Los sueños (Pizza Pronto Parte II)

sueños Cuando acabé de masticar el último trozo cogí una servilleta y me limpié la cara.
"Dash, no te entiendo, juro que no..." dijo Anette moviendo la cabeza "¿Por qué te comportas así?"

"¿Así como?" contesté mientras convertía el papel en una pelota y la lanzaba sobre la mesa.

"Borde y cínico, como un personaje en lugar de una persona"

"Es tu opinión"

"Sí, y lo peor es que haces que la cambie cada dos días, el jueves pensaba que eras tremendamente educado y hoy...no sé...."

Anette se levanta de la mesa.

"Voy a ponerme a la cola"

"Pídeme un trozo" digo sin mirarla.

Tamborileo los dedos sobre la madera, extrañamente, la chica que sollozaba sigue a mi lado.

Le guiño un ojo, sus facciones muestran confusión ante mi gesto pero reacciona separando tímidamente los labios.

"¿Te gusta Islandia?" pregunta como en un susurro.

"Otra vez no" pienso, aunque en lugar de dar una explicación o responder con algo extravagante me limito a contestar con un monosílabo.

"Oye" digo en su lengua "¿te han explicado alguna vez la teoría económica de las relaciones entre los géneros masculino y femenino?"

"No" responde sin mucho interés.

"Es una lástima que mi pizza esté llegando y que esté cansado porque tu vida daría un giro" digo mientras veo a Anette aproximarse.

Cojo uno de los dos trozos sin esperar a que la danesa se siente y le doy un mordisco.

"Bueno, tal vez no, probablemente no entenderías nada....vÁmonos fuera Anette"

Charlamos en la calle rodeados de vómitos, gritos y latas vacías...el marco universal del entretenimiento nocturno en el que cada persona ha de esforzarse por vivir a tope solo porque se supone que es lo que debe hacer...borrachera de sábado, comilona en domingo, casquería y manjares en los días señalados...los acontecimientos se suceden de esa forma porque así ha de serlo...

Digo adiós a Anette, son las ocho de la mañana y mis ojos están echando el cierre sin ni siquiera hacer caja.

Solo dos minutos, apenas tres calles para llegar a mi apartamento, para disfrutar de la pequeña muerte nocturna y la posterior reencarnación diaria, para convertir en realidad aquello que no se pudo conseguir en el planeta de lo material.

Los sueños.

Ese videojuego mental capaz de convertirse en una película de terror, esa mentira cotidiana, ese clon perfecto de ocho horas al que le cae la marca tras el primer lavado. Los sueños, el Madison Square Garden de los que nunca llegarán a nada porque ya lo han vivido todo sin haberlo hecho, el casino de los que apuestan hasta la última ficha al rojo cuando no juegan con dinero.

Un café sin sueños... aunque siempre sea más amargo.

Apoyo la mano izquierda en la puerta y busco con la otra las llaves...

Palpo el bolsillo opuesto.

Los posteriores, la camisa, la chaqueta.

Nada.

Repito la operación cinco veces pero no están, tras hacerlo con mayor detenimiento noto que el bolsillo derecho tiene un orificio.

No grito ni maldigo, solo aprieto los dientes.

Cojo el teléfono y llamo a Piotr, mi compañero de piso está fuera de la ciudad pero tiento a la suerte, quizás ha escondido alguna de las llaves en la entrada.

No hay frutos.

Su celular está apagado..... ¿qué hacer...?

Estoy en la calle, borracho, cansado y taciturno... sin posibilidad de llegar a mi apartamento, con todos los restaurantes y cafeterías de la ciudad cerrados y un nuevo móvil con solo una docena de números.
Llamo aleatoriamente a cada uno de ellos.
Apagado, apagado, apagado, sin cobertura....
"No puede estar ocurriendo.." pienso "..todo ha coincidido para que sea imposible entrar... aunque tal vez hay una forma, hay una escalera para el gato en el jardín de atrás, eso es"
Como un Indiana Jones salto la tapia y mis pies rebotan en el césped de la parte de atrás del edificio. Miro la pasarela felina, va desde la pared del inmueble contiguo hasta la ventana de la habitación de Piotr en el nuestro, es larga y estrecha, como diseñada para un funambulista sin miedo a matarse por una razón estúpida.
Trepo hasta el vértice inferior y pongo un pie sobre ella, luego el otro, dos pasos más y me sitúo a mitad de camino, la escalera empieza a arquearse por mi peso y a emitir pequeños chasquidos. Miro hacia abajo, debe haber tres metros y medio hacia el suelo... Solo necesito escuchar el crujir del árbol muerto una vez más, solo una y seré portada de todas las ediciones de la prensa islandesa.

Emulando a Johnny Depp camino hacia atrás intentando mantener el equilibrio como un corsario enajenado por el ron y las mujeres.

Un chasquido, dos, aún así logro alcanzar el extremo inferior, salto desde el muro al jardín y me tiendo en la hierba... cansado, hundido por la espiral de resaca, esfuerzo nocturno y locura.

No hay nada que hacer, solo permanecer despierto 5 horas más.

"Pero...tal vez la entrada de la habitación de las lavadoras esté abierta"

Corro hacia ella para cerciorarme, lo está.

Desplazo el mobiliario contra la puerta a fin de que nadie entre mientras me encuentro en su interior y subo a la enorme alacena.

Me tiendo ahí, entre el frío de la noche y las blusas secándose.

Pero duermo, consigo dormir, hibernar mi cerebro entre los algodones y la penumbra de los sueños...

Los mismos que todo hombre de bien detesta.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo tuyo no es la literatura, o nos cuentas cosas sobre la crisis de Islandia o deja de escribir.
El mundo no necesita más "poetas".

ClaveDeSol dijo...

Esto no es poesía, sólo un adorno que se pueden permitir unos pocos. Los que sueñan son unos perdedores. Los que consiguen hacer realialidad sus sueños, unos privilegiados.


Por otro lado, quien cantaba aquello de "malos tiempos para la lírica" no tenía ni idea...


Intachable, una vez más.

ClaveDeSol dijo...

Floppy, capullo, sin hacer "nada" le has hecho un gran favor. Si es medianamente inteligente y curiosea acerca de esa teoría, aprenderá algo.

Mister Floppy dijo...

Anónimo:

Wilder y las opiniones.

Mister Floppy dijo...

Clave, el ser humano no suele aprender sin golpes.

B. dijo...

¿Y si no se trataba de una cuestión amorosa? Quizás de ahí su desinterés por tu teoría.

Manolo dijo...

Alguna vez he encontrado útil tener en el teléfono móvil el número de las páginas amarillas (o acceso a internet) por si uno necesita un cerrajero a horas intempestivas.

Se me estaba ocurriendo así a propósito de nada que lo que tiene el alcohol es que hace interesantes a situaciones y personas que no lo son, y que los sueños no son tampoco una solución porque son sólo un remix de lo que ocurre en el día.

Saludos

ClaveDeSol dijo...

El alcohol convierte en interesante a personas y cosas que no lo son, sólo cuando el que lo ve también está borracho.

He de reconocer que cuando me da por beberme hasta el agua de los tiestos, me pillo la cogorza del siglo y me lo paso pipa.

Pero cuando estás sobrio y ves a alguien en esa degradación, te das cuenta de la mierda en la que te conviertes cada fin de semana en tus juergas nocturnas con los colegas.

Es el espejo distorsionado que produce cualquier tipo de droga.

carlos dijo...

¡la búsqueda de la imagen!... es el futuro que queríamos, ¿no?. Pensar en una palabra y elegir de una galería entre mil imágenes aquello que más deleita nuestro lado derecho.

No sé por qué, mientras leía, me empeñaba en buscar una relación entre la islandesa de la pizza y la pérdida de tus llaves. Como si fuese a abrir la puerta de casa (desde dentro) y saliera cargada con la mitad de los enlatados de la cocina.

yo tengo escondida una copia de la llave de casa, en la jardinera de tres portales más abajo de casa. son 3 euros bien invertidos en caso de emergencia.

/

Scott Joplin dijo...

American way of life.

Busungu dijo...

Me podrias decir de quien es esa teoria economica: de Gustafsson, Becker...?
Gracias
Otra cosa, ¿por que siempre estan preguntando en el norte si nos gusta su pais? Bueno, esto es una queja-reflexion en voz alta.

Anónimo dijo...

No me dice na esta entrada, aunque me quedo con la frase....convertir en realidad aquello que n se pudo conseguir en el mundo de lo material, los sueños, muy grafico, pero.....para cuando la 2ª parte??

Señorfrodo

Anónimo dijo...

Mi madre diria "castigo" de dios".. una amiga diria "karma"..

Yo te digo me ha gustado el final de la historia. Te mereciste pasar la noche al raso por aprovecharte asi de la pobre chica... le diste los "euros" que costó esa porcion de pizza?

Te imaginas a tu hermana o a alguna chica a la que quieras en un mal momento y que venga un tipo y le hable de cosas que en ese momento ella no entienda, se ria de ella y le robe la comida?

Sin acritud.

fdo. monttse, hoy blogspot no me deja firmar

monttse dijo...

Mr. Floppy, he iniciado un blog-concurso chorra (con premios) y de momento estas en cabeza con 4 votos en la categoria de mejor blog de relatos ^_^.

Pasate y vota si quieres

http://monttse.wordpress.com/2009/08/18/os-apetece-un-concurso/

Mister Floppy dijo...

Carlos, vale muy mucho la pena tener una llave escondida!

Busungu:

http://lascronicasdemisterfloppy.blogspot.com/2008/12/teora-econmica-del-emparejamiento.html

Monttse:

Dogbert y el karma: google imagenes.

Gracias por el comentario, me pasaré por tu blog para verlo, un saludo!

monttse dijo...

buahhh que rebuscado lo de dogbert.
Pero es un buen chiste ...sobre todo para los que no creemos en eso del karma :)

En el concurso ya tienes 7 puntos, vas a la cabeza en mejor blog de relatos... mira que si ganas ^_^

Publicar un comentario