La culpa

nadie tiene la culpaLos enemigos fueron apresados cerca de la playa y se les ordenó cavar un gran agujero, un agujero que sería utilizado como horno para cocinar sus propias vísceras.
Los captores empezaron a desmembrarlos metódicamente, guardando parte de la carne para ser mascada como tabaco durante los siguientes días.
Para que no se perdiese ni una salpicadura de su sangre fueron modeladas vasijas con las hojas de un banano, en unos minutos todas ellas estarían llenas del color negruzco que adopta el fluído humano cuando se desparrama a borbotones.
Siguiendo la costumbre, las copas serían bebidas mirando a la cara de los moribundos mientras estos aún pudieran reconocer que aquella sangre era la suya.

Esos tiempos del pasado son conocidos en la historia de Fidji como "Na gauna ni tevoro" (La era del diablo), una era en la que la crueldad y la antropofagia estaban tan extendidas que el archipielago trataba de ser evitado en la medida de lo posible por los marineros europeos.

Niños que, a modo de banderolas, eran atados a los mástiles de las embarcaciones y acababan muriendo de un modo terrible como consecuencia de los salvajes movimientos de las enormes canoas, sirvientes a los que se les aplicaban castigos ejemplares como la mutilación de un brazo que sería posteriormente trinchado y consumido en su presencia, orejas rebanadas para ingerírse crudas ante la impaciencia por la lentitud del carbón vegetal que cocinaba intestinos y corazones, lenguas que lamían con codicia y ansiedad las gotas de sangre derramadas accidentalmente sobre la arena...

"La era del diablo", el momento histórico en el que los hombres y mujeres de Fidji, los habitantes de ese paraíso de aguas de celofán azul, actuaban dirigidos por un espíritu de maldad que dominaba su conciencia y sus decisiones.

Tal vez el mismo demonio que enloqueció a las milicias hutus para masacrar a la población civil tutsi, para obligar a punta de machete a que los padres violaran a sus hijas, para destruir , someter, torturar...

Los líderes crearon ese clima de terror confundiendo a la población con soflamas para encender sus corazones y desperdigar el odio entre sus mentes.

Fidji, Rwanda, Estados Unidos, Arabia Saudí, Perú, Venezuela, Alemania, Argentina, España, Islandia...

El ciudadano común nunca acepta la parte alícuota de culpa que le corresponde, las desgracias siempre son causadas por el poderoso dado que la esencia del pueblo está empapada de bondad y solo mediante el engaño y la manipulación puede ser desviada.

Robar, zaherir, matar, corromper, el responsable siempre es el otro.

El agujero islandés lo causa la élite no el pueblo, el genocidio judio, la solución final, es producto de la cúpula nazi de la que la población es ajena, el subdesarrollo de latinoamérica es consecuencia de los españoles, del imperialismo americano, de la derecha o los latifundistas.

Los errores individuales, la maldad, el comportamiento inicuo, las ideas homicidas.... todo queda disuelto en el colectivo, ese lugar donde los espejos no existen y los hombres pueden vivir como una bruja enloquecida que clama ser Blancanieves.

Despertar es enfrentarse a la verdad... ya sea en las playas melanésicas, donde el sol arde en el cielo perleando de sudor las sienes de los caníbales, o bajo las tormentas heladas y la noche profunda de la Karelia rusa.

Despertar es enfrentarte a la idea malvada de ti.

Tal vez esa mujer atractiva es al mismo tiempo Blancanieves y la anciana con facciones de Bruja.

Tal vez comió el fruto de Eva sabiendo lo que hacía, y en lugar de un asesinato es solo el suicidio de su conciencia.

Despertar....

A ese razonamiento que esconde algo que no se quiere asumir, es, en cierta forma, el encontrar un espejo mágico que sepa que eres una zorra o un hijo de puta.... que sepa que tus desgracias no son otra cosa que los efectos secundarios de tus actos.

19 comentarios:

Julián dijo...

Bueno.... de todo el post me quedo con

"tus desgracias (son) nada más que los efectos secundarios de tus actos"

aunque hay desgracias (y bastantes) que no lo son.

Mister Floppy dijo...

Por supuesto, no todas lo son, pero hay que entender a que desgracias se está haciendo referencia.

Manolo dijo...

Me parece muy interesante (ay y necesario) un comentario como éste. La culpa es de otro siempre, y la masa - y el hombre-masa - es por defecto buena y sabia.

Preferimos dormir, tal vez soñar, para no enfrentarmos a cómo somos. Nos es más aceptable esa muerte del sentido, que vivir con los mil naturales conflictos que son herencia de la carne.

Saludos

carlos dijo...

curioso, también, reflexionar en dónde está el perdón.

y claro, luego de resolver la ecuación culpa-perdón, hay que ponerse a otra cosa... quizá ir a comer a casa de mamá.

/

Manolo dijo...

(Hey carlos/Spica/swibel reholas :))

Mmm eso del perdón parece una idea Católica por excelencia. ¿Qué pasa si no hay perdón? (O si ir a comer a casa de mamá ya no es una opción)

Saludos

Anónimo dijo...

joder Manolo (perdón floppy), ¿eres tú?

que curioso (de nuevo) dónde se viene uno a encontrar.

en islandia, fíjate.

un abrazo.

/

ClaveDeSol dijo...

Ok, de aquí a escribir un libro hay un paso. Sino, al tiempo...

Mister Floppy dijo...

Las impresiones de los`primeros misioneros que llegaron a Fidi, en inglés, pero no tiene desperdicio.

http://www.heretical.com/cannibal/fiji.html

Mister Floppy dijo...

Gracias Mar.

Anónimo dijo...

Sí, es cierto que en última instancia cada uno somos responsables de nuestros actos, pero lo normal es actuar como masa, muy pocos son capaces de pensar por si mismos y actuar de acuerdo a sus razonamientos, con lo cansado que es eso por dios...

Fijate que estos días vi comentada en un foro una noticia que apareció en Neoteo. La noticia pura y dura era que Darpa iba a construir un robot autónomo capaz de utilizar biomasa para producir la energía necesaria para su funcionamiento y para ello entre otros sistemas llevaría equipada una sierra eléctrica. En la noticia de Neoteo sugerían que podría utilizar carne humana de los enemigos caídos en combate para producir la energía, y en el foro donde se comentaba la noticia a nadie se le ocurrió decir que eso era una tontería, sólo eran capaces de pensar en terminators necrófagos.

Pues lo mismo pasa con todo, si te dicen todos los días que los judíos te están robando tu dinero al final consiguen que la mayoría quiera echar a los judíos del país. Logicamente siempre hay quien es capaz de pensar por si mismo, pero si ya has conseguido que la mayoría acepte lo que dices eso da igual.

Hay un ejercicio muy sencillo para saber hasta que punto te has convertido en parte de la masa o eres capaz de pensar por ti mismo: piensa en el por qué de tus aficiones, tus costumbres, tus fobias... Si los razonamientos que encuentras son del tipo "es lo que hace otro", "es lo que me dijo alguien"... felicidades, eres parte de la masa. Serás probablemente más feliz, pero eres un monigote, una marioneta.

María dijo...

Pero nadie escapa a esto eh? El que piense que esto sólo ocurre en otra parte, es que no se mira a sí mismo muy a menudo. Igual es que le da miedo por lo que pueda ver.

Busungu dijo...

Todo esto es una gran verdad. En realidad, acerse responsable de sus actos le proporciona a una persona madurez y la capacidad de aprender.
El que carga con la culpa a externalidades suele con esto ser una persona de la masa que no tiene ni la capacidad ni la confianza de crecer.
Como bien dices, hay sudamericanos que culpan a España de su pobreza. Estos suelen ser los mas pobres... o como cuando el tipico dice que golpeó al amigo porque estaba borracho. ¿Alguien considera a este tipo como una persona de categoria?
Por cierto, si alguno trabaja en el sector de la moda sabra que el concepto de lider y masa es el que hace que de repente se ponga de moda un determinado pantalon y en poco tiempo mucha gente lo lleve. Como lo lleva ese me lo pongo yo.

Scott Joplin dijo...

Nadie se da cuenta de la culpa que tienen sus actos. Menos yo, claro, que no tengo la culpa de nada.

Mister Floppy dijo...

"All men are frauds. The only difference between them is that some admit it. I myself deny it."

H.L. Mencken

Anónimo dijo...

Hay una película alemana muy interesante sobre el control de masas, "La ola". Es una adaptación de un experimento que llevó a cabo un profesor de instituto americano durante los años 60 con su clase -bueno en realidad es una adaptación de una novela sobre ese caso-.

De hecho es un tema que se ha tratado bastante en psicología y se han llevado a cabo bastantes experimentos interesantes.

Hans Sandbrekkene dijo...

Estoy de acuerdo con el post, sin embargo quiero pensar que algunas personas que forman o formaron parte de los genocidios "liderados", lo hicieron porque si no se lo hacian a ellos.
Saludos desde Mexico

monttse dijo...

Que buen analisis de la historia del hombre... el unico animal autodomesticado.

Yo no creo en pecados, perdones y otros ritos sino como algo que funcionaba para domesticar a la masa en el pasado.

Pero si pienso que la bondad intrinseca está ahí, igual que la maldad, en cada persona.

Solo hay que tener fe en que siempre ganaremos al malo que nos quiere dominar desde el interior.

Mister Floppy dijo...

Tal vez.

Alfredo dijo...

Esas sí que eran crisis de verdad. No está mal para recordarselo a los antisistema.

Esto no tiene nada que ver con la maldad o la bondad sino con el hambre. Esa es la diferencia entre un polinesio bonachón o cualquiera de nosotros y un canibal.

Publicar un comentario