La ideología como excusa para la perpetuación de la partitocracia, o por qué España lo tiene tan jodido.


Por alguna extraña razón los medios tratan de explicar el funcionamiento del sistema democrático atendiendo a criterios ideológicos que acaban derivando en resultados concretos. En otras palabras, si un partido progresista pierde las elecciones y es sustituído por otro conservador se argumenta que la derrota es debida a su giro ideológico hacia la derecha.

La realidad es bien distinta, el éxito o fracaso de una formación política no tiene tanto que ver con sus ideas como con  la red clientelar que es capaz de tejer.

Si se analiza el caso de la Comunidad Valenciana puede comprobarse que el gobierno de esta autonomía no respeta los prinicpios básicos que se le suponen a un partido conservador: bajo nivel de endeudamiento, gestión eficiente, ausencia de intervencionismo económico... "No hay nada más tonto que un obrero de derechas" decía Juan Barranco. Sin embargo los sueldos en la empresa pública que gestiona la depuradora de Pinedo cercana a Valencia son escalofriantes: los jardineros reciben un salario de 30.000 euros anuales, el responsable del sistema informático más de 60.000 y el jefe de planta es uno de los nueve empleados que disfrutan una retribución superior a la del presidente del gobierno. En la empresa se dan circunstancias tan excepcionales como que se disponga de 141 licencias de antivirus para solo 30 ordenadores.
"No hay nada más tonto que un obrero de derechas" se sustituye en la realidad por "No-hay-nada-más-listo-que-un-trabajador-enchufado-de-derechas".
Obviamente la depuradora de Pinedo arrastra perdidas millonarias que deberán ser cubiertas con el dinero de todos los ciudadanos o con el recorte de prestaciones sociales. Algo similar, aunque a una escala mucho mayor, ocurre en Canal 9, la televisión pública valenciana en la que trabajan 1.850 personas (una cifra más elevada que la de Antena 3 y Telecinco juntas) y que ha conseguido amasar desde los años 90 una deuda de 1140 millones de euros y que en la actualidad solo ingresa cinco por trimestre mientras que gasta más de 50.  Es decir, mantener ese vehículo publicitario para el partido gobernante en la Comunidad le cuesta a cada familia valenciana 160 euros al año más otros 1.200 que serán necesarios para hacer frente al montante de deuda acumulada.
Pero, esos dos ejemplos no son los únicos, el número de empresas públicas en esta autonomía ha aumentado un 30% en los últimos 10 años. Dadas esas cifras no sorprende el hecho de que la Generalitat se haya visto obligada a emitir bonos patrióticos al estilo de Nueva Rumasa y con un coste parecido, 8% en el caso de la compañía de Ruiz Mateos, 7'75 (4'75+3) en el de Francisco Camps, ni tampoco de que se trate de la autonomía más endeuda de España con relación a su PIB gracias a una gestión inaceptable.

En Andalucía, con un gobierno de signo diferente al de Valencia, se repiten muchas de las características del ejemplo anterior: Canal Sur también arrastra una deuda gargantuesca, y a su vez dilapida diez veces más dinero del que genera, el número de empleados, 1.667 también es superior al de la suma de Antena 3 y Telecinco y  la deuda acumulada se va cubriendo con decenas de millones recibidos anualmente a través de dinero público.
La red de clientelismo de la Junta, al igual que la valenciana, se extiende a todos los ambitos de la economía.
En el sector primario 120.000 personas reciben el PER, una cifra mucho más alta que la de parados del sector agrícola, lo que representa una de las mayores paradojas de la economía española.
Los hilos de la telaraña no se detienen ahí, la administración andaluza es la única de todo el Estado que dispone de otra paralela, dicho en diferentes términos, junto a  los 80.000 trabajadores de la Junta que han llegado a su posición gracias a su esfuerzo personal a través de la superación de exámenes objetivos existe una segunda formada por 30.000 empleados elegidos mediante métodos oscuros o por afinidad ideológica y que en la actualidad la Junta trata de equiparar a los funcionarios vía decreto lo que en la práctica no es otra cosa que un intento de asegurar los puestos de trabajo de personas cercanas al partido ante una posible perdida del poder en las siguientes elecciones, y que supone uno de los mayores casos de enchufismo generalizado de la historia. La medida, de llegar a ejecutarse, perjudicará las expectativas de todos aquellos que estén preparando oposiciones o incluso de los que traten de hacerlo en años venideros.

Las dos comunidades anteriores han sido gobernadas en las últimas legislaturas, respectivamente, por un partido conservador en el caso valenciano y por otro de izquierdas en el andaluz.
Cataluña, sin embargo, ha estado comandada por una coalición de corte nacionalista que ha dejado un balance en nada diferente a los anteriores.

–Creció un 41 por ciento el personal de las sociedades mercantiles de la Generalidad (de 4.122 a 5.812).


TV3, a su vez, acumula también perdidas siderales, solo en el año 2008 la diferencia entre gastos e ingresos del canal supuso una cifra superior a los 250 millones de euros.
El despilfarro en la Generalitat de Catalunya llegó al extremo de gastar en diferentes informes contratados a personal externo a la administración pública más de 30 millones de euros en 2007, un hecho que llevó al Tribunal de Cuentas a tener que investigar tales acciones.
Teniendo en cuenta todos esos datos no sorprende que Cataluña sea la Comunidad más endeuda de España en términos absolutos y la tercera en relación al PIB.
Sí resulta más insólito, el hecho de que durante la campaña electoral del 2010, y a pesar de haber tenido que emitir bonos patrióticos para poder pagar las nóminas de los empleados públicos, el Presidente de la Generalitat prometiese a los jóvenes catalanes un crédito-salario de 633 euros al mes, lo que representa en el fondo un caso extremo de intento de extensión de la red clientelar para conservar el poder.

Asumiendo este contexto se constata que el estado de la partitocracia en España ofrece los mismos resultados independientemente de las siglas que se encuentren en el gobierno de cada autonomía.
El funcionamiento del sistema puede resumirse de esta forma:

1.- Los partidos tratan de formar telarañas de influencia que alcancen al mayor número de personas y sectores económicos posibles.

2.- Los diririgentes intentan cortocircuitar el acceso al poder mediante pruebas objetivas borrando en la práctica todo rastro de meritocracia ya que al poder no le interesa que exista igualdad de oportunidades, lo que le interesa a los partidos es que cada persona elegida esté en deuda con su "patrón" de la red clientelar.

3.- La mejor forma de que alguien esté en deuda es ofrecerle algo que no merece. Así pues, aquellos que ostentan el poder tratarán de rodearse no por los individuos más capaces sino  por los que le ofrecen el mayor grado de lealtad. Una lealtad que ha de ser necesariamente más fuerte cuanto menos se merezca el puesto que se disfruta y que a su vez garantiza el imperio de la mediocridad por encima del de la excelencia lo que conduce a que los procesos sean cada vez más lentos e ineficientes.

4.- Este sistema acaba dañando terriblemente el tejido económico del país, pues en la práctica se comporta como un insecto que parasita al sector privado. Cala a su vez, en la mentalidad de la población la idea de que, para ser un empresario de éxito no se requiere inteligencia y capacidad de esfuerzo sino tener los contactos adecuados en la administración pública. Esta idea produce que prime la voluntad de trabajar para el Estado en lugar de abrir una empresa.

5.- La falta de emprendedores lleva a un limitado nivel de productividad que se transforma en bajos salarios  y un elevado desempleo.

6.- Los problemas estructurales de todo el engranaje político-económico del país no pueden solucionarse puesto que las alternativas al gobierno vigente en cada administración son simples siglas de otro partido que aspira no a ejecutar los cambios necesarios sino a sustituir la anterior red clientelar por la suya propia.

7.- La ideología actúa como la construcción filosófica que justifica los desmanes de cada partido pero en realidad los cambios en el poder no se realizan en base a ella.

8.- La reforma y el saneamiento de la democracia solo puede darse, por tanto, desde fuera de los entramados políticos que se turnan en el poder, pero para que el cambio tenga éxito el número de personas partidarias de él ha de ser muy superior al de aquellos que forman las diferentes redes clientelares.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Una palabra: guillotina, y no para usarla con los cuellos.

Ignasi dijo...

Bien, disfruto muchísmo con tus artículos y espero seguir leyéndolos.
Haces mucho hincapié en el concepto clientelismo, respecto a tres gobiernos autonómicos: Andalucía, Catalunya y Valencia. Curiosamente, la hipótesis de que los votantes mantienen el poder por clientelismo en Valencia y Andalucía, quizá explica los resultados (para mí) tan inexplicables de la permanencia de Camps. Pero en Catalunya no se cumple porqué el PSC se ha dado un batacazo...
¿No será más bien que en Catalunya NO estamos viendo esa situación qué dices porqué realmente no se da?
No sé de dónde sacas las cifras de funcionarios de Catalunya, pero yo casi todos los que conozco que trabajan en la administración no tienen plaza asegurada porqué desde hace años no se pueden convocar y, ¡ya les gustaría presentarse!
Fiscalmente, creo estamos mucho peor económicamente que otras comunidades, por el sistema de financiación, y además con grandes déficits de inversión pública del estado.

Nicolás dijo...

En Argentina tenemos un panorama similar al que describis en tu entrada.
Tanto en la gran mayoría de las provincias, como a nivel nacional; los gobiernos, partidos políticos y sus beneficiarios, actúan como redes clientelares y corporativas que ya encuentran enquistadas en todos los ámbitos; generando un circulo vicioso de devolución de favores y "amiguismo", que desalienta la productividad y nos condena al subdesarrollo.
Saludos desde Neuquén (Patagonia Argentina)

Juan dijo...

Totalmente de acuerdo, además yo añadiría que este "servilismo hacia su amo" genera ese analfabetismo cultural, ideológico y no me refiero a ideología política sino a que les absorben las ideas y son un gran grupo de "borregos" siguiendo a su "pastor", o sea, flaco favor nos hacen a los que de una u otra forma luchamos, pensamos y decidimos (lo que nos dejan).
Con el debido respeto y, por supuesto respetando totalmente tu comentario , Ignasi,la inversión pública del estado a la que haces referencia, queda delimitada a las competencias transferidas. y si Cataluña como autonomía quiere mas competencia,p.ej. gestión del aeropuerto (por poner un ejemplo) sería otro punto ruinoso, ¿sabes que su gestión económica se hace a base de sacrificar la gestión de aeropuertos mas pequeños y que también cumplen su finalidad? ¿Que AENA hace "caja común de todos los aeropuertos" y luego reparte (dicho a groso modo)? ¿Por qué esta discriminación? no me sirve que me digan que EL prat es mas importante que el aeropuerto de Girona, o de Zaragoza,..., u otro aeropuerto.
Si me permites, y esto vale para todas las autonomías, aquí viene muy bien hacer referencia al refranero español, o sea, como anillo al dedo; "no se puede estar en misa y repicando".

arturosc dijo...

En México también es lo mismo. Cada que hay un cambio de partido político en el poder (sea PRI, PAN o PRD) miles de funcionarios públicos son sustituidos por las personas leales al nuevo partido y/o gobernante en el poder.

Las licitaciones de obra pública "mágicamente" son ganados por amigos, compadres o parientes del funcionario en turno. El "compadrazgo" (como le llamamos en México) o "amiguismo" ha sido un mal siempre presente en mi país tequilero.

De igual manera a los gobiernos mexicanos les gusta endeudarse sin mostrar resultados. Por ejemplo, actualmente el gobierno del estado de Nuevo León es uno de los más endeudados, pero eso no evita que se sigan pidiendo créditos para "subsanar" las arcas estatales.
Sin embargo no se ven inversiones en obra pública ni en materia de seguridad, que es lo que últimamente ha estado afectando la vida diaria de los neoloneses tanto en el área rural como en la capital del estado: Monterrey.

Juanjo dijo...

Excelente artículo, como todos los que escribes. Nos hemos permitido el lujo de colgarlo en la página de nuestro partido www.prde.es si no tienes inconveniente.
Juan josé Molina http://jjmolinagallardo.blogspot.com/2009/03/democracia-consensuada.html

frgl dijo...

No me extraña que te hayas pirado tan lejos, Floppy.

Dashiell dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dashiell dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dashiell dijo...

Bien, disfruto muchísmo con tus artículos y espero seguir leyéndolos.
Haces mucho hincapié en el concepto clientelismo, respecto a tres gobiernos autonómicos: Andalucía, Catalunya y Valencia. Curiosamente, la hipótesis de que los votantes mantienen el poder por clientelismo en Valencia y Andalucía, quizá explica los resultados (para mí) tan inexplicables de la permanencia de Camps. Pero en Catalunya no se cumple porqué el PSC se ha dado un batacazo...
¿No será más bien que en Catalunya NO estamos viendo esa situación qué dices porqué realmente no se
da?



En España, a diferencia de lo que ocurría en Grecia a principios del s.XX o lo que se sa en algunos países de Sudamérica las nuevas administraciones entrantes no despiden a las anteriores, lo que ocurre es que se van acumulando capas de redes sobre otras capas de redes.
En Catalunya el Tripartir perdió no porque no existan redes clienelares sino porque, como consecuencia de la crisis, el número de personas que cree estar perjudicadas por el gobierno autonómico es superior al de aquellos que creen beneficiarse.
Y no falta razón para pensar eso: Catalunya está nadando en deuda como consecuencia de la gestión negligente del anterior gobierno de la Generalitat.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por tu artículo, te sigo desde hace un año más o menos, y me parece uno de los blogs más sensatos y bien que leo.

Respecto a lo que comentas, has dado en el clavo. El aumento de los puestos públicos a dedo en fundaciones y empresas públicas es escalofriante, dan ganas de vomitar...

Iosef

Harry Callahan dijo...

Gran entrada.

Andybel dijo...

.-DASHIELL: Yo resumiría todo lo dicho en el post de la siguiente manera:

.-EN ESPAÑA LO IMPORTANTE NO ES QUÉ SABES HACER; SINO A QUIÉN CONOCES...

.-Saludos.

Tarja dijo...

Do you really have a lack of entrepreneurs?
What I've spend time in Spain, I've noticed that Spain is full of small family companies. Especially in small towns.
And family companies most probably works similarly than they work in every other country, also in Finland; if someone in family does not have a job, he/she is working in a company & gets a salary without paying taxes.
And when taxes are not payed (and work is still done) country is in the situation that it has to cut benefits. Same people that are fooling the system, is on the barricades.

I think that getting rid of grey economy would be very important but difficult.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=BP-vvnc-9Tw

The flying penguin dijo...

Si consideramos aparte todo este sitema que describes, y nos centramos en el sistema de autonomias español:

Si un dirigente autonomico decide gastar lo que tiene y lo que no, ¿quien pagara lo que debe? La respuesta es el Estado Central y a el no se le enjuiciara por negligencia administrativa. Conclusion, lo mejor que puede hacer un dirigente autonomico para su autonomia es gastar sin parar.

Ademas, las comunidades compiten muchas veces entre si, lo que desgasta sus propias capacidades de crecer economicamente, como por ejemplo cuando se dedican a ofrecer incentivos a multinacionales para que se instalen en sus territorios.

Tarja just pointing out one relevant thing to complete your comment.
Spain is full of small business on every sector which competes to each other. The absence of firm leadership in most of our industries involves a lack of private investment and a poor innovation what consequently leads to compete in pricing.

Firms need benefits and entrepreneurs need a proper framework to work within.

The flying penguin dijo...

Se me olvido la conclusion: España esta quiza mas jodido.

frgl dijo...

Y a todo esto, ¿dónde queda la división entre lo que es gestión pública y gestión privada?

Yo también he difundido esta entrada en más de un sitio. Me parece importante que se sepa cuál es el nivel de endeudamiento que tenemos, ya que apenas se informa sobre estos temas.

monttse dijo...

Sea como fuere, yo sigo pensando que el poder que tiene la gente es muy grande y que en vez de ser tan egoistas, truhanes o protestar infantilmente, todo iría mucho mejor si se pararan a pensar en el pais, a tener un poquito más de visión de Estado... a hacer las cosas que se pueden hacer dentro de las leyes que por cierto son MUY garantistas con todos(imposible comparar nuestra legislación con una dictadura)

Y ya que todos son (sois-somos) tan listos y tenemos tantos datos y tantas carreras.. no es lógico que pida esto como mínimo?

Hasta que la gente no cambie en ese sentido, no hay nada que hacer salvo huir para salvarse.

Anónimo dijo...

La pura realidad de España PPSOE.

Con tu anuencia, lo cuelgo en el blog de Federico Jiménez Losantos.

Vivo en Valencia, soy ex-votante del pp desde las europeas.

El otro día un amigo me dijo que éramos amigos para siempre ¿no?

Le contesté:

"Sí, hasta que de España desaparezca la corrupción".

Un afectuoso saludo.

Dashiell dijo...

¿dónde queda la división entre lo que es gestión pública y gestión privada?

Fraguel, En algunos niveles ese límite está más que difuminado.


"Sí, hasta que de España desaparezca la corrupción

Sí, para toda la vida.

Lulu dijo...

Estoy sorprendida de los comentarios que has hecho sobre Andalucía porque son tristemente ciertos. Se suele decir de los andaluces que si somos vagos, que no producimos y tal pero no se menciona el hecho de que gran parte de ello se debe a la gestión del gobierno de la Junta.
Un asunto que no has mencionado y que no sabría si debería incluirse en tu argumentación son las cantidades ingentes de pequeñas y medianas empresas que, con enchufe o sin enchufe, trabajaban para el Estado y que ahora quiebran porque el Estado no paga. ¿Serían claros ejemplos de lo que pasa en Cataluña? ¿Clientes que descubren que el gobierno en el poder les perjudica más de lo que les beneficia?
Saludos desde Sevilla.

Anónimo dijo...

Es la mejor descripción de la situación política que vive España que he leído desde hace tiempo.

Afamados periodistas que escriben sus columnas en la prensa no son capaces de ofrecer un análisis tan certero como el tuyo.

Te felicito, conocí ayer tu blog y voy a seguirlo más detenidamente.

Publicar un comentario