Icelandic fashion week

Salí de mi casa silbando, la diferencia entre un europeo del sur y un nórdico consiste en que el primero no necesita saber a donde va cuando camina.

Chaqueta calada, bufanda y auriculares Sennheiser.

Pasear por las calles de Reykjavík es como hacerlo por un pueblo abandonado y fantasmagórico, más allá del triángulo que conforman Hallgrímskirkja, Hlemmur y la plaza de Ingólfstorg las aceras no reflejan el más mínimo atisbo de vida.
Solo tras caminar unos 800 metros pude ver a otro peatón: una mujer polaca que llevaba a su hija de la mano mientras cargaba de la otra una bolsa de comida.

Seguí paseando bajo el frío y el viento, Islandia empezaba a aburrirme tras casi dos años en el país, era una nación ideal para un estudiante de intercambio o para una vida familiar y tranquila pero después de haber visitado todos los rincones más importantes de la isla quedaba muy poco que descubrir.

No existía la posibilidad de trasladarse de Nueva York a California, de París a Niza o de Bilbao a Madrid.

Reykjavík era la única opción.

Mantuve el paso como un autómata, concentrado en mis pensamientos y sin prestar atención a los coches o los semáforos.

Unos aplausos me sacaron de mi letargo, volví la cabeza y traté de buscar de dónde provenían.
A lo lejos, en el puerto, un grupo de personas jaleaban a unas modelos que desfilaban por la dársena rodeadas de barcos, algas y mierda.

Miré de nuevo para cerciorarme y caminé hacia el sitio exacto pero tras llegar al borde del recinto no pude aproximarme más.

"Sael" dije saludando a una islandesa que observaba el desfile.

Me miró como a un enajenado y no contestó.

Me la sudaba, volví a hablar.

"Perdón, ¿Qué es esto?"desastre en la semana de la moda islandesa

"Es la Icelandic fashion week" dijo sonriéndome.

Las palabras no podían describir la chabacanería de un evento aderezado por el clásico hedor de las zonas portuarias.

Dos diseñadoras salieron corriendo del improvisado perímetro mientras discutían en inglés con uno de los organizadores.

"Esto es una auténtica estafa y una absoluta humillación" gritó una de ellas

"Entiendo vuestro enfado pero todas las semanas de la moda, en cualquier parte del mundo, son parecidas, está siendo un éxito"

"¿Un éxito? , nos habeis hecho dormir en una base militar abandonada, nos prometisteis una pasarela oficial de 40 a 45 metros y las modelos tuvieron que desfilar en una de 20 construída con palets de madera y botellas de agua envueltas en plástico, no hay perchas ni tomas de electricidad y tenemos que vestir a las maniquíes en tiendas de campaña con goteras.
¿Me estás diciendo que esto es un éxito?"

No tuvo respuesta.

Empecé a reirme y volví a casa, días después, ojeando la prensa internacional, descubrí que la "Icelandic fashion week" ,publicitada como la semana de la moda más glamourosa al norte de París, se había convertido en uno de los clásicos desastres organizativos islandeses:
Modelos desfilando entre puestos de perritos calientes, castings para maniquíes en gimnasios, catwalks y muestras de colecciones de diseño en concesionarios de coches, pasarelas construídas con palets... la lista de quejas de diseñadores de todo el mundo que habían acudido a Islandia tras aceptar la invitación a su semana de la moda seguía y seguía.

Es sencillo engañar a alguien cuando está dispuesto a creerte, algo que la reputación de un país nórdico facilita.

Seguí buscando datos al respecto y di con un artículo en español sobre Islandia, hablaba de las iniciativas del país para mejorar la economía, me detuve a leer los comentarios al respecto de internautas españoles y sudamericanos.

"Eso es un país y no esta península de mierda llena de politicastros e incompetentes"

17 comentarios:

Folken dijo...

¿Morriña?

Anónimo dijo...

Buena entrada!

monttse dijo...

Yo también salgo a pasear sin rumbo fijo, es muy relajante andar andar y andar...sin pensar.

Hoy lo hice por aquí. Chipiona es un pueblo fantasma en invierno, a las cinco de la tarde solo la calle principal tiene algunos establecimientos abiertos, un par de tiendas y cafeterias, un quiosco y una farmacia.

Sobre modelos y fashion week ni idea :), solo se que este año aqui se lleva el punto y la lana y como soy "muy campera" estoy encantada.

Xabi dijo...

Cuando ya no queda belleza ni en el ojo del que mira...

ClaveDeSol dijo...

Jajajajaja y lo que no se ve...

Pero está bien contextualizar este mundo con su ambiente, al fin y al cabo es una MIERDA. Y mucho más lo que hay de puertas para dentro.

El camerino no sólo recoge los sujetadores y tangas de las modelos; sino todo su glamour, sofisticación, elegancia, y también sus más desverngonzadas historias. Tampoco se puede pedir demasiado más.

Muy bueno que el envoltorio se asemeje al verdadero contenido.

ClaveDeSol dijo...

Y el mensaje que acabo de escribir??

Jupe... puede que mañana aparezca...

Mexiñol dijo...

Lo bueno es que reconocieron que fué una mierda, en México cuando algo sale como el culo, en la prensa local lo declaran un rotundo éxito, ya luego ves en prensa internacional y te señalan todas las cagadotas

Anónimo dijo...

Se te nota decepcionado con los arios vikingos.

Don Mendo

Mister Floppy dijo...

Xabi, la belleza en Islandia es un recurso natural y abundante pero hay que señalar las cosas que no lo son, mucho más cuando en el último mes he vivido chapuzas para dar y tomar.

Mister Floppy dijo...

Mexiñol aquí no se reconocen los defectos pero los islandeses tienen la buena costumbre de (en general) no poner excusas ni defender lo indefendible, afortunadamente.
Gracias por el comentario.

Clave, trata de buscar "Icelandic fashion week" en youtube, hay algunos videos al respecto.

Anónimo, no es decepción es voluntad de constatar unos hechos que muestran la cara real de un país que mucha gente desconoce y sobre el que los medios no han dejado de desinformar durante los últimos años.

ClaveDeSol dijo...

Una verdadera vergüenza. Sin embargo, el chico rubiales del vídeo me ha caído bien, aunque no le veo demasiado futuro en la profesión, tiene más de dos neuronas en el cerebro. Me encanta que no se le caigan los anillos por trabajar en condiciones nefastas, o que no sea un pijo redomado. Pero eso, en el mundo de la moda, no vende.

http://www.youtube.com/watch?v=IZmtWzP1nJ8

Nada nuevo bajo el sol... Mu fuete.

Señor Frodo dijo...

Ptfffff....:

Que verdad es el dicho que tenemos aquí, COBRA BUENA FAMA Y ECHATE A DORMIR, por lo visto de eso se han beneficiado los susudichos "waldrapas" organizadores del evento,poniendo la etiqueta "icelandic" piensan que los diseñadores van a venir como abejas al polen.... y lo hacen señores, se les mofan en sus morros.....
Y (piensan) ANDE YO CALIENTE....
Pobres chicas, y no se pelaban de frío????

Anónimo dijo...

Pero eso pasa en Islandia y en todo el mundo, si hasta en la Formula 1 acaban arreglando un coche que vale millones con cinta americana, la única diferencia es como de bien ocultas las chapuzas que haces. A veces creo que nuestro mundo funciona por puro azar.

Cuando era más joven siempre pensaba que las grandes empresas tendrían una gran organización, todo lo contrario de empresas pequeñas o familiares, y con el tiempo y después de poder haber visto de cerca empresas como Siemens, Sun, Microsoft o Google, puedo decir que la única diferencia entre estas empresas y "Fontanería Paco" es su tamaño.

Silvia dijo...

En fin, supongo que no estamos contentos en ningún lugar.

Conozco a muchos extranjeros que viven en madrid. Muchos vienen de países que a mí entender funcionan mejor que este, austria, alemania, francia, bélgica... Yo siempre les hago la misma pregunta ¿pero por qué estáis aquí? suelen responderte que primero por el clima, después por la gente.

monttse dijo...

Es logico que los de fuera sientan una primera atracción por España-

Aparte del clima, somos (son)especialistas en amigos a primera vista, como si fuera un flechazo, sin procesos :)

Es halagador.

A mi me ha pasado cuando he vuelto a Sevilla, que me parecia la gente mas cariñosa y amable de lo que yo recordaba ...

Pero la verdadera amistad se descubre en el momento dificil o en la fecha señalada y en eso no somos tan especialistas por desgracia.

Un amigo sudafricano le pilló el sentido y me decia que no era real toda esa amistad que la gente sevillana parecia brindarle "esto es muy bonito pero como un teatro a gran escala"...

Otro punto es que a veces tratamos mejor a un extranjero que a un compatriota.

DESTRUCTOR dijo...

Jajaja, cuanto más tiempo paso fuera más me doy cuenta de las cosas buenas que tiene España. ni somos tan buenos como nos hemos creido ni somo tan malos como nos quieren hacer creer.

En fin, me he reído un buen rato.

Un saludo!

Rodrigo Abogado Abogado dijo...

Me parece muy bueno el blog, enhorabuena.
Salir y conocer países siempre es muy bueno, abre las miras, nos hace reconocer lo bueno/malo de nuestra tierra, descubre horizontes, nos permite reconocer a los nuestros, echar de menos, nuevas amistades, etc., etc., una pena que en las últimas décadas los españoles hayamos salido tan poco fuera...

Publicar un comentario