Adentrándose en Rusia

La oficina del paso fronterizo era gris. En la cola solo había algunas mujeres con sus pasaportes abiertos y el pulgar clavado en la hoja de su foto.

"Van a exigir que nos identifiquemos cuatro veces, este lugar es poco transitado pero aún con ello si los oficiales deciden que van a revisar hasta el último detalle nos pueden mantener en la frontera durante horas...." dijo Saara  delante de mi y sin girar la cabeza.

"Ya veo"

"¿Habías estado en Rusia antes?" ¿Moscú, quizás San Petersburgo?" dijo en voz baja

"No"

"Entonces va a ser toda una experiencia para tí, este no es el lugar que visitan los turistas, es el país real y créeme, está muy lejos de lo que un europeo haya podido experimentar en su continente"

Esperamos en la cola en silencio hasta que llegó el turno de Hilkka, fue rápido, también con Saara, que tras separarse de mi en la línea pudo superar el control en unos instantes.
Llegó mi turno, entregué el pasaporte a la mujer soldado de expresión ininmutable y permanecí de pie frente al cristal. La chica tenía una mirada sin rastros de calidez y una patente economía militar de gestos.

Al poner sus ojos en la cubierta dónde figuraba mi nacionalidad sus cejas se arquearon de forma ostensible.

                                                        "UNIÓN EUROPEA"
                                "ESPAÑA"


Karelia solo era cruzada por rusos en busca de empleo y algún grupo de finlandeses tratando de conseguir alcohol barato. Qué hacía un español allí, intentando adentrarse en una de las zonas más pobres del país           ex-comunista fue algo demasiado extraño para la oficial.
La chica revisó todas las medidas de seguridad del documento, también los datos de mi visa y el folleto en el que explicaba las razones por las que quería entrar en el país.
Tras cinco minutos abandonó la caseta acristalada y desapareció con mi pasaporte.
Perdí la noción del tiempo hasta que regresó con una hoja en blanco, tras garabatear en ella unos guarismos de la pantalla del ordenador levantó el teléfono y comunicó algo, la voz al otro lado del hilo la hizo asentir.
La soldado colgó y después de mirarme con disimulada sorpresa puso el pasaporte en el hueco del cristal.


Lo cogí y abandoné la oficina.


Al otro lado del paso fronterizo esperaba el coche con Hilkka y Saara.


"Ahora podemos entrar en Rusia" dije


"Por supuesto, solo debemos superar otros tres puntos de identificación"

11 comentarios:

Saara dijo...

One thing that I have to notice that you didn't probably realize is that it's not cheap to pick anything from Russia. There are very hard limitation because Russia is not part of EU.
People are going to Russia to have a holiday, explore new things, relax, visit battle fields of the fore fathers.

Like we did this weekend.

But was it cheap:
visa 50€
gas for 400 km 40€
accomondation 60€/night (you cannot bring alcohol if you go the for a day trip)
eating 10€ (this is cheap)

So your travel cost you about 160€.
And you can bring 1 liter of alcohol, 16 litres of beers.
Maybe I get booze little bit cheaper (about 150€ cheaper) from home when I need it :)

What people close to border area really go to pick behind the border is gas. For gas you need to be only 4 hours other side.

monttse dijo...

Bueno bueno... con eso de ser europeos ya nos hemos olvidado lo que era cruzar fronteras :)

Yo para ir a Italia, por tren, hace 14 años, pasé por Port Bou y tuvimos que parar, pasar por dos pasos fronterizos en la frontera hispanofrancesa y cambiar de tren, todo esto sólo para continuar por Francia!

Pasamos por Mónaco y llegamos a Italia pero no tuvimos que hacer más paradas. Todo se revisaba en el tren.

L. dijo...

Hay que reconocer que tienes una habilidad cojonuda para generar interés, ya nos irás contando como es Rusia, suena interesantísimo.

Saara dijo...

Yeah and I'm waiting for your other entries of Russia.
Not many foreigners can see such Russia than you did this weekend! :)

Ramon dijo...

Pues para entrar en Moscu por el aeropuerto de Sheremetievo 2, o en Sankt Perterburg por su aeropuerto, solo hay un punto de control, como en todas partes. El control es siniestro, y el uniformado de turno trata de aparentar una torva seriedad.
Lo primero que uno aprende en Rusia es que hay dos tipos de rusos: los uniformados y los de paisano. Los uniformados suelen ser mas bien desagradables, los de paisano son de una calidez excepcional. Por descontado que cuando a un cálido ruso de paisano le pones un uniforme, cambia instantaneamente a peor.

Pedro dijo...

En Rusia hay que tener mucho cuidado con la policía y con el ejército, como decidan enviarte a comisaría se puede acabar pasando muy mal a menos que se suelten algunos billetes por delante, en Rusia no saben ni quieren saber de derechos humanos eso es para los imperialistas. Mejor no hacerse el listillo delante de ellos.

furi3r dijo...

me encanta tu blog, me ha pillado con un libro de ruso ahora mismo entre las manos, ...despues de un año viviendo en eslovakia, se le coge gusto a todo el rollo del este.
te recomiendo pasar una frontera ukraniana a las 2 am, o una kosovar donde solo hay 4 no albano-kosovares, experiencias para recordar sin duda.

Anónimo dijo...

Anda que, como dice Ramón, menudos hijos de puta hay como uniformados en los antiguos? países comunistas.

Roberto dijo...

Yo todavía recuerdo el paso de frontera ucraniana en un tren desde Moldavia a las 4 de la madrugada. Toda una experiencia. Pero más espectacular fue sin duda para entrar a Moldavia donde, habiendo coincidido tres españoles en una furgoneta-bus, nos interrogaron llegando a preguntarnos si pertenecíamos a la "mafia española de Chisinau" (WTF?!)

Dashiell dijo...

Roberto, Ramón, Furi3r, Pedro, muy interesante.

Saara, I agree with that.

Monttse, la frontera entre Finlandia y Rusia es un poco "especial" dado que era el único lugar dónde Rusia entraba en contacto con el mundo capitalista.

Anónimo dijo...

Pues yo he estado en Rusia varias veces, y también he viajado a Estados Unidos, y para entrar en Estados Unidos uno lo pasa muchísimo peor que para entrar en Rusia.

En Estados Unidos te mandan abrir todas las maletas, explicar para qué es cada cosa que llevas, te miran TODAS las páginas del pasaporte para saber dónde has estado, te preguntan para qué vas allí, y como al funcionario de aduanas no le parezca suficiente las respuestas que le das, te mandan a una salita aparte y otra vez a hacer todo el ritual.

En Rusia siempre que he entrado solo te miran el pasaporte y el visado.

Publicar un comentario