Los peligros que amenazan la voluntad de cambio en España (y que no se tienen en cuenta)

El movimiento democrático de ciudadanos que abogan desde las calles y las redes sociales por una reforma del sistema para mejorarlo se enfrenta a una importante serie de enemigos que amenazan con destruirlo y que son los siguientes:

PRIMERO: Desconocimiento de las consecuencias de lo que se pide.
Las asambleas ciudadanas y las plataformas que debaten los cambios demandados por la sociedad confunden en la mayoría de puntos lo deseable con lo posible.
Ese es el caso, de las dos peticiones más importantes que se formulan:
La reforma electoral para conseguir la igualdad en el voto y el fin de la partitocracia.
En la práctica ambas propuestas, loables sobre el papel, no van de la mano, guardan una relación equivalente a la del riesgo y el beneficio en economía y una medida como la introducción de listas abiertas no supone en la práctica un cambio real (existen para el Senado y sus consecuencias son irrelevantes)
Dado que en España el sistema electoral es en la práctica mixto (como ocurre en muchos países, puesto que queda matizado por la Ley d'Hont) la reforma puede optar por decantarse hacia uno de los dos lados que si afectan a la calidad de la democracia:

a) Un sistema electoral mayoritario de corte anglosajón:
-Ventajas:
Se reduce el poder de los aparatos de los partidos, los electores tienden a elegir personas en lugar de siglas, la estabilidad del sistema es alta, se crea un vínculo entre el votante y aquel a quién representa.
-Desventajas:
Tendencia al bipartidismo, baja correlación entre el porcentaje de votos y el porcentaje de diputados.

b) Un sistema electoral proporcional:
Ventajas:
Se incrementa la pluralidad, se enriquece el debate político, es altamente democrático puesto que existe equivalencia entre el numero de votos y el de representantes.
Desventajas:
El sistema tiende a la inestabilidad y a la fractura (resultó desastroso en Italia), gobernar se convierte en una tarea difícil por la unión de múltiples sensibilidades y sus consecuencias son menos reversibles que las del sistema mayoritario.


Los ciudadanos españoles deben elegir una opción  u otra o cambiar la forma de la mezcolanza actual (se trata de un debate clave de grandes consecuencias) pero la relación entre representatividad y reducción del poder de la partitocracia es de proporcionalidad inversa.


SEGUNDO: La reacción de aquellos que ostentan el poder, dirigida a impedir los cambios:
Cualquier reforma del sistema va a tener que enfrentarse a aquellos que salgan perjudicados. En esas circunstancias una reforma electoral que tendiese a un sistema de corte mayoritario anglosajón se vería inmediatamente rechazada por los aparatos de los partidos políticos puesto que perderían poder. En la actualidad son asociaciones verticales de corte plutocrático a las que una reforma de ese calibre haría convertirse en organizaciones más débiles. La política pasaría a girar entorno al elector y al candidato en lugar de sobre las siglas.
Una reforma del sistema electoral que aumentase la proporcionalidad, en cambio, haría que los aparatos no perdiesen poder pero si que algunos partidos tuviesen menos representantes.  La actual ley electoral favorece al PP el PSOE y PNV, deja en zona neutra a CIU y penaliza a IU, UPD y los partidos que no pueden romper el suelo mínimo de votos exigidos. En ese estado de cosas tanto los nacionalistas vascos como los grandes partidos tratarán de oponerse a los cambios que los ciudadanos piden.

TERCERO: Confusión de la voluntad de reformas de base con la política de partido:
La fuerza de la ola de cambio reside en la cohesión del grupo y en el amplio espectro de simpatizantes. Si el movimiento termina decantándose por la demanda de sustitución del sistema económico la base de su apoyo acabará, forzosamente, fracturada.

CUARTO: Oposición de las redes clientelares creadas por los partidos.
Todos aquellos ciudadanos que disfruten de ventajas conseguidas debido a su posición cercana a los partidos políticos que se alternan en el poder seguirán optando por esas siglas que les han favorecido y respaldando sus medidas ante el temor de que un cambio que sanee la democracia pueda eliminar sus privilegios.

28 comentarios:

Anónimo dijo...

La putada es que para que un sistema sea muy proporcional las circunscripciones han de ser muy grandes y han de votarse muchos candidatos, cuantos más candidatos se votan más lioso se vuelve y acaba teniendo más fuerza la marca del martido.
En los sistemas mayoritarios con circunspriciones pequeñas conoces a tus candidatos y son ellos los que responden ante ti porque como la caguen da igual lo que diga el partido. Lo malo es que en estos sistemas los votos no valen lo mismo.
Lo que hacen muchos países es elegir un tanto de diputados con un sistema mayoritario y otros con sistema proporcional y se añaden formulas matemáticas, bueno es una cuestión muy complicada y es difícil simplificarlo.

Anónimo dijo...

Ufff... Qué tranquilidad... Me considero una de las personas integrantes de este movimiento, ya que apoyo los principios básicos y apoyo en lo que puedo. Estaba preocupada porque no sabía si al final todo esto iba a tener un efecto positivo en la sociedad o no (mi intuición me decía que sí, pero con el Nuevo Orden Mundial a las puertas nunca se sabe...).
Pero ESTO es debate político de calidad. Y, aunque todo esto sirviese solo para que este debate (que tanta falta hacía desde antes incluso de la transición) se iniciase, ya habría valido la pena todo el esfuerzo.

Foni dijo...

habría una vía que no se está proponiendo demasiado pero que a mi me parece interesantísima, elegir al president@ en demarcación electoral única (cada voto vale lo mismo) y al parlamento en demarcaciones pequeñas, con una alta implicación representante/ciudadano, no soluciona completamente el problema, pero podría introducir una mayor democracia, en el fondo todos sabemos que el paraíso no existe, pero todo lo que sea acercarse bien venido sea

Francesc dijo...

Mas o menos ese es el sistema anglosajon. Si se eligen por provincias, por ejemplo, y cada provincia tiene un numero de representantes proporcionales a la poblacion estos se deberan implicar en sus circumscripciones.

Los partidos como tales pierden poder, y como bien dice no hay personaje en poder que lo ceda amablemente.

Anónimo dijo...

Para cambiar lo que huele a podrido estaría bien...
Demasiado enrriquecimiento directo e indirecto en la política.
A pasar todos por el detector de mentiras (seguro que lo funden)

Damián dijo...

Me gustaría saber tu opinión.
Porque además de la información objetiva,mucha gente ahora busca respuestas para luchar o acabarán creciendo los blogs de expatriados.Yo ahora mismo lo estoy.

Carlos dijo...

Para mí, el único objetivo es castigar la corrupción y la desfachatez con que se aprueban leyes sinde. Listas abiertas, listas cerradas... siempre encontrarán formas de beneficiarse. La clase política actual está enferma por culpa de lo protegidos que están!!!

Anónimo dijo...

Sinceramente, la mayoria del pueblo español a votado por la continuidad del sistema, esa es su voluntad y no supone ningún peligro. Todo esto que hacéis es una perdida de tiempo que nadie quiere.

La gente quiere trabajo y estabilidad. Y los del no les votes, no se han enterado, proponiendo cambios que no aseguran estabilidad ni trabajo.

Para hacer una tortilla se cascan los huevos, sino no la hagas. AL final se ha hecho un movimiento utópico, a raíz de la ley Sinde, que a corto plazo el publico lo vera con verguenza. Desde el exterior la mayoría de la prensa internacional no se ha enterado de que iba la movida. Y aquí a la mayoría de la población se la repamplinfa.

Seamos serios en las movilizaciones al final solo había NiNis y perroflautas. Con razón se quieren quedar otra semana. Esto roza lo ridículo.

Ser realistas, proponer cosas realistas que la gente mire con orgullo. Y no unos reaccionarios que han tomado una plaza publica con un manifiesto que parece redactado por un chaval recién llegado a la universidad. Y el huerto.

Todo esto empezó por la Ley Sinde, para que la gente no se baje películas y canciones piratas, que en el resto del mundo flipan con la actitud del todo gratis spanish. Con razón el mundo artístico no se volco con las movilizaciones, que raaaaro verdad.

Anónimo dijo...

"Sinceramente, la mayoria del pueblo español a votado por la continuidad del sistema" No empecemos con medias verdades. Los que han salido a protestar no querían eliminar el sistema, sino modificarlo para que funcione mejor. Esos mismos ya dijeron que irían a votar en su mayoría. Por cierto, hay 12 millones de personas que no han votado, han votado en blanco o han votado nulo....así que tu mayoría esta un poco cogida con palillos.

Juan Manuel Dato dijo...

Que cuando uno se abstiene puede haber intereses en las mesas electorales para hacer como que tachan abstenciones e incluir votos en blanco.

Anónimo dijo...

Solo discutir la afirmación que sugieres en el primer punto, en un sistema proporcional llevaría a un batido de escaños para diferentes partidos y seria imposible relacionar tendencias para gobernar.
Pues bien, eso se llama democracia, ¿o acaso crees que va a habar un 50% de españoles que piensen lo mismo?
Si un sistema bicameral no puede llegar a un acuerdo para gobernar en consenso en un sistema proporcional, es que las personas que nos representan, no tienen la capacidad de tomar esas decisiones.
Por cierto, para un anónimo, soy ingeniero superior, con trabajo, estable, y he participado en las movilizaciones del 15M. Que fácil es criticar y que mal se queda cuando se hace sin conocimiento.

Ruben dijo...

El sistema puede ser mas complejo para paliar esos problemas, no debemos limitarnos con los modelos existentes. Se podria generar un modelo mixto.

Podriamos tener unas elecciones presidenciales. Podriamos tener dos camaras una con una circunscripcion unica controlada con otra regionalista.
La camara de circunscripcion unica podria estar formada por parlamentarios en los q su voto fuera exactamente el % de poblacion que representa ese partido.
La camara regionalista podria estar formada por 4 representantes de cada provincia elegidos en listas abiertas podiendo votar solamente a uno de ellos.
Eso reduciria el poder de los partidos en la camara regionalista e incrementaria el pluralismo politico al mismo tiempo que permitiria una mayor representacion del sentir popular.
Y lo que no hay que olvidar es que si no funciona siempre podemos intentarlo otra vez.

Roberto dijo...

Al que dice que la mayoría ha votado por la continuidad del sistema, habría que ver cómo votaría la gente si su voto no cambiara de valor según a quién se dirija.

Anónimo dijo...

Vale, no debemos discutir. Para muchos está claro que el sistema actual proporciona un poder y una permanencia a los partidos, y por ende a sus representantes, que no satisface a una gran parte de los ciudadanos.- vease voto en blanco y nulo.- y ya adelanto que no admito el comentario de "la mayoria". En este caso la mayoría somos "todos". La ciudadanía debe ser partícipe de los sistemas de elección y de su equidad en su totalidad,algo así como lo que sucede en una curva normal, ¿vale?
Así que, quien ostenta el poder tiene la obligación de considerar este descontento, haya ganado o perdido, y desgraciadamente esto es lo que parece no importarles, solo su triunfo o derrota, por tanto no puedo sentirme representado por semejantes persona.
Por otro lado y como pequeño comentario, tan responsables son de una situación tan trágica como es el desempleo, los gobiernos regionales que hayan perdido como los que se mantienen, pues el la política de empleo, es un tema "transferido".- vease institutos regionales de empleo. Por tanto NO SE ESCONDAN. Son ustedes responsables directos de lo que sucede, tanto o más que el gobierno central.
Otra pequeña puntualización, para quitar ese cortecito "xeno-raro". Los ninis y los perro flauta son conciudadanos con sus derechos, y ciudadanos del mundo, como los africanos, bolivianos, etc, no se si lo pillas ingeniero. Soy médico, trabajador público, tengo cuatro especialidades profesionales y 56 años, y por ello las cosas no dejan de ser como son.

Anónimo dijo...

¿Qué opináis de conseguir la democracia directa?

Manolo dijo...

Estuve mirando ayer la web de los manifestantes éstos y me daba la impresión de que son un colectivo heterogéneo harto de como va España, sin una visión global de un sistema para cambiar las cosas.

Por ejemplo, por una parte mentaban la nacionalización de la banca y por otra querían reducir el poder de los políticos. (!)

Yo personalmente no creo que cambiar el sistema electoral vaya a hacer mucha diferencia. Por ejemplo en Inglaterra tienen un sistema electoral distinto, que hace poco también estaban pensando si cambiar y las cosas también están de esas maneras. La gente también se agita y de vez en cuando van unos hippies a la City a gritar a los banqueros y romper las lunas del McDonalds y el HSBC.

Tampoco creo que vaya a salir nada útil de esas discussiones asamblearias, aparte de la cabeza caliente y los pies fríos.

Se me estaba ocurriendo que entre ingenieros, médicos multiespecialistas, y a saber qué otro tipo de profesionales esta web tiene unos lectores de lo más selecto. :)

Anónimo dijo...

Soy Ingeniero Informático y con trabajo estable(funcionario) y también fui a las manifestaciones.
Si desde fuera se ve mal, desde dentro de la Administración ya ni te cuento.

Superbio dijo...

Pues yo más bien creo que lo que se trata de conseguir es acabar con la impunidad en la cual operan todos los partidos políticos en el poder: sin dar cuentas a la población, que es la que lo ha puesto ahí. Quizá una de las tareas que debería abordar un auténtico tribunal constitucional (en el sentido de garante del bienestar de TODOS los españoles) fuese controlar las retribuciones descontroladas, desmanes, amiguismos y "síndrome del terrateniente" inherentes a las clases políticas, y su incumplimiento sistemático del programa electoral.

Lo más triste es que sólo votó un 50% del censo. De ese 50%, dos terceras partes se decantaron por el bipartidismo fácil, sencillo y rápido. Es decir, esa MAYORÍA que defienden por ahí es, en realidad, mucho menor que el total de gente hastiada y contraria al sistema político actual. El problema es el de siempre: movilizar en masa a todos los que están hartos, que somos más que la suma de los borregos de "donde va la gente voy yo" y los que ya le va bien esta situación. Tal vez a este movimiento de descontento le falte la figura de un líder que aglutine tanto pensamiento dispar.

Por cierto, aparte de ninis y perroflautas (ciudadanos de segunda, por lo que veo por algún comentario entre despectivo y condescendiente), había gente de todas las edades y clases sociales. Pero al final, es más cómodo irse a casita. Por si sirve, aquí un biólogo.

David dijo...

Hace algun tiempo leí un artículo sobre posibles reformas de la ley electoral, en el que se hablaban de algunos sistemas que mezclaban con éxito los votos mayoritarios con el voto concentrado, dando lugar a un parlamento mucho más equilibrado. eso sí, en ese caso, el Senado debería desaparecer, pues esa división territorial ya estaría representada en el Parlamento (al igual que pasa ahora, por cierto, es un sinsentido, y además, sin funciones claras)

El movimiento 15m debería centrar sus esfuerzos en esta reforma y en reclamar una ley de transpariencia política, pues dudo que eso lleve a una fractura social en sus demandas. Pretender cambiar el sistema económico ya sería mucho más complejo, y encontraría grandes oposiciones.

En cuanto a la democracia representativa, dudo que el país esté preparado para ello. además habría que definir que se consideran "decisiones claves para el devenir del país".

La casa siempre se empieza por los cimientos. Sin ellos, todo quedará en mera utopía.

frgl dijo...

Los que piensan que sólo había ninis y perroflautas es porque seguramente fueron a la manifestación, sí, pero con el mando de la TV y a través del canal de los perros enfurecidos...

No entiendo muy bien por qué es tan importante intentar cambiar el sistema electoral en primer lugar si luego son muchos, la gran mayoría de personas, que ni se molestan en informarse de cuáles son sus opciones, qué le ofrece cada uno.

Yo creo que cualquier exigencia de índole económica como devolución del rescate a la banca o control de salidas hacia paraísos fiscales es mucho más urgente y además haría que se tomase más en serio el cabreo justificado de los ciudadanos.

No sé, no entiendo nada... sólo que la indignación masiva está más que justificada.

Anónimo dijo...

Mismos diputados pero, en lugar de votar a, pongamos, 3 en Soria, toda Soria (provincia) quiero decir, Soria se divide en 3 circunscripciones (en función de población) y cada una vota a un único candidato. Esa es la clave.

The flying penguin dijo...

En realidad, el sistema politico responde en su base a unos requerimientos de eficiencia y equidad (politica).
Con un bipartidismo, ganamos en eficiencia, pues las decisiones pueden ser tomadas mas rapidas (especialmente si el partido gobernante tiene mayoria absoluta). Con multiples partidos como en Italia, gana la equidad. Muchas ideas representadas en los Gobiernos, pues muchos partidos se tienen que aliar para Gobernar.

Creo que en nuestro pais, las decisiones pueden ser tomadas bastante rapido y en numerosas ocasiones de nuestra historia reciente esto nos ha beneficiado. El problema es que ahora se ha perdido el norte y los intereses personales y de partido han corrompido nuestro sistema sin que el propio sistema pueda corregirlo.

En mi opinion, la reforma que deberia hacerse (y creo que con dos partidos relevantes mas en juego se ayudaria a esto) es sobre todo de control de las instituciones para evitar que ayuntamientos, comunidades o Estado funcionen DE PENA, sin control y con un excesivo gasto innecesario. O que el poder judicial se mezcle con asuntos politicos y que muchos politicos tomen decisiones que les permitan seguir en el poder y no por el bien comun.

David dijo...

LA reforma de la ley electoral viene al caso por:

- La posibilidad de que la gente se implique más y no piense que su voto, al no ir a los 2 grandes partidos, no sirve para nada.

- el hecho constatado de que un partido con más de 1 millon de votantes tenga en el parlamento 2 tristes escaños, lo cual es vergonzoso.

La ley electoral actual se creó para intentar garantizar una estabilidad necesaria tras la transición y promover gobiernos estables. Creo que esas prerrogativas ya se pueden dar por superadas, no veo el peligro atroz de caer en el caos institucional que se pretendía evitar.

Los temas económicos entran en colisión en la sociedad, donde hay una fractura clara entre liberales e intervencionistas. Por eso se debería dejar de lado en un primer momento. Son posturas más ideológicas que sistémicas. Además, al poder económico se llega a través del poder político, no al revés.

monttse dijo...

Esta voluntad de cambio en España, si se trata de lo que creo (el movimiento 15m, spanishrevolution, etc...) creo que es sólo una moda que va a pasar pronto, por agotamiento propio.

Es decir, la gente realmente indignada, entre las que me encuentro, están protestando y haciendo lo que pueden desde hace años.

No es ahora, por ver a un grupo de paises que se nos ha encendido la velita y queremos tomar "la plaza". No.

Eso de "no les votes", es una broma, no? votar es uno de los derechos mas importantes. De todas formas se puede votar o no, es algo libre, pero nada cambiará porque se abstenga 11 millones en vez de 8.

Yo si he votado, porque quiero cambios, y no he votado a ninguno de los dos grandes, porque mi dinerito por papeleta (unos 55 cms) se lo quiero dar a un partido minoritario que ya tiene en su programa politico el cambio de la ELy electoral general desde mucho antes de que se creara el 15M.

Si creeis que no hay un partido que os represente, la solución es crear un partido que si os represente.

A mi no me representan un grupo de chicos tocando el tam-tam, haciendo ganchillo, plantando un huerto ecológico en plena plaza, o que tuitean desde su iphone o su netbook lo mal que va todo.

Yo conozco gente a la que si le va mal.

Anónimo dijo...

En mi opinión el sistema está desfasado y necesitaría un cambio mucho más radical. Lo de la derecha y la izquierda quedó apartado hace años para ocupar un lugar casi anecdótico. ¿Cuántas decisiones se toman hoy en día que sean claramente de derechas o izquierdas?: aborto, matrimonio gay, ayudas a la iglesia y poco más. Que se decidan en una votación y no se haga lo que diga el partido político de turno, que en el caso de España es tirar la moneda al aire pues vamos por ciclos de PP y PSOE.

Para todo lo demás lo que se necesitan son profesionales competentes, no partidos políticos llenos de trepas y lameculos que en la mayoría de los casos ni recuerdan lo que es trabajar.

Que alguien como Pepiño Blanco sea ministro de fomento es como para que la gente se pare a reflexionar si las cosas se están haciendo bien.

Mi idea sería convertir el gobierno en una empresa con distintos departamentos más o menos independientes y en la que para acceder a un puesto primero habría que pasar un examen y luego ser elegido por votación -habría votaciones cada 4 años como hasta ahora-, sin partidos políticos y con igualdad de oportunidades para todos los que lleguen a la fase de votación, minutos fijos en la televisión pública y misma notoriedad en una web donde puedan exponer sus ideas.

Este sistema hace unos años quizás fuera una utopía por los medios que había, pero con las herramientas de comunicación que tenemos ahora mismo no es nada descabellado, y la eliminación de los partidos políticos tendría más ventajas que inconvenientes.

De todas formas soy consciente que para llegar a algo así habría que cargarse los partidos políticos, y no es fácil quitarse de encima a tanto embaucador profesional.

The flying penguin dijo...

Un apunte, creo que muchas veces se confunden y se mezclan peras con manzanas.

Me explico, una politica de derechas, puede ser por ejemplo una rebaja en el impuesto sobre las rentas mas altas, fomentando asi el trabajo o reduciendo el impuesto sobre capitales para favorecer la inversion. Esto es capitalismo y no entiende de personas ni sentimientos.

Prohibir el aborto es una politica conservadora con raices culturales religiosas.

En nuestro pais estas dos cosas se confunden. Muy probablemente porque los que hoy tienen dinero son los que ya antes lo tenian y aqui la iglesia tuvo mucho poder asi como las tradiciones.

The flying penguin dijo...

Dicho esto, una ley contra el aborto o la prohibicion del matrimonio homosexual no son politicas de derechas, sino conservadoras.

Anónimo dijo...

El mejor sistema electoral depende del país.

Lo que le funciona bien a EE.UU puede que no le funcione a los griegos.

Yo quiero hacer una propuesta de reforma electoral para España:

1º Cambiar el sistema D'Hondt por el Cociente Hare.
De este modo, todos los votos valen lo mismo. Más democrático imposible.

2º El Congreso, la cámara legislativa que defiende los intereses *comunes* de *todos* los españoles, sólo puede estar formado por los partidos que obtengan representación "suficiente" en el 51% de las provincias del territorio.
Esto anula la representación de partidos que sólo tienen representación en unas pocas provincias (nacionalistas, regionalistas, etc).

3º El Senado será la cámara de representación territorial de las Comunidades Autónomas (lo que ya es) pero con algunos cambios:
la circunscripción electoral será la Comunidad Autónoma, y en la cámara se debatirán cuestiones relativas a las Comunidades Autónomas (recordemos que tienen transferidas muchas competencias) de manera que se tengan que rendir cuentas y dar explicaciones entre sí (entre las CC.AA), así como el debatir sobre el Fondo de Compensación Interterritorial (tarea que ya tiene).

4º Los acuerdos del Senado de "cierto calado" deberán tener el visto bueno del Congreso.

5º Por supuesto, listas abiertas para Congreso y Senado. En el Senado no han servido para nada porque el mismo Senado no sirve para nada actualmente.

¿Imposible de llevar a cabo? No creo. Además, ya va siendo hora de reformar la Constitución.

Publicar un comentario