edición de un reality de éxito.


Podría decirse que la tele es, en cierto sentido, el cordón umbilical que une a los ciudadanos.
Alguien coge el mando a distancia y la enciende, un tipo con pinta afectada comenta la desaparición y homicidio de una joven, unos minutos después pide a la audiencia que envíe mensajes de texto para entrar en el sorteo de un coche.


Tras volver de la publicidad finge un tono de voz compungido y reintroduce en el programa la tragedia de la chica.
Ya se ha interiorizado como algo normal que se mezcle un concurso con un asesinato.
Sin embargo la televisión, tal como se conoce actualmente, es un reo esperando la cámara de gas.
Es indiferente que los propietarios de los medios traten de retrasar lo inevitable, el gobernador no va a aplicar un indulto que es imposible, Internet actúa como un vehículo para que los ciudadanos pueden construir la estructura de sus contenidos.


Ya no se consume información de manera pasiva, ya no se espera a que a las 21:00 llegue el siguiente telediario o a que en Septiembre La Sexta empiece a emitir la nueva temporada de "The wire", ya no puede rellenarse el pavo de una película con innumerables castañas publicitarias.


La televisión, a día de hoy, se encamina a ser una gasolinera que vende cintas de cassette de Los Chunguitos a los cuatro desnortados que desconocen lo que es un CD.


En un mundo hipertexto, asíncrono y atomizado los medios han de tener ese mismo espíritu, en un mundo donde el ciudadano medio cocina su tiempo libre dependiendo del reloj del microondas no puede hacérsele esperar, en un mundo en el que cada hombre y cada mujer cambian constantemente de pareja no puede exigirse el matrimonio de la puntualidad.


La parrilla estática de la televisión no puede competir con la descarga de contenidos, la versatilidad de un gran periódico online y el nivel de participación de sus foros.


Entro en uno de ellos.


Alguien me llama fascista.


Hay cosas que no cambian.


En España es una palabra que ya no tiene ningún sentido, es un término trivializado, estúpido, un "cuatrojos" de patio de colegio que se aplica a cualquiera, algo que vale para un roto y un descosido.


Fascista es el tipo que levanta la voz, fascista es aquel que vota al PP o incluso al PSOE si vive en un pequeño triangulo identitario del norte de la península, fascista es un profesor que me suspende o un marica que no me saluda, fascista es, en definitiva, cualquiera que no esté de acuerdo conmigo, lo es todo y por tanto también absolutamente nada.


Es un mundo hipertexto donde cada cual se embosca entre las ramas del anonimato.


Es ruido.


Sanchez-Dragó y Marin Varsavsky discutiendo de blog a blog.


Es un hilo de comentarios acerca de si "Roma" es mejor que "House", ver una película con el portátil sobre tus rodillas.


El futuro, ese cobrador del frac que siempre se retrasa, ya está golpeando el cristal, lo hace con la insistencia del que solo recibe un salario a comisión.

La noche inexistente

libro en blanco dia eterno Abrí los ojos y miré el reloj, marcaba las 4:38.

En la península sería una noche oscura e inmóvil, en Islandia, en cambio, los rayos del sol convertían el cielo en una servilleta de papel.

Si bien mi mente seguía en un estado caótico, mi estómago había empeorado, necesitaba cepillarme los dientes, el sabor nauseabundo que percibía mi lengua era casi insoportable, de alguna forma, la resaca es la mala conciencia del cuerpo.

Tras ducharme me puse unos boxers y me senté en el sofá.

¿Acaso no era mágica la palidez del cielo en la madrugada del ártico, el sol, indescifrable como una runa antigua?

Un sueño, todo era como en un sueño, "El reino perdido de las noches inexistentes", el lugar en el que vivir sin buscar nada.

Una especie de mito.

Una isla.

Incluso entonces, sobre ese sofá, resacoso, solitario y desnudo, podía notarlo, podía vomitar ese sueño.

Podía vivirlo.

Podía cagar en la boca de cualquier extraño al que no le gustase, percibir la libertad estúpida del que no busca darle sentido a su vida, derramar los rescoldos de mi conciencia en este día eterno, en ese cielo en crisis que aplicó un ERE a la luna.

Alguien dijo: "Los sueños son la orina de la mente".

Necesitan de la oscuridad en el cielo y en el alma para poder existir.

Retos

retos con las chicas en islandia
Ya has bebido hasta desfallecer, ya has dicho aquello que no debiste, ya has gritado la misma canción en el mismo antro y rodeado de la misma gente, ya has afirmado que no querías bailar, ya has recorrido todos los bares intentando sentir algo diferente, ya prometiste que nunca más te emborracharías..... y no lo has cumplido.

Hacerse viejo es darse cuenta de que ya se ha estado en aquel lugar.

"Nada de esto tiene el menor interés, Einar, ¿Quieres aceptar un reto?"

"¿Cuál?" pregunta el islandés con curiosidad.

"Tienes 20 minutos para besar a una chica que no conoces, 3000 krs si lo cumples"

"Dash, estás de broma, ¿verdad?"

"¿Te lo parezco?"

Einar dibuja una media sonrisa.

"¿Vas a participar tú también?"

"Por supuesto"

"¿Dónde lo hacemos?, ¿Cuando empieza a contar el reloj?"

"Aquí y ahora"

Miro en dirección a mi muñeca: 4:52 de la mañana.

"Ok, er alt í lagí"

Solo un islandés puede aceptar un juego así.

Einar husmea a su alrededor buscando alguna posible víctima, se dirige a una chica y empieza a hablar con ella, tras 10 segundos, la rubia, aunque ni siquiera llega a los 14 kilates, le da la espalda y se marcha.

Einar clava su mirada en mi, yo le levanto el pulgar en señal de aprobación.

El islandés escanea de nuevo el pub intentando encontrar un grupo de hembras al que acercarse, yo apuro la cerveza y decido la estrategia a tomar: es muy poco tiempo así que me inclino por una Blitzkrieg.

Va a ser duro.

Camino directamente hacia la chica que tengo más cerca.

"Hola, ¿te sientes intimidada por estar hablando con alguien que supera tus expectativas, en otras palabras: yo?"

Se va sin responder.

"Esto va a ser complicado" pienso.

Detecto a una chica apoyada contra el pilar y me acerco.

"Soy inspector de columnas, documentación"

"Que te follen"

Endereza su cuerpo y se marcha.

Sigo mi busqueda como un Indiana Jones.

"Hola, ¿Cuál es la raíz cúbica de 31?"

"¿Cómo?"

"¿Cuál es la raíz cúbica de 31?" repito.

"¿Qué es una raíz cúbica?"

"Es...eh....esto no va a funcionar"

Siguiente.

Siguiente.

Siguiente.

"Vete a tomar por culo"

"Adiós"

"Tengo novio"

"Estoy esperando a mi novio"

"Mi novio va a venir en cinco minutos"

"No me interesa lo que puedas decir"

Debo haber hablado con 12 chicas en menos de diez minutos.

El resultado: un España-Malta sin gol en propia puerta.

Tres más: 15 -0.

Parece un partido de tenis.

Me dirijo a la 16:

"Hola, te he visto y he pensado Wow, voy a hablar con esta chica, ser divertido, agradable, chispeante, tras eso irme con ella a mi apartamento y hacer el amor toda la noche pero he decidido que si te lo cuento puede ser ofensivo así que no voy a hacerlo, ¿Cómo te llamas?"

"Eres un gilipollas bastante ocurrente" dice con una expresión vacía.

"¿Que parte pesa más?"

"La gilipollas, sin duda"

Me da igual, esta contestando, mientras lo haga es bueno.

"¿Sabes lo que ocurre?, las personas son como las galletas Oreo o la Nutella de avellana y chocolate blanco?"

Se ríe.

"No se donde vas a llegar pero seguro que no lo he oído antes"

Me doy cuenta de que ha sido un buen comentario y trato de sacar más oro de la mina.

"Te puede gustar solo la parte blanca de las cookies o del bote, pero lo hace porque contrasta con la otra mitad que no te convence, te gusta porque tienes que escarbar entre lo que te deagrada para recoger lo que consigue que te relamas"

Ella levanta una ceja y vuelve a sonreír.

"Es cierto, pero no solo tú eres así, también yo, estamos hablando ahora por eso"

"¿Cómo?" pregunto confundido al notar que la chica ha robado mi razonamiento.

"Piensa en ello, digas lo que digas tú ahora no quieres charlar conmigo, solo otra cosa, pero debes hacerlo para tratar de alcanzarlo, y es eso que no te gusta lo que te hace valorar lo que puedes acabar consiguiendo"

"¿Y voy a hacerlo?, ¿Te enfadarías si ahora ese tipo de ahí se acerca y te da un beso?"

"Bueno... " suspira "en la vida a veces es más fácil obtener perdón que permiso"

Pongo cara de poker pero una tenue sonrisa consigue asomarse desde el fondo de mi expresión.

Es ese instante.

Con cada chica hay una ocasión, unos segundos en los que ella y tú os mirais, una oportunidad en la que todo encaja.

Un momento en el que ella espera algo.

No dar el paso equivale a perderlo todo.

Sonrío otra vez y doblo la apuesta.

La beso.

No es de Islandia, no lo parece, no actúa como tal, no es tan guapa, tampoco tan fuerte.

Noto sus labios de nuevo, su carne contra la mía.

No va a pasar nada más, algo dentro de mí esta seguro de ello.

Einar se acerca y me da la mano:

"Dash, has de reconocer que hemos perdido"

"¿Cómo?"

"Hace 4 minutos que acabó el plazo"

Pagar la fiesta

crisis en islandiaIslandia llegó a un acuerdo, meses atrás, sobre el montante total que el país debería asumir de la deuda de Landsbankinn.

Lo nuclear, la forma de pago, el cómo iba a asumirse el problema, quedó en el aire, escondido entre el espeso humo de la palabrería barata y el dulzor del optimismo infundado.

A principios de Junio del 2009 la incognita quedó desvelada.

"La Ultima Thule" se haría cargo de la deuda de 640.000 millones de ISK (3.700.000.000 euros) , pero no empezaría a pagarla hasta dentro de 7 años, teniendo desde ese momento 8 más para asumirla a un interés del 5'5% que se aplicaría de forma inmediata.

En ese estado de cosas, y ejecutando la fórmula del IC, la deuda a amortizar en 2016 sería, al cambio, de unos 5.400 millones de euros, cifra a la que se seguiría aplicando el porcentaje pactado del 5'5% hasta 2024, fecha del vencimiento.

Johanna Sigurdardóttir, la primera ministra islandesa, comunica a los periodistas que las propiedades de Landsbankinn en el Reino Unido podrían ser suficientes como para devolver hasta el 95% del prestamo.

La pregunta es obvia, ¿Qué necesidad se tiene de asumir un interés del 5'5% si eso es cierto?, ¿El no vender en tiempo de crisis por debajo de mercado?, de no ser así las consecuencias podrían lisiar a su nación por toda una decada, mucho más teniendo en cuenta que Islandia solo es un país de poco más de 300 mil habitantes y que Icesave no es el único de sus problemas.

7 años de margen, Islandia ha retrasado el patíbulo.

Debe estudiar 1 libro de mil páginas para el exámen final y solo dispone de una semana.

Los impuestos empiezan a aumentarse, un 1% de IRPF, 15% sobre alcohol, 10 ISK sobre cada litro de combustible.

Y sin embargo el tipo de interés fijado por el Banco central de Islandia se sitúa en un altísimo 12% un porcentaje que obliga a las empresas del país a financiarse en condiciones muchisimo peores que las del continente, donde la cifra está por debajo del 2%.

Arnar, candidato al Parlamento en las últimas elecciones, me saluda al verme entrar por la puerta, lamentablemente para él no ha conseguido un asiento.

"Ya veo que estás triste" le digo socarronamente para recalcar su falta de éxito en la votación.

"No hay problema, en menos de año y medio habrá otra vez elecciones"

"¿Tienes algún dato que respalde esa opinión?"

"La inflación está en el 11% algo que hará que la hipoteca del ciudadano medio suba a ese ritmo y sé que las centrales sindicales han recibido 5.000 avisos de despido para el final del verano"

Le sonrío.

Todos los políticos del mundo comparten la misma esencia.