La oscuridad de Riga


Debía estar ya muy lejos del centro antiguo pero seguí alejándome de él. Miré el reloj: casi medianoche.
Lo que en Vecriga eran catedrales majestuosas, restaurantes chic y plazas con música en vivo se convertía dos kilómetros más allá en tinieblas, silencio y herrumbre.
Casas destartaladas manteniéndose en pie a duras penas, bloques grises de estilo soviético, fábricas en abandono, aceras de superficie lunarizada...

Lo había visto en Vilnius, mujeres septuagenarias arrastrando pequeñas neveras con ruedas para vender helados por las esquinas. Mansiones de ladrillos llenas de cámaras de seguridad a dos calles de predios vacíos con mendigos borrachos.

"Cuando estés en Letonia presta mucha atención porque estarás viajando al futuro de España"

Recordé esa frase al ver un gran BMW aparcado en un jardín impoluto.

Seguí andando hasta llegar a un cruce, no había nadie, todo parecía abandonado y muerto. Me senté en la acera y saqué una lata grande del maletín, me la bebí con tres sorbos y la aplasté sobre el bordillo.
Mis pupilas se clavaron en la casucha de enfrente hasta desenfocarse. Perdí la noción del tiempo sentado bajo aquella oscuridad ajena en aquella ciudad extraña.

Me levanté reanudando la marcha. Di un vistazo a mi muñeca, como para cerciorarme de que no volvería al hotel antes de ver el sol.

A lo lejos un hombre y una mujer discutían a gritos, ni siquiera me veían acercarme pero yo continúe como un suicida hasta llegar a su posición en medio de las voces acaloradas, ambos se movían hacia adelante y atrás bloqueando la acera.

"Excuse me" dije metiendo el brazo para pasar entre los dos.

La pareja se quedó mirándome enmudecida. Quizás era la primera vez que veían a un extranjero ebrio y con corbata portando un maletín por las afueras de Riga.

Continué hasta dejarlos atrás.

Viajando un poco hacia el futuro.


26 comentarios:

Anónimo dijo...


Sí, sí, pero y lo buenas que están las letonas..

César Alonso dijo...

Por Almeria, los "Letones" son unas huevas de pescado ;-))

Cristøbal de København dijo...

CouchSurfers en Riga:

Te aloja un treintañero encantador, vive con su abuela de 90 años en un buen piso que lleva 20 años sin ser reformado. La convivencia entre abuela y nieto es tan necesaria que se funden respeto y libertad de manera natural. Te invita a los dulces típicos, te lleva en su viejo coche a sus sitios preferidos, orgulloso de vivir en una tan bonita. Te habla se sus amigos, de los jóvenes que ya no están, los que se fueron a Finlandia, los que se fueron a Alemania, lo mal que está la economía...
Es sábado y hacemos una fiesta, en crisis no puede faltar la fiesta. Bebidas típicas, botellón en casa mientras la abuela duerme. Orgulloso te ofrece lo mejor antes de bajar al centro, cruzar el río supone pasar a pagar precios europeos, precios de capital europea. De camino en coche te cuenta lo mal que está la economía, lo corruptos que son los políticos, los amigos que se fueron... A la una se va a trabajar de DJ, por un salario del este en una discoteca de precios europeos...

Bienvenidos al futuro.

Cristøbal de København dijo...

CouchSurfers en Riga:

Te aloja un treintañero encantador, vive con su abuela de 90 años en un buen piso que lleva 20 años sin ser reformado. La convivencia entre abuela y nieto es tan necesaria que se funden respeto y libertad de manera natural. Te invita a los dulces típicos, te lleva en su viejo coche a sus sitios preferidos, orgulloso de vivir en una tan bonita. Te habla se sus amigos, de los jóvenes que ya no están, los que se fueron a Finlandia, los que se fueron a Alemania, lo mal que está la economía...
Es sábado y hacemos una fiesta, en crisis no puede faltar la fiesta. Bebidas típicas, botellón en casa mientras la abuela duerme. Orgulloso te ofrece lo mejor antes de bajar al centro, cruzar el río supone pasar a pagar precios europeos, precios de capital europea. De camino en coche te cuenta lo mal que está la economía, lo corruptos que son los políticos, los amigos que se fueron... A la una se va a trabajar de DJ, por un salario del este en una discoteca de precios europeos...

Bienvenidos al futuro.

Dashiell dijo...

El tema de la emigración en Letonia es trágico: pueblos enteros que parecen haber salido de una expansión de Fallout 3 o de un apocalipsis dónde solo sobreviven los ancianos y la hierba intenta empezar a crecer por las calzadas.

Anónimo dijo...


Lo mismo pasa en Rusia, se está muriendo por dentro excepto en las grandes ciudades.

Anónimo dijo...

letonas o.....tetonas?
no se si hay una errata

Anónimo dijo...

Me encantan estas historias.
No es que no me gustara lo que escribías sobre economia,pero estas historias son muchísimo más interesantes.
Ánimo Dashiell

Siri dijo...

Mucho mejor ahora que vuelves a temas personales, la economía ya cansa en la tele como para además leerla en internet.

Anónimo dijo...

Te sigo desde que encontré, por casualidad, tu blog cuando empezabas a hablar de Islandia. Yo también viví allí, y fue interesante leerte. Me gusta como escribes sobre tus experiencias en otros países, sobre todo porque lo haces de manera totalmente diferente a la de tantos y tantos expats que parece que cuentan heroicidades nunca escuchadas, cuando en realidad son lo más parecido a los relatos de un adolescente que se ha ido de colonias.
Tú le das otra dimensión que va mucho más allá de eso.

Y, por favor, escribe más entradas de estas y menos de economía!

Anónimo dijo...

En relación al último comentario diré que...
escribe, sea lo que sea, pero no dejes de hacerlo.
Por los que te leen y por lo "catárquico" del hecho de escribir.

Anónimo dijo...

Para cuándo una actualización? echo de menos tus entradas.

Resistencia Reptiliana dijo...

Pufffff esos son los países mas miserables, tristes y oscuros del mundo, los países del báltico junto con rusia es mejor quitarse la vida que vivir dentro de eso, de hecho son los mas suicidas del mundo, yo desde Finlandia que es donde vivo y por poco tiempo, por fín :) he viajado a Suecia,Noruega,Finlandia,Rusia pero Estonia, Letonia y Lituania no voy ni aunque me paguen...fui a San Petersburgo y ya daba bastante miedo lo que veía por allí asi que imagina si te metes en lo profundo de Rusia o esos países Uffffff !!! quita, quita !!!

seorimícuaro Colombia dijo...

Muy buen relato! tuvo toda mi atención

Anónimo dijo...

yo estube viviendo en Riga durante varios meses, es verdad esa diferencia existente, de hecho mi universidad estaba fuera de la parte vieja de Riga, y la diferencia que vei todas las mañanas era sobrecogedora, sin embargo, he de decir que no comparto el punto de vista de "Resistencia Reptiliana" puesto que yo viajé por varios pueblos de Letonia, y he estado en las otras dos capitales bálticas y debo decir que son dignas de ver, es verdad que puedes presenciar momentos de tensión, pero no podemos generalizar.

elcartel dijo...

Muy buen articulo, espero leer mas de estos, felicidades.

Anónimo dijo...

Donde estas? 1 anyo sin leer este blog es demasiado!

Manu dijo...

La verdad? ....se te echa de menos.

VUELVEEEEEEEE

Anónimo dijo...

Echo de menos tus historias.

Anónimo dijo...

Me pregunto si se lo han cocinado y comido los letones....

Manu dijo...

Se te echa de menos. ...no te hagas el remolón. ..je je je

Anónimo dijo...

Una pena no leerte.

Anónimo dijo...

Aún sigo esperando tus actualizaciones :(

Anónimo dijo...

Actualización ya, por favor!!!

Anónimo dijo...

Actualización ya,por favor!!!

Anónimo dijo...

Ya se que tiene vida propia, pero espero algún día regreses :(

Publicar un comentario