Un buen samaritano

un buen samaritano que no nos ayudo ante un percanceEl coche no pudo arrancar tras el repostaje en la gasolinera.

Saqué la llave y la tiré sobre el cuentakilómetros.

"Inténtalo de nuevo" dijo Sergei

"No va a ponerse en marcha" exclamé mientras miraba por el espejo izquierdo

"Hazlo, por favor" repitió.

Cogí por segunda vez la llave y giré el contacto, el motor carrespeó como un enfermo pulmonar aquejado de tos seca pero no pudo iniciar su proceso.

"No ha funcionado y no va a hacerlo, necesitamos conectar las pinzas al motor de otro coche"

"Hay que preguntar a alguien si nos da permiso" dijo Sergei recalcando lo obvio.

Salimos del automóvil mientras me mordía la boca, no teníamos otra opción que pedir ayuda, algo que me hizo hervir la sangre.

Pinta de polacos y coche viejo.

Miré hacia la avenida, dos lexus se acercaban para repostar. Sergei y yo esperamos a uno de ellos, un islandés bajó de su automóvil de forma parsimoniosa y se puso a toquetear el cuadro de mandos de la bomba contigua.

"¿Hola, podríamos conectar los cables de batería a su motor?"

El tipo se quedó mirándonos pero sin contestar, como una especie de autista.

"No, si quereis ayuda pedidla a los trabajadores de la estación de servicio" dijo mientras elegía la cantidad de combustible a pagar.

"Gracias de todas formas" contesté.

Sergei y yo empujamos el coche hacia un lado alejándolo de la bomba de repostaje, aún así su ubicación equivalía a una grúa y una multa.

Caminamos un poco, mirando a nuestro alrededor, el eslavo no se atrevía a preguntar de nuevo, había vivido suficientes pequeños desplantes en los últimos meses.

Un taxista apareció, de inmediato supe que era la persona adecuada, los profesionales de la carretera son mucho más solidarios al haber vivido todo tipo de contratiempos en sus propias carnes.

Me aproximé al taxi.

"Góðan daginn"

"Daginn"

"Nuestro coche se ha quedado sin batería ¿podríamos conectarlo al suyo para arrancarlo?"

"Sí"

"Muchas gracias"

Sergei sacó las pinzas mientras el islandés abría el motor.

Me senté al volante e inmediatamente tras recibir el visto bueno le di al contacto, el automóvil se puso en marcha tras aplicarle ese electroshock para moribundos.

"Takk fyrir, ha sido muy amable"

"Me debes 1.500 krs" respondió.

Sonreí ante la broma.

"¿Vas a pagarme o qué?"

"¿Perdón?"

"Son 1500 Krs, este es mi negocio, no estoy aquí para hacer amigos"

Subí la ventanilla y Sergei entró en el coche.

El islandés volvió a pedirme el dinero, yo negué con la cabeza.

"Volved a vuestro país gentuza"

16 comentarios:

Guillermo dijo...

Veo que los taxistas son igual de amables y solidarios en cualquier parte del mundo.

Xabi dijo...

Joder, sí que está la cosa apretada...

Scott Joplin dijo...

Amabilidad escandinava...

ClaveDeSol dijo...

Majete, el chaval. Pero mola más la historia escuchada a viva voz.

Estúpidos hay en todas partes, pero mi pregunta es: ¿Es lo que abunda allí?

Laura dijo...

hey que onda con este blog¿¿ ajaja

q les pasa con islandia¿¿ las sagas son lo mas!!!

jaja

me rei mucho con este post!

saludos!

Mister Floppy dijo...

No, no es lo común, aunque estoy convencido que creía que eramos polacos, las dos veces que he sentido xenofobia en casi 21 meses fue porque me habían confundido con uno.
A Sergei le han enviado algún "regalo" de estos más veces por ser eslavo, haciendo cola en Apótek (Un pub pijo) unas islandesas borrachas le dijeron, sin haber mediado palabra antes, "A ti no deberían dejarte entrar, este local no es para polacos"

Pero en general los islandeses, aunque lo piensen, no suelen actuar así si estan sobrios.

Mister Floppy dijo...

Por cierto, la crisis les está afectando y los comentarios punzantes son más numerosos.

Gracias Laura.

monttse dijo...

La crisis aprieta y el típico honrado islandes empieza a aprender las artes del regateo y del pillaje al mas puro estilo somalí.

Racismo hay en todas partes.

Que pena que parezcas polaco y te dé problemas.

The flying penguin dijo...

Por eso no me gusta la gente de ahi arriba. Ademas de ser xenofobos es probable que se portasen igual con sus semejantes cuando de prestar ayuda se trata.
Una pregunta, ¿como esta el indice de suicidios en Islandia?
¿es equivalente al de Finlandia y Suecia?

Mister Floppy dijo...

Islandia tiene un nivel de suicidios similar al de Portugal, es un mito que sea alto.

http://www.kisc.meiji.ac.jp/cgi-isc/cgiwrap/~kenjisuz/table.cgi?LG=e&TP=so01-03&RG=0&FL=

El problema principal de Islandia no es la discriminación, siempre hay personas que van a tener un comportamiento inaceptable (en cualquier país).
El problema es la integración, y es algo que va más allá de la cultura o incluso del idioma.
Aquí hay portugueses que viven diez años en el país, hablan islandés y sigien sin estar integrados.

Mister Floppy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
The flying penguin dijo...

¿crees que es un problema de racismo?
Que te cobren por enchufar los cables no seria normal en España, si alli es normal, igual deberiais pagar, ¿no?
Yo no lo hubiera hecho, asi como tu, pero mas por rabia que por otra cosa. Lo que me llama la atencion es que por dinero no es seguro.
Se que soy pesado, pero es que tengo algo de mania al individualismo escandinavo, despues de vivir por ahi.

Señor Frodo dijo...

Soy taxista, y me ha tocado ayudar en carretera diferentes tipos de situaciones (accidentes, averías, etc) sin esperar nada a cambio, supongo yo que eso va en la persona independientemente que sea de Beirut o de Burkina faso por ejemplo, la reaccion del colega islandes es lamentable la verdad, quizá tenía un mal día, yo los he tenido, sobre todo la noche de los sábados a las 4 am, llevando a zombis puestos hasta las cejas..., se me pone una mala ostia de lo mas inusual en mi..., y me caracterizo por tener buen humor (casi siempre no obstante).

Manu dijo...

Manda carallo!!! Si que está jodida la cosa que los taxistas cobran por darle la vida a un coche....

Saludos Dashiel....gracias por la re-re-bienvenida a la blogosfera.....es que el facebook no me llegaba.

;P

Saludos desde tierras galaicas

Mister Floppy dijo...

Señor Frodo, estoy convencido que más que un mal día era una cuestión de problemas económicos.
Cuando el dinero se va por la puerta, es la honradez, más que el amor, la que salta por la ventana.

Mister Floppy dijo...

Manu, se agradece el poder leer de nuevo las entradas de tu blog.

Publicar un comentario