Vagar

Cogí la cartera, me puse el sombrero y salí a la calle. El viento levantaba ligeramente la nieve fresca emharinando  el capó de los coches, sentí su primera ráfaga golpeándome en las mejillas como un puñetazo súbito y contundente. A veinte grados bajo cero el frío drena el alma, un alma que escapa jadeando teñida de niebla acuosa y blanquecina para deshilacharse entre el aire.

Me ajusté los auriculares antes de dar el primer paso sobre la acera vacía. En el reproductor sonaba            "The regulator".

And how many times have I prayed
That I would get lost along the way?

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen gusto, Clutch es la polla.

Anónimo dijo...

Dream with the feathers of angels stuffed beneath your head.
The regulator's swinging pendulum.

Come with me and walk the longest mile.


Montse.

Anónimo dijo...

Eso es música de leñadores.

furi3r dijo...

amo esa sensación de salir a la calle en un país desconocido, frió, nieve... es tan romántico..

Marcos dijo...

La playa estaba desierta, el mar bañaba tu piel
cantando con mi guitarra para ti María Isabel

La playa estaba desierta, el mar bañaba tu piel
cantando con mi guitarra para ti María Isabel

Coge tu sombrero y póntelo, vamos a la playa calienta el sol
coge tu sombrero y póntelo, vamos a la playa calienta el sol

Chiri bi ri bi, pom pom pom pom, chiri bi ri bi, pom pom pom pom…

En la arena escribí tu nombre y luego yo lo borré
para que nadie pisara tu nombre María Isabel

Coge tu sombrero y póntelo, vamos a la playa calienta el sol
coge tu sombrero y póntelo, vamos a la playa calienta el sol

Chiri bi ri bi, pom pom pom pom, chiri bi ri bi, pom pom pom pom

La luna fue caminando junto a las olas del mar
Tenía celos de tus ojos y tu forma de mirar

Coge tu sombrero y póntelo, vamos a la playa calienta el sol
coge tu sombrero y póntelo, vamos a la playa calienta el sol

Chiri bi ri bi, pom pom pom pom, chiri bi ri bi, pom pom pom pom



No se porque me ha venido el recuerdo de esta cancion...

Rachael dijo...

Acabo de darme cuenta de que soy tu visitante Nº500.000. ¡Qué fuerte!
No es que quiera parecer impaciente, pero como no he oido una sirena en mi ordenador, ni he recibido un mensaje felicitándome por esta circunstancia, tengo curiosidad por saber mi premio: tal vez un viaje a Finlandia con todos los gastos pagados, tal vez un libro dedicado por el escritor D. Hammett... ¡Qué nervios...! :)

Dashiell dijo...

Rachael, La llave de cristal.
Por supuesto.

Publicar un comentario