Pizza Pronto

pizza pronto en islandiaLe doy un trago a la botella de Mountain dew con vodka y la guardo de nuevo en la chaqueta.
Mientras intento buscar el teléfono una mano se posa en mi hombro para clamar atención.

"Dashiell, estamos sentados allí" dice Kajsa señalando con el dedo la posición de Annette y Mika.

"Voy en un minuto, primero necesito comer algo"

"Yo también tengo hambre y Pizza Pronto esta aquí mismo...." sugiere la danesa.

"A las 6 de la mañana no hay muchas más alternativas" contesto mientras levanto una ceja "¿vas a invitarme?"

"Tal vez"

"Hecho, entremos"

La luz del sol muestra las caras ojerosas y pálidas de todos los veinteañeros que aún caminan por la calle en busca de alguna fiesta en la que acabar de matar su borrachera.
Me detengo en la entrada para mirarme en el cristal de la puerta pero solo recibo una imagen distorsionada de mi mismo.

"Dashiell, hay una cola enorme... vamos a tener que esperar 15 minutos" exclama Kajsa.

"No hay problema"

El olor a orégano impregna el interior del restaurante dándole un toque extraño, está lleno a rebosar de universitarios con corbata, quinceañeros con pinta de rappers e islandesas con facciones de supermodelo.

Pero una de las chicas tiene algo diferente, el maquillaje de sus pestañas se derrite a lo largo de sus facciones inexpresivas, arde en ríos oscuros provocados por el ácido de sus lagrimas, solo mira la porción que ha ordenado sin ni siquiera tocarla.

La enésima vez que veo a una chica en ese estado decadente mientras nadie le presta la menor atención, decido caminar hacia ella y sentarme a su lado.

"Perdona, he visto que no estás tocando tu plato........ ¿Quieres la pizza?"

"¿Cómo?" dice la islandesa levantando la cabeza.

"Quiero decir....no has probado ni un pedazo, me preguntaba si puedo comerme tu porción"

La chica duda unos segundos pero asiente con la mirada.

Me lanzo sobre ese sucedáneo de comida como un avión japonés sobre un destructor americano de la Segunda guerra mundial.

Kajsa se acerca a nosotros.

"Dashiell, ¿QUÉ ESTÁS HACIENDO?" pregunta recalcando cada una de las palabras.

"Esperrra" digo con la boca llena, cuando acabo de tragar continúo con la respuesta "esta chica dice que no va a comerse esto"

Kajsa la mira.

"Está llorando"

"Lo sé, por eso no va a comérsela"

"NO VA A COMÉRSELA" dice repitiendo mis palabras.

Le doy el último bocado.

"Te garantizo que no"

17 comentarios:

Folken dijo...

No has contado lo importante: De que era la pizza?


---teclado guiri---

Silvia dijo...

Y mientras siga llorando pronto se comerán sus pizzas y morirá de hambre.

saludos del sur

Mister Floppy dijo...

De pepperoni, en ese antro llamado Pizza Pronto no hay demasiada variedad.

Silvia,tal vez debería contar la segunda parte.

Florencia del Pinar dijo...

Ya estás tardando.
(En contar la segunda parte...)

Anónimo dijo...

"Tal vez", no. Es tu obligacion como buen bloggero que eres contar la segunda parte...

Confiamos en ti.

Anónimo dijo...

Se me olvido firmar... soy Mar.

carlos dijo...

me gusta mucho esta entrada. y no sólo porque podría recontarla con vectores de fuerza y momento, sino por el bloqueo emocional que sufren los dos actores principales.

y la pizza!, sea de pepperoni o de anchoas... la pizza es siempre lo más importante.

/

Cata dijo...

A eso se le llama retirada de atención.... y los niños pequeños al menos dejan de llorar, dejo de llorar la islandesa de los churretones de rimel?
besazo

Mister Floppy dijo...

Gracias Carlos.
Cata, la islandesa lo que hizo fue preguntar "How do you like Iceland?" antes de 2 minutos, lo que indica que deben llevar la cuestión en el disco duro, de serie.

Anónimo dijo...

La enesima vez que ves a esa chica??, y te le comes el trozo de pizza??, no sera que tu subconsciente intenta decirte algo referente a la susodicha??, de todos modos otra vez muy buena entrada, pero.........., para cuando la 2ª parte puessss.
Saludos desde el norte.
Fdo: Señorfrodo

señorfrodo dijo...

Pd:
Muchiiisimas gracias por ayudarnos a entender un poco mas a estos vikingos, me interesa tanto el pais como sus habitantes.

Scott Joplin dijo...

Hombre, Floppy, son 19 ingredientes los que ofertan en su página web. Dentro de lo que cabe es una variedad aceptable: http://www.pizzapronto.is/

Una pizza margarita con un par de ingredientes 1.200 coronas. Casi 7 euros. No es el típico kebap que se suele comprar por aquí a esas horas, pero tampoco es excesivamente caro.

Mister Floppy dijo...

SenyorFrodo, no no era la misma (aunque a veces se tenga la sensación los sabados por la noche de que se vea una y otra vez a la misma gente)

Scott, a las 6 de la manyana hay 3 tipos de pizza hechos: jamón, peperoni, margarita y poco más el resto te lo han de preparar casi ex-professo!

Scott Joplin dijo...

Desde luego, tiene su lógica. Si tienen que vender pizzas a muchos de los que salen de borrachera, es mejor hacerlas antes de que las pidan, para agilizar el asunto y evitar muchas colas.

A mi es que me da bastante asco el peperoni, personalmente.

Es curioso como la comida rápida de corte norteamericano ha terminado copando los gustos de los jóvenes occidentales (y bueno, de algunos orientales también, que en japón pasa algo parecido). Da igual que sea Islandia, España o Canadá, al final las pizzas, hamburguesas y demás productos similares siempre venden.

¿Será por comodidad? ¿Será marketing?

Anónimo dijo...

UUpsss, mil perdones Mr. Floppy, esto me pasa por entusiasmarme leyendo y no leer bien lo escrito, abrazos desde 42º03'09.92"N 1º36'11.34"O.

Señorfrodo

maría dijo...

Yo estuve una madrugada, no tan tarde, de esas de justo el solsticio de verano. Había ganas de seguir caminando por la ciudad, esa luz... pero hacía un frío que pelaba. Así que decidimos comer algo calentito, y justo estábamos al lado. Tienes razón, había poco donde elegir. Cogimos un par de porciones de peperoni y nos fuimos a ver las casas más antiguas entre eso y Gardarstræti, con esa luz de las dos de la mañana, todo en silencio... las manos calentitas y el resto del cuerpo frío :D

B. dijo...

Buenísima entrada. Yo también espero la segunda parte, me gustaría saber cómo reaccionó tu islandesa en lágrimas.

Publicar un comentario