Cuando el euro de un jubilado alemán termina en los bolsillos de una prostituta de Miami


El prestigioso corresponsal británico Roger Boyes narra en su ensayo "Meltdown Iceland" una anécdota que ilustra el comportamiento irresponsable de algunos altos ejecutivos financieros nórdicos y las graves consecuencias derivadas de los mismos:





En la práctica y dado que las inversiones de Jóhannesson se realizaban a crédito, millares de trabajadores, empresarios y jubilados habían pagado los costes de las prostitutas contratadas por el multimillonario
 así como sus enormes inversiones en el continente, la mayoría de ellas ruinosas, inversiones que acabarían hundiendo la entidad .
Los hechos narrados por Boyes, y de los que también se hizo eco con diferentes matices la prensa internacional, ejemplifican el problema básico de como distribuir el coste de la crisis mundial cuando los activos que conservan los bancos no son suficientes para cubrir los depósitos colocados por los ahorradores en sus entidades.

En esas circunstancias hay tantos puntos de vista sobre la crisis como número de partes en el proceso:

1.- Los deudores, fundamentalmente ciudadanos específicos y empresas constructoras que no pueden hacer frente a los prestamos que suscribieron para adquirir inmuebles y/o edificar. Para ellos la solución óptima consiste en:

a) Reestructurar la deuda a través de vehículos encubiertos como la dación en pago retroactiva o similares.

b) Conseguir ayudas (subsidios e inyecciones de dinero, dependiendo de si es una empresa o un ciudadano)

2.- Los intermediarios. Entidades financieras  cuyo negocio consiste en distribuir el dinero de los ahorradores a aquellos que planean invertir pero que no tienen suficientes recursos en líquido para hacerlo.
Son los bancos y las cajas de ahorro, El intermediario quiere que el deudor respete el acuerdo y pague las cuotas de su hipoteca pero al ser imposible, dada la crisis y el aumento del desempleo, busca que los políticos inyecten capital en sus entidades a través de los impuestos , generando deuda o mediante la impresión de dinero desde el BCE / FED, saben que si no se les satisface ellos tampoco podrán pagar a los acreedores (es decir, la practica totalidad de los votantes) algo que conduciría al país al bloqueo de cuentas y que hundiría a los políticos en el gobierno.

3.- Los acreedores, se trata de los millones de titulares de depósitos bancarios, propietarios de planes de pensiones y bonistas, colocan el fruto de su trabajo en las entidades de crédito a cambio de un interés que les permita luchar contra la depreciación de sus ahorros y/o para disponer de un servicio rápido con el que pagar y recibir dinero de otros ciudadanos o empresas.
Creen que los acreedores de las compañías constructoras y los individuos que compraron viviendas sobrevaloradas son los bancos en lugar de ellos mismos  y por tanto consideran que tener su dinero en una de esas entidades es algo completamente seguro. Su solución ideal de la crisis pasa por un mantenimiento o mejora de los derechos sociales, la no subida de impuestos indirectos y que el coste sea asumido por  aquellos que causaron el problema.


4.- Los políticos, son los responsables de haber construído el marco legal que rige el sistema, también de nombrar a los supervisores e incluso de controlar directamente la mitad del mercado financiero a través de las cajas de ahorro. La mejor solución para la crisis, desde su perspectiva, es aquella que les permita ganar las siguientes elecciones.

Si los recursos fuesen infinitos la crisis empezaría a resolverse de inmediato, los deudores, tanto particulares como empresas recibirían ayudas y subvenciones, los bancos y cajas de ahorros tendrían liquidez suficiente para ejecutar su labor de intermediación sin problemas, los acreedores/votantes no verían menguados los servicios públicos ni subidos los impuestos, muy al contrario, estos mejorarían y los políticos que regulan esas prestaciones se mantendrían en el poder.

Pero el escenario probable es muy distinto del óptimo. En el mundo real:

El ahorrador A deposita 200 mil euros en una oficina del intermediario B, este deja en caja 10 mil, malgasta otros diez mil en indemnizaciones millonarias a sus propios consejeros y presta 180.000 al deudor C quien los utiliza para comprar un apartamento y un coche pero que no podrá continuar pagando tras perder el empleo por lo que, pasan a ser propiedad del intermediario/banco B que únicamente podrá recuperar, al venderlos, la mitad de la cifra que A le prestó.

En esas circunstancias la crisis no puede resolverse hasta que sea determinado quien va a abonar la diferencia entre lo que el ahorrador prestó al intermediario (200.000 euros) y lo que el intermediario ha podido recuperar con su inversión fallida (90.000) euros.

El político D necesita elegir quién debe hacerse cargo de la factura.

a) El deudor no tiene recursos suficientes por lo que es imposible que la asuma.
b) El intermediario tampoco pero podría dejársele caer, vendiendo posteriormente su red de oficinas y activos a la vez que se garantizan los depósitos de los ahorradores para no causar el pánico. En ese caso el precio de la crisis recaería en los accionistas de los bancos,  los propietarios de cuotas participativas de las cajas y el resto en los contribuyentes (A).
Esta opción queda descartada puesto que los políticos perderían popularidad (hay millones de accionistas), porque las entidades financieras tendrían un acceso más difícil a la financiación y también a causa de que los políticos D son a su vez la mitad de los intermediarios (B, Cajas de ahorros) y estas una importante fuente de su financiación.
c) También puede determinarse que la factura recaiga en el ahorrador pero hacerlo desataría el pánico y todo el mundo acudiría a las oficinas bancarias a retirar su dinero provocando un colapso en el sistema.

La solución no puede ser indolora y justa cuando se permite que una entidad deje dinero que no es suyo a alguien que nunca debería haberlo podido tomar prestado.

Como los políticos no son capaces de determinar sobre quién va a recaer el peso de la crisis necesitan conseguir recursos para apuntalar el sistema con la esperanza de que la situación mundial mundial mejore, para ello deben endeudarse, elevar impuestos-reducir gastos o imprimir dinero.

Como la primera opción es la que genera menos rechazo social a corto plazo el endeudamiento aumenta en todo el primer mundo, aguanta hasta que se agota la credibilidad de los gobiernos y los intereses que piden los mercados empiezan a incrementarse con fuerza, a partir de ese momento se necesita reducir el déficit a fin de poder seguir con las transferencias de riqueza desde la parte sensata de la sociedad (ahorradores y empresas que producen bienes reales) hacia la parte irresponsable (entidades financieras y agujeros de deudores).

Ese movimiento de renta provoca un grave riesgo moral: cuando se premian comportamientos irresponsables estos acabarán, forzosamente, repitiéndose.

No solo eso, además son insuficientes, por lo que ha de pasarse a la tercera opción: los recursos no son infinitos pero el dinero si lo es.

Imprimir dinero.

Tampoco va a funcionar, no hasta que se determine el sujeto pasivo de la factura



9 comentarios:

Anónimo dijo...

Los banqueros son unos pute***

Viditocho dijo...

Hola Dashiel creo que falta un factor más en la ecuación.

La parte sensata de la sociedad, la que produce bienes y genera riqueza ha tocado techo.
No hay energia adicional para generar más crecimiento. Si no aumenta la capacidad de generar riqueza. No habra riqueza extra para tapar tanto agujero.

¿Que pasará cuando la energía disponible empiece a decrecer seriamente y los "motores" de riqueza encojan? ¿Con qué se sostendrá el chiringuito?
http://goo.gl/k5Iir

Dashiell dijo...

Ese es uno de los temas centro de la siguiente entrada.
Como bien apuntas se necesita crear riqueza para tapar los agujeros, que es lo que busca Alemania: "hagan las reformas necesarias para que todo el mundo trabaje para meter dinero en el banco y que con ese dinero las entidades financieras españolas se saneen y paguen a su vez las deudas"

Pero es más fácil crear dinero que riqueza, sobre todo si se camina hacia un contexto con mucha más población en el mundo pero menos población autóctona en los países desarrollados, materias primas cada vez más caras, alza en el precio de los alimentos e incluso un aumento futuro del valor del agua dulce así como graves problemas de suministro energético barato si no se mejora el rendimiento de las tecnologías limpias o se es capaz de desarrollar la fusión nuclear.

Solo hay que leer la prensa económica estadounidense para darse cuenta que tanto los americanos, como sobre todo los chinos, ya están metidos en esa carrera con una visión a largo plazo. Europa está muy lejos si quiera de entender lo que puede venir. Por alguna extraña razón se asume que la prosperidad de las últimas dos décadas es un estado de nuestra civilización que va a mantenerse para siempre por el simple hecho de el avance histórico.

Adweblink dijo...

Muy buen Blog, te recomiendo que uses Adweblink.com es un sitio web para rentabilizar tu pagina web, vas a tener mejor posicionamiento, mayor numero de visitas y lo mas importante, vas a empezar a ganar dinero... Yo lo estoy usando hace unos meses y ya tuve mi primer pago :D... Saludos !

Anónimo dijo...

Como dice Viditocho hay más factores importantes, a parte de los que comentas en el post, lo que clama al cielo es que debamos salvar el culo a los irreponsables.

Anónimo dijo...

Estamos atrapados entre los políticos los banqueros y los sindicatos y todo el mundo arrima el ascua a su sardina sin importarles los demás.

cessione del quinto dijo...

Sin lugar a dudas que dentro de todo este problema los màs afectados son las personas con bajos recursos economicos ,que haciendo un saccrifico enorme por ahorrar ven como su dinero biene malgastado por personas inescrupulosas como este Banquero .Daniel

arturosc dijo...

Y eso es en el primer mundo de la Unión Europea, donde los gobiernos se endeudan para procurar la calidad de vida de los habitantes.. Imagina la situación en un país subdesarrollado como México donde la gente no recibe dinero del gobierno, pero éstos se endeudan para enriquecer a los políticos corruptos que no son encarcelados gracias a sus fueros y a la impunidad que existe en la antigua Nueva España.

Por ejemplo, el "Moreirazo" descubierto en el estado de Coahuila, donde el ex-gobernador Humberto Moreira utilizó documentos falsos para obtener créditos de más de 34 mil millones de pesos que no fueron a parar a las arcas gubernamentales.
http://www.vanguardia.com.mx/involucranamoreiraenloscreditosilegalesqueobtuvocoahuila-1136083.html

Anónimo dijo...

En Miami como en toda USA no hay prostitutas,
es mas, esa practica se persigue por la ley y se
multa a ambas partes involucradas en este
tipo de comercio.

Por demas esta clarisimo el analisis.

Publicar un comentario