Cuando Tales de Mileto decidió hacerse rico con los mismos métodos que Wall Street

Tales de Mileto es considerado como el fundador de la filosofía occidental, también la primera persona en aplicar el uso del razonamiento deductivo a la geometría y a la que se le puede atribuir un descubrimiento matemático. Algunos historiadores van más allá, catalogándole como el padre de la ciencia por haber descartado el uso de la mitología para explicar fenómenos naturales. Menos famosa es, sin embargo,  la extraordinaria manera en la que se hizo rico.

A pesar de sus talento e inteligencia, a pesar de haber previsto eclipses o haber calculado la distancia entre un barco y la costa mediante el uso de las matemáticas, Tales de Mileto debía soportar las habladurías de la gente debido a su pobreza.

¿Si eres tan habilidoso por qué en lugar de resolver los problema del mundo no empiezas por los tuyos propios?
¿Si eres tan sabio por qué no te enriqueces, por qué no prosperas en lugar de ser un fracasado? 

Harto de las murmuraciones Tales decidió hacer algo al respecto:
1.- Debido a sus grandes conocimientos en astronomía (y su probable interés en la botánica), previó durante el invierno que la cosecha de aceitunas iba a ser excelente, teniendo eso en cuenta, asumió que disponía de una información de gran calidad para ejecutar un movimiento de inversión.

2.- Reunió el dinero que fue capaz y lo entregó como deposito para arrendar la totalidad de prensas de aceite ubicadas en Mileto y Quíos, la intención era clara: si la cosecha de aceitunas se demostraba copiosa habría una gran demanda y él se encontraría en una posición de monopolio en el sector del prensado.

3.- Firmar el contrato meses antes de la recolecta le ofrecía más ventajas añadidas: al no haber otros licitadores podía obtener el arriendo a un coste más bajo del que sería normal.

4.- Aún así Tales no disponía del dinero suficiente como para alquilar esas prensas, lo que estaba haciendo era utilizar un derivado financiero. Aristóteles, que cuenta la historia del filósofo en el capítulo IV del primer libro de su "Política", no entra en detalles concretos sobre la forma específica del acuerdo. Pero necesariamente debía de tratarse de:

a) OPCIONES: En caso de que Tales hubiera pagado por disponer del derecho a arrendar las prensas si lo estimase oportuno, lo que implicaría que tuviese la posibilidad de no hacerlo si la cosecha de aceitunas fuera mala, perdiendo en esa situación solo el depósito adelantado, es decir, todo el dinero que tenía.

b) FUTUROS: Si Tales se hubiera comprometido además a hacer efectivo el alquiler, careciendo del derecho a volverse atrás.

5.- Decantarse por un contrato del tipo a) o b) dependería de diversos factores:
La OPCIÓN le daría la seguridad de tener las pérdidas controladas en caso de un error de cálculo sobre la cosecha, pero los dueños de las prensas le pedirían un precio por el arriendo y un depósito mayores dado que si Tales se retiraba a última hora ellos deberían buscar un nuevo cliente.


El contrato de FUTUROS ofrecería la ventaja de tener que adelantar una señal más pequeña y obtener un precio de alquiler más bajo pero en caso de un error en la previsión las consecuencias serían desastrosas.


6.- En la práctica el filósofo, con independencia de haber elegido una posibilidad u otra, se estaba apalancando para poder efectuar un negocio que de otra manera no habría podido ejecutar por falta de recursos.Aún así se enfrentaba a perder todo lo que tenía, o todo lo que tenía y mucho más, especialmente en un contexto histórico en el que el impago podía llevar a consecuencias terribles. Tal como señala George Crawford, se trata del primer ejemplo histórico, del uso de derivados financieros del que se tiene información específica.  

7.- Pero al llegar la cosecha su previsión fue acertada y la producción de aceitunas muy alta.
Tales de Mileto, había, además, "arrinconado" a la demanda al monopolizar la oferta de prensado y podía establecer el precio que quisiera siempre que el límite fuera  inferior al transporte de esas mismas aceitunas a otras ciudades.

El filósofo habituado a la pobreza,  el mismo que había calculado la altura de las pirámides, se había convertido en millonario.  

Casi como en una venganza.
  

29 comentarios:

Paco dijo...

Otra entrada genial. Enhorabuena.

samuyeah dijo...

"Debido a sus grandes conocimientos en astronomía (y su probable interés en la botánica), previó durante el invierno que la cosecha de aceitunas iba a ser excelente"

¿Ah si? ¿Debería preguntarle a la bruja Lola por mi próxima cosecha de tomates?

"Reunió el dinero que fue capaz y lo entregó como deposito para arrendar la totalidad de prensas de aceite ubicadas en Mileto y Quíos"

Tan pobre no debía de ser... lo siento pero no me lo creo, es exagerado e ingenuo. Al igual que creer en la generación espontánea.

Un saludo

Jeshua_Morbus dijo...

Ya había oído hablar de esta anécdota años ha en uno de mis viejos libros de matemáticas de la ESO.

Siempre se agradece que alguien salga con los detalles de la historia que revelan que el genio era, además, un visionario con las gónadas de acero (el riesgo entonces era mayor que hoy día, asumo, en el que los responsables de grandes descalabros financieros se salen de rositas todos los días).

José Ignacio García dijo...

Bravo! Interesantísimo artículo :)

Anónimo dijo...

Me parece que te has columpiado un poco yo he leído el libro de Aristóteles que dices y no viene nada de esto de las aceitunas.

Tito Migue dijo...

Samuyeah, confundes astronomía con astrología. De todas formas, la bruja Lola no es ni astróloga, es "bruja" :D

Fernando Gallego dijo...

@samuyeah si la bruja lola es botánica y astronoma, pues quizás si. La astronomia no es lo mismo que la astrología, y ciertamente es utilizada en la rpevisión de cultivos.

@anonimo pues en el enlace que se proporciona en el artículo si se cita a Tales. Y si no te fias, tambien esta esa cita en http://classics.mit.edu/Aristotle/politics.1.one.html (Part XI - Tales: Thales)

Felicidades por el artículo, por cierto. Me ha gustado mucho.

Jorge dijo...

Ante todo generas debate y eso es lo positivo. Haya errores o no es lo de menos. Y también es importante aprender del pasado.
Te aplaudo sinceramente

Anónimo dijo...

Si es que ya está inventado todo.

Anónimo dijo...

Ha estado muy interesante. Pero también me pregunto cómo es que siendo pobre ha podido dar dinero en garantía para el arriendo de todas las prensas de Mileto y de Quíos, aunque haya dado la garantía en invierno no debió ser cosa que un pobre pueda pagar. Entonces, si además de especular, juntó inversores para su empresa quiere decir que debe conocérsele como presidente de una firma de inversión. Ese Tales de Mileto era monedita de oro.

Anónimo dijo...

@samuyeah Confundes la "astronomía" con la "astrología". Desconozco la influencia de la astronomía en el cultivo de los olivos pero la astronomía tiene influencia sobre otros hechos como las mareas y las mareas sí pueden tener influencia sobre los cultivos. En cualquier caso no digo que la historia sea cierta.

Anónimo dijo...

Samuyeah creo que te estás confundiendo como dijo Fernando (que creo que te conozco pero bueno le podemos preguntar a Veiga ;) )

La historia me suena demasiado bonita, pero puede ser cierta, cuando menos es entretenida ;)

Anónimo dijo...

eh eh, más respeto, que si la historia esta no es cierta, lo que no cabe duda es que la ley de tales es suya...dar x culo en los portales. No perdia el tiempo, no,el filosofo este

Evocid dijo...

Del libro primero, capítulo 4º, de "La Política" de Aristóteles:

Citaré lo que se refiere a Tales de Mileto, a propósito de una especulación lucrativa que le dio un crédito singular, honor debido sin duda a su saber, pero que está al alcance de todo el mundo. Gracias a sus conocimientos en astronomía (...)

http://www.laeditorialvirtual.com.ar/pages/Aristoteles_LaPolitica/Aristoteles_LaPolitica_001.htm#C4

Aclarado esto, quiero también dar mi impresión de que en este punto Aristóteles se columpió un poco, tal vez haciéndose eco de una leyenda que a saber qué partes de historia cierta tendría.

No hay modo de que conocimientos astronómicos pueder servir para predecir cómo va a ser la cosecha de aceitunas de la próxima temporada, a no ser que Tales tuviera conocimientos que hoy en día se ignoran.

samuyeah dijo...

Pido disculpas por haber confundido astrologia con astronomía (y eso que tenía un juego de astrónomo de pequeño fíjate tú por dónde...). Aún así, que yo sepa, desde la edad media que no se tenían en cuenta ninguna de las 2 "ciencias" a la hora de predecir cosechas... (aunque la astronomía es muy útil para saber el momento exacto de plantar o cosechar).

Como metáfora de la vida está muy bonita esta historia y es normal que a todos nos guste escuchar este tipo de cosas (por lo de la justicia divina y tal). Pero con la que está cayendo hoy por hoy y viendo el panorama, resulta casi casi ofensivo este tipo de moralejas. Para el que quiera una explicación más amplia, detallada y realista acerca de cómo funciona el tema de la especulación con alimentos (tanto en el siglo pasado como la que se nos viene encima en este siglo XXI), recomiendo leer el siguiente artículo de una de las mejores webs de este lado del mississipi: http://crisiscapitalista.blogspot.com/2008/05/crisis-capitalista-la-gran-hambre-del.html

Un saludo

PD: ¿mareas que influyen en los cultivos de olivos?

Evocid dijo...

En todo caso, lo relevante aquí no es que tomada literalmente la historia sea cierta o no. Lo relevante es que Aristóteles nos describe hace 2500 años cómo, mediante el uso de información privilegiada, la especulación financiera y el apalancamiento, puede uno enriquecerse.

Dashiell dijo...

La historia es cierta, extraído de Política de Aristóteles:

"Citaré lo que se refiere a Tales de Mileto, a propósito de una especulación lucrativa que le dio un crédito singular, honor debido sin duda a su saber, pero que está al alcance de todo el mundo. Gracias a sus conocimientos en astronomía pudo presumir, desde el invierno, que la recolección próxima de aceite sería abundante, y al intento de responder a algunos cargos que se le hacían por su pobreza, de la cual no había podido librarle su inútil filosofía, empleó el poco dinero que poseía en darlo en garantía para el arriendo de todas las prensas de Mileto y de Quíos; y las obtuvo baratas, porque no hubo otros licitadores. Pero cuando llegó el tiempo oportuno, las prensas eran buscadas de repente por un crecido número de cultivadores, y él se las subarrendó al precio que quiso. La utilidad fue grande; y Tales probó por esta acertada especulación que los filósofos, cuando quieren, saben fácilmente enriquecerse, por más que no sea este el objeto de su atención. Se refiere esto como muestra de un grande ejemplo de habilidad de parte de Tales; pero, repito, esta especulación pertenece en general a todos los que están en posición de constituir en su favor un monopolio."

Dashiell dijo...

Cosa distinta es si, tal como señala acertadamente Evocid, los hechos reales son coincidentes con la historia que cuenta Aristóteles.
¿Hasta qué punto no fue deformándose con el paso del tiempo la forma en que Tales de Mileto se hizo rico?
¿Se basó solo Tales en la Astronomía? Improbable, mucho más teniendo en cuenta que los filósofos griegos estudiaban detenidamente la naturaleza, podría haberse fijado en las floraciones, incluso haber elaborado y recopilado estadísticas de años anteriores. Al igual que ese muchos otros detalles podrían ser como tal o simples añadidos o deformaciones.
Pero lo importante no es eso, puesto que es imposible separar la parte histórica de la mitológica.
Lo importante es que Aristóteles relata unos hechos que evidencian el uso y el conocimiento práctico de opciones y futuros, que en la base, son iguales a los de la actualidad.

Anónimo dijo...

Para Samuyeah:

Tan pobre no debía de ser. Tienes razón. Cualquier agricultor de los que cavan la tierra a diario sabría también que se aproximaba un buen año.

La pobreza es algo relativo.
Tales era un "guapo" (Khaloi) como se llamaban a si mismos los de la casta dirigente. Tenía bastante dinero como para vivir sin dar palo al agua y dedicarse a su pasatiempo, la filosofía.

Pero, no tendría los lujos de los que disfrutaban otros khaloi. Seguro que su mujer le reprochaba que no tenían un carro último modelo como el de su cuñado. Que ya se lo advirtio su madre, que tendría que haberse casado con meganito...

La historia esta tiene un componente de moralina política, diciendo que cualquiera con su esfuerzo puede llegar a ser de clase alta y, por tanto, los de clase alta lo son porque se lo merecen, por su esfuerzo, y los pobres son vagos.


Newton estudió con beca. Y descubrío la ley de gravitación universal.

Pero... Su beca le obligaba a trabajar como criado de los estudiantes ricos. Mientras unos estudiaban, Newton les limpiaba los zapatos.

Su trabajo sobre la gravedad lo hizo gracias a una epidemia de peste, la universidad cerró aquel año y dispuso de tiempo libre para trabajar el tema. Su familia tenia bastante dinero para vivir sin trabajar pero no para pagar la universidad. Newton tambien era "pobre"

Anónimo dijo...

A samuyeah, con todo el respeto, más datos:

Hace más de 20 siglos, la astronomía era una amalgama de observaciones de cualquier cosa relativa a los cielos: desde la capa más externa -el ether-, pasando por las estrellas, los planetas, el sol y LAS ESTACIONES, LAS NUBES, EL VIENTO, y LA LLUVIA!

Un abrazo.

Dashiell dijo...

La pobreza es algo relativo.
Tales era un "guapo" (Khaloi) como se llamaban a si mismos los de la casta dirigente. Tenía bastante dinero como para vivir sin dar palo al agua y dedicarse a su pasatiempo, la filosofía.

Pero, no tendría los lujos de los que disfrutaban otros khaloi. Seguro que su mujer le reprochaba que no tenían un carro último modelo como el de su cuñado. Que ya se lo advirtio su madre, que tendría que haberse casado con meganito...

La historia esta tiene un componente de moralina política, diciendo que cualquiera con su esfuerzo puede llegar a ser de clase alta y, por tanto, los de clase alta lo son porque se lo merecen


Así es anónimo, la pobreza es algo relativo, hace 150 años un español medio invertía la mayor parte de su sueldo en poder comer y para ello trabajaría 60 horas a la semana, alguien de clase media-alta no dispondría tampoco de grandes lujos.
Hoy en día un mendigo no necesita trabajar y tiene acceso a un mayor número de calorías que un potentado del s. XVIII ¿Significa que el mendigo de hoy no es pobre? ¿Qué su calidad de vida es alta por qué ha de dormir en albergues que ni siquiera necesita pagar? La respuesta es "no" , la pobreza tiene que ver con el estatus y con la valoración que el resto de la sociedad dibuja sobre un individuo.
Comparar una economía esclavista como la griega con el capitalismo del s.XXI para decidir si alguien es pobre o no es más que arriesgado.

samuyeah dijo...

@Anónimo#1: coincido contigo 100% sobre lo de la pobreza y lo de la moralina de esta historia: puro darwinismo social, que hoy por hoy lo tenemos presente desde el desayuno hasta la cena (mira que hay que tragar) y que justifica no sé qué sistemas económicos y sociales a estas alturas de la existencia humana.

@Anónimo#2: no pretendía echar por tierra el bonito cuento de Aristóteles, sólo mostrarme crítico con este porque a mi entender tiene más de mitología que de historia, y más de pseudociencia que de hechos verídicos y contrastables. Una preunta: ¿seríamos hoy capaces con todos nuestros satélites, estaciones meteorológicas y teorías científicas de predecir el tiempo que hará el año que viene por estas fechas? Aunque la respuesta fuese sí, permitame usted que lo dude...

@Dashiell: con respecto a tu último comentario (que he tenido que releer varias veces para intentar comprender qué tratabas de transmitir exáctamente), por favor, léete el artículo que enlazo más arriba porque creo que no hablamos de lo mismo (además no tiene desperdicio). Es perfectamente discutible que la proporción de población mundial viviendo por debajo de lo que se considera umbral de la pobreza y la proporción de personas que mueren en el mundo de hoy en día por falta de alimentos, agua o asistencia sanitaria básica no se ha dado jamás en la historia de la civilización (http://es.wikipedia.org/wiki/Marshall_Sahlins). Otra cosa es que los que hablamos tengamos el placer de haber nacido en un país del primer mundo y podamos disfrutar de cohetes viajando a marte desde nuestros móviles 3G.

Estaba cantado que esta entrada de tu excelente blog pretende justificar unos comportamientos (parecen estar de moda y están muy bien vistos) que van en contra de la ética y la moral y mi pregunta es: ¿qué necesidad hay? Que me lo cuente el señor Botín lo entiendo, pero la gente de la calle... ¿tanto hemos interiorizado las raídas teorías de Darwin que ignoramos sin pararnos siquiera a pensar en el sufrimiento de nuestros congéneres menos agraciados (en otros continentes)?

Unas curiosidades científicas, quizás haya que ir cambiando el chip:

http://www.youtube.com/watch?v=zDqot_uPc5s

http://www.iieh.com/index.php/component/content/article/140

Un saludo

Juan dijo...

Un anotación: por muchos conocimientos de astronomía (¿?) o de botánica que tuviera Tales dudo que fuera capaz de predecir una buena cosecha. Especialmente porque en la antiguedad aun no existían modelos fiables. O mejor dicho, el modelo más fiable era la intuición de cualquiera que llevara toda la vida en el campo.

Probablemente Tales no tuviera ni idea de si la cosecha iba a ser buena o mala. O quizá escuchó a la gente del campo. Simplemente monopolizó las prensas: fuera la cosecha buena o mala, debían pasar por él (ya que el coste del transporte en aquella época debía ser prohibitibo). Y dado que no tenía modelos fiables es probable que hasta llegara a hacer una estimación de riesgo para ver si, incluso con una mala cosecha, podía recuperar lo invertido.

monttse dijo...

A mi me ha gustado el tale of Tale,:) y los comentarios tb.

Juliano el apóstata dijo...

Muy interesante esta anécdota histórica, sin duda. Si quieres conocer otras curiosidades de la historia, en concreto de la antigua Roma, te recomiendo visitar mi blog:

http://aquellos-locos-romanos.blogspot.com/

Así como: http://lugaresconhistoria.com

Muchas gracias

nicolaw dijo...

Antes que Aristóteles, recomiendo Platón, en el Teeteto se habla sobre Tales de Mileto, la deducción, y la anécdota.... Platón siempre me ha resultado más noble que Aristóteles, que siempre me ha parecido excesivamente "occidental".. jajjajjajaj

Francisco Ferri Pérez dijo...

Impresionante artículo, en la línea de lo entendible por los no "entendidos" :)

Estaría bien escribir algunos más similares en esta línea, de Tales o de otros.

Gracias por tu trabajo.

Mosto dijo...

Lo que no consigo entender es como todavía hay gente que se pone a discutir los ejemplos y no el concepto que está detrás. Que nadie comente nada sobre "la moralina" de que la clase alta es porque se lo merece, pero sin embargo haya montones de comentarios hablando de predecir cosechas de aceitunas y alquilar prensas es algo que me da que pensar.
Como siempre una gran historia Dashiell, pero soy de esos a los que enseñaron que un rico es un ladrón o el hijo de un ladrón.
Me quedare con el concepto de que el verdadero genio y la pura determinación si pueden llegar a dar la riqueza...en contados casos.

Ernesto dijo...

Genial Tales les dió una lección a los habladores profesionales que nada tienen que hacer sino ver la paja del ojo ajeno.

Publicar un comentario