Apple iPad o como vender la moto

Desde días antes de conocerse los detalles del nuevo producto de Apple, una tablet denominada iPad, los mass media ya auguraban que iba a convertirse en un serio competidor para Nintendo y Sony en el campo de las videoconsolas y que, probablemente, haría lo propio con el Kindle de Amazon y los Netbooks.

Es indiferente que carezca de controles físicos y por tanto la jugabilidad quede lastrada, es indiferente que no puedan llevarse a cabo partidas multigugador con un cierto grado de complejidad (fútbol, boxeo) dado que no es funcional que dos personas manejen la tablet al mismo tiempo, es indiferente que XBOX y PS3 estén a punto de incorporar mecanismos de control con un nivel de interactividad muy superior a los de Nintendo Wii, es indiferente que el precio del producto vaya a ser, al menos, un 200% más elevado que el de las consolas tradicionales cuando es un factor que ha venido demostrándose crucial para las ventas.

Todo es irrelevante para el cuarto poder mutado en Eva.

Pero el iPad no es solo una máquina con un potente hardware para videojuegos, también es un avanzado e-book con el que leer libros en formato digital y conectarse a internet..... obviamente carece de importancia que no incorpore una pantalla de tinta electrónica para no cansar los ojos o que no pueda abrir archivos flash hasta una futura actualización ni ser multitarea...

Todo es irrelevante,

Se trata de generar en última instancia un efecto Pigmalión, una profecia de autocumplimiento en la que se repita incansablemente algo que sugestione a los compradores para que acabe convirtiéndose en realidad.

En esas circunstancias el prosumidor, convertido en Paris, ya ha elegido a Apple por su belleza, dejando en el camino la iniquidad de las ventanas y el cadáver de IBM... no hay empresa más enaltecida que Apple ni secta sin Dios con más adeptos que la del Mac.

Pero nada de ello es lo verdaderamente grave.

Lo verdaderamente grave es que se confunda la información con la publicidad colocando sobre los cerebros un iPod hipertrofiado para que el Guillermo Tell de los geeks dispare su ballesta apuntando al bolsillo.

Se trata de borrar la línea que separa el informar del vender para que lo poco que queda de ciudadano en cada consumidor pase al mundo de los sueños después del mordisco a la manzana envenenada.

Ningún Príncipe Azul vendrá a despertarte.

Solo los enanos, los días sin colegio, para que compres el último iPod touch en el jardín de las Hespérides del PcCity.

Es molesto y de dudosa ética el que diferentes medios de comunicación públicos se dediquen a actuar de representantes de empresas privadas que deberían competir en igualdad de condiciones en el mercado otorgándoles espacio y tiempo que no se da a otras compañías del sector.

Pero sigue siendo irrelevante.

Apple va a arrasar con su nuevo chisme, los abnegados progenitores adquirirán el iPad pagando lo que sea por él e Iker Jiménez presentará una exclusiva, vía psicofónica, en la que Isaac Newton pasa a confirmar las sospechas de que concibió la Ley de la gravedad al caerle un Macintosh en la cabeza.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Amén.

Lúzeryn dijo...

No podría estar más de acuerdo.

Xabi dijo...

Coincido en parte. Una gran idea se ha convertido, en principio, en un león atado con correa, patucos en las patas, bozal y con un catéter de valium.

Sin embargo, no debe despreciarse el target. Afortunadamente, este cacharro responde EXACTAMENTE a lo que llevaba un par de meses buscando: netbook sin HDD mecánico, pantalla <10", 3G y amplia batería.
Tanto en viajes como en movilidad, hasta las narices de cargar con el portatil (2Kg) o dejarme las ojos y perder opciones web en la mini pantalla del iPhone/Touch/Nokia.
Seré etiquetado de fanboy por comprarlo, pero es el producto que mejor se adapta a mis necesidades, y jubilará a mi actual portátil. Además, es obvio que venderá. Los comentarios de ahora son los mismo que los de la presentación del iPhone (bendita hemeroteca), y unos años después, con ciertas evoluciones a nivel hard&soft, tenemos a un rey de su categoría.

Vicen dijo...

Lo único bueno es que genera competencia. Estoy frotándome las manos

Anónimo dijo...

A mi el iPad me ha defraudado.
¿En qué es mejor que un e-book o que un portátil?

Anónimo dijo...

Ten cuidado, que hablar mal de Apple es una autopista al infierno sin peajes hoy en día, y lo mismo acabas como Paul Shirley con lo de Haití, jejeje.

Hablando del aparatejo, pues muy del estilo Apple. Está bien para tenerlo en el salón y navegar mientras estás tirado en el salón y hacer alguna cosa más, hasta leer un libro si me apuras, pero siguiendo la tradición Apple te lo capan para que vuelvas a pasar por caja en un par de años cuando vayan por la tercera revisión y a un precio ridículo para el hardware que tiene -y en la keynote Jobs entusiasmado porque los analistas pensaban en 1000 dólares y estaba dando al mundo el chollo del siglo-.

Lo que si me ha gustado de iPad es que se haya basado en iPhone OS y no en un Snow Leopard, los que se quejan de esto debe ser que no han probado un tablet con Windows, porque si al final acabas utilizando un sistema operativo y aplicaciones que están pensados para utilizarse con teclado y ratón acabas mandando a la mierda la pantalla táctil. Claro, esto no quiere decir que le metas el IPhone OS, adaptes las aplicaciones principales y te quedes tan tranquilo. ¿Dónde está el soporte Flash en un aparato pensado principalmente para navegar por la web, y la multitarea? Que tenga soporte multiusuario teniendo en cuenta que está pensado para tenerlo en un salón donde lo puede acabar utilizando toda la familia no hubiera estado de más, y mucho me temo que ese reproductor de vídeo tan fabuloso al final no reproducirá ni un jodido DivX y tocará adaptar todas las películas -o mejor, se las compras a Apple-.

Por la parte hardware se echa de menos un lector de tarjetas de memoria -pero claro, así quien iba a ser el idiota que paga 100$ más por cada 16 Gb de memoria extra-, un USB estándar, una cámara frontal para hacer videoconferencia -la trasera no digo nada, hacer fotografías con eso sería como llevar la pata de jamón a una acampada en lugar de un bocadillo- y una salida de vídeo también estándar.

Pero claro, ¿para que le van a meter todo esto?. Que luego a ver que les decimos a los que compren el aparato ahora para que vuelvan a pasar por caja pasado un tiempo.

Para acabar, todavía estoy alucinando que Apple sea tan cutre como para soportar la ejecución de las aplicaciones existentes del App Store para IPhone y IPod Touch en el IPad. Esto te lo esperas de Microsoft, no de Apple. Y lo último que he leído de algún iluminado pensando que acabará habiendo soporte Flash, que lea mejor antes esto http://www.theregister.co.uk/2010/01/28/adobe_disses_ipad/ .

Anónimo dijo...

¿Y nadie dice nada del precio?

¡¡Entre 499 y 829 dolares!!

http://www.apple.com/ipad/pricing/

monttse dijo...

Yo estaba más pendiente de una Tablet de Toshiba y ni me había enterado de eso hasta hace dos días por una conocida.

De la marca solo tengo el ipod touch, el telefono no me convenció cuando salió y me compré otra marca que me ha dado muy buen resultado y además es mucho mas "cool". Los ordenadores costaban casi el doble por las mismas calidades tecnicas que tenía el que yo me compré.

No entiendo la mania de tdos los geek y pijos de endiosar a la marca y tratar al que no tiene sus productos como a un paleto tecnológico.

A mi, que siempre he sido una fan de lo tecnológico no me comen la cabeza.

Anónimo dijo...

Pero eso pasa con todo

Audi, BMW, Mercedes, pura apariencia, Mazda, Mitsubisi o Alfa Romeo compiten en igualdad, pero .........

no es lo mismo

SergioMZ dijo...

No tengo ni he tenido nunca nada de Apple, y quizás lo único que caiga sea un iPhone cuando jubile mi teléfono con el que estoy encantado (Nokia 5800, cuando lo compré ya tuve ocasión de comprar un iPhone). Y a lo mejor luego se me cruzan los cables y cae una BlackBerry.
¿Pero un iMac? Ni loco, vamos. Es lento, es raro, es muy "exclusivo", y vale que a nivel de gráficos es muchísimo mejor, pero para usuarios normalitos como la mayoría con un portátil normal Windows vamos sobrados. Porque además es eso, tú no puedes instalar el OS en un portátil cualquiera, tiene que ser el suyo con sus teclados, ratones, y todo tipo de accesorios que te venden a precio de oro.
Y aunque se vea todo tan bonito, como la mitad de cosas no las veo demasiado lógicas/bonitas. Por ejemplo, el iPad lo veo una mezcla rara entre e-book, iPod touch y portátil, que en realidad no cumple bien ninguna de las tres funciones. A precio de oro.

Otro día Dashiell puedes hablar de Tous y de las pulseras Pandora. :D

(Apunte: Anónimo (último), Audi no es sólo nombre. En mi familia tenemos Audi desde el 2000, en poco nos entregan el tercer coche que tenemos desde ese año, y es un tercer Audi. Estamos muy satisfechos, y realmente hablamos de coches de la gama normalita de Audi. Son coches seguros, muy cómodos (se nota incluso cuando cambias a Mercedes), fuertes, potentes, bonitos, y que no dan problemas. - Que nadie se lo tome como spam, por favor.)

Manolo dijo...

No sé bien si el Apple iPad será un éxito o no, los equivalentes de Windows no lo han tenido, pero la idea general me parece que es buena. Los iPhones más mejores han salido un tiempo después, y supongo que pasará lo mismo con el iPad. Steve Jobs lleva tiempo intentando hacer esto, una lástima que los Newton por ejemplo no tuviesen mucho éxito.

Por partes: el sistema operativo sí que es multitarea, es una variante del OS X, que es una especie de Unix. Se ve que para hackearlo hay que entrar con SSH, como a la AppleTV. Lo que pasa es que Steve Jobs en su sabiduría ha determinado que los desarolladores de aplicaciones no pueden ejecutar procesos en el background para que el teléfono esté siempre disponible.

No sé si os acordaréis de cuando los Mac iban con los procesadores aquellos 68000 de Motorola: cuando hicieron el Lisa, tenía multitarea de verdad, cuando lanzaron los Macs al principio era monotarea aunque la serie 68000 hubiera soportado protección de memoria por hardware. Después de esto, sacaron el Switcher y luego el Multifinder, que soportaba una especie de multitarea mientras todos los programas se portasen bien. Quizás pase algo similar con el iPad.

Lo de leer libros yo creo que sí es una buena idea a pesar de que no tenga la tinta electrónica. Hace unos meses me suscribí a Questia, una biblioteca de humanidades online con acceso por iPhone y web. Desde que estoy suscrito he leído bastante en el telefonillo. Hay incluso Kindle y otros lectores para otros formatos. El llevar un montón de libros encima por si quieres leerlos, creo que es una idea estupenda.

Yo creo que algo que va a tener éxito es el usar el aparato para leer comics. Ya hay unas cuantas aplicaciones para esto, pero la pantalla del iPhone hace muy incómodo leerlos.

Hay otras aplicaciones que sólo funcionan bien en cacharros como estos. Por ejemplo Billings te permite mandar recibos desde el telefonillo y se sincroniza con el de Mac. Hay clientes también para aplicaciones varias de tipo CRM que puedes llevar en el bolsillo.

El tener una agenda electrónica en una pantalla grande con sincronización online va a ser una cosa estupenda.

El caso es que hay un montón de juegos del iPhone y algunos de ellos no están mal. Hay uno que se llama NOVA que es como un Halo en miniatura y soporta lucha en red con otros usuarios (me parece que es sólo con wifi) Dungeon Hunter es como un mini Diablo que tampoco está mal. No tienen nada que ver con los juegos de la Nintendo DS, pero para ser un juego que corre en un teléfono son muy presentables. Lo de que no tengan botones de verdad es un poco de problema, pero a los juegos estos se juega bien. Supongo que sacarán versiones de iPad mejores, lo mismo para las aplicaciones. Este es un aparato más para "casual gamers" que para el "hardcore WOW gamer."

Yo creo que el problema del aparato es que no está abierto y que los desarrolladores tienen que mandar las aplicaciones a Apple para que las apruebe. Una consecuencia de esto es que no se pueden poner Divx de manera fácil. Hay unos servidores de vídeo que los instalas en tu Mac y te convierten a un formato que puedes ver en el iPhone a través de wifi. En el Reino Unido, el iPlayer de la BBC funciona en el iPhone.

Los aparatos de Apple siempre han sido caros. A veces el hardware es similar al de chismes mucho más baratos. El software sin embargo es estupendo. Es como un Linux bonito y en el que no tienes que ir a la consola a no ser que realmente quieras hacer eso. Esto se aplica lo mismo al telefonillo, que al AppleTV que a los portátiles.

(Esto ha sido un mensaje del departamento de agitación y propaganda de Apple Computer)

:)

Anónimo dijo...

¿ que me dices Sergio MZ? Y hay gente con varios Alfas, Mitshu o Mazda, y nunca han tenido un problema, y curiosamente gente que les encantan los coches y rallys (mecanicos , pilotos, aficionados a carreras)

A veces el problema es saber venderse y los alemanes lo saben hacer, como apple, y la gente se lo traga.

Hoy hace más un buen marketing que un buen producto.

SergioMZ dijo...

Ya lo sé, Anónimo, ya lo sé. Lo único que decía (a modo de opinión, no pretendo debatir) es que, al menos en el caso de Audi, la publicidad no es el único motivo. La gente que compra un Audi suele repetir porque está contenta. Igual que debe ocurrir con otras marcas, yo hablo de Audi porque es la que conozco.

Pero como bien dices, el iPad ha venido a demostrar que una buena publicidad es lo único que hace falta para vender "chatarra" a precio de oro.

Publicar un comentario